Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“La Ley se adentra en unos giros verbales poco claros y deja abiertas una serie de puertas falsas que no me gustan”

Entrevista a Andrés Martín Ludeña, vicepresidente de Protecturi, director de seguridad de Evo Banco y socio experto de Aecra

Aecra09/05/2016

El socio experto de la Asociación Europea de Profesionales para el conocimiento y regulación de actividades de Seguridad Ciudadana, Aecra, Andrés Martín Ludeña, ha querido ofrecer su punto de vista sobre los servicios de seguridad privada, analizando temas como las consecuencias de la entrada en vigor de la nueva Ley de Seguridad Privada o el nivel de conocimiento del propio sector en relación a dicha normativa.

¿Después de haber transcurrido más de un año tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Seguridad Privada, cuál es su valoración respecto a la misma?

En efecto, ya ha pasado más de un año y noto una frialdad absoluta del sector en un momento en el que se cuece en el horno el nuevo Reglamento que será el que haga buena o mala esta Ley.

La Ley nace con un capítulo de intenciones muy respetable, navega por un articulado que a mí se me antoja muy extenso, y termina con un régimen sancionador que da escalofríos, y que tiene la capacidad dramática de poder incidir de manera singular sobre la continuidad o la extinción de una empresa por la severidad de las sanciones que permite imponer.

Como usuario, mi valoración es buena. Si fuera prestatario ya no la vería tan buena. Me preocupa que deja sin resolver y en la cuneta la cuestión que me parece más importante, la exigencia de formación de los profesionales de seguridad. La Ley se adentra en unos giros verbales poco claros y deja abiertas una serie de puertas falsas que no me gustan. Todos sabemos de cuales hablamos.

A modo de ejemplo doy algunas pistas: ¿Por qué no se exige de manera inequívoca una formación profesional para los nuevos vigilantes de seguridad? ¿Por qué no se exige de manera inequívoca una formación de grado para los nuevos Directores y Jefes de Seguridad? ¿Por qué no se fija un periodo temporal para que los profesionales en activo, tal y como establece Bolonia, adquieran esta formación y titulaciones regladas? ¿Por qué no se separa claramente la parte que compete al Ministerio de Educación - la cualificación - y se deja para el de Interior la segunda parte - la habilitación-, mezclando todo en un barrizal que nadie termina de entender y que todos callan? Dicho todo lo anterior, que tiene muy poca incidencia, la Ley está en vigor, lo que tenemos que hacer es cumplir su mandato y adecuarnos a la misma en el menor tiempo posible.

foto
Andrés Martín Ludeña, vicepresidente de Protecturi, director de seguridad de Evo Banco y socio experto de Aecra.

¿Estima que el sector de la Seguridad Privada tiene un conocimiento correcto del alcance y contenido del nuevo marco regulatorio de la Seguridad privada? ¿Qué aspectos potenciaría en la cultura de la seguridad?

Siempre he mantenido que los españoles leemos poco, por desgracia muy poco. El desconocimiento de la propia Normativa es una muestra de ello; y en cuanto a la falta de comprensión lectora - que tanto nos avergüenza año tras año en el informe Pisa - tiene por origen la falta de formación jurídica para saber entender lo que el texto quiere transmitir.

El preámbulo de la Ley es fundamental para entender su posterior articulado y el desarrollo de la misma, los principios rectores que la guían y el fin último que persigue alcanzar. Esta Ley es un salto de calidad excepcional, nos posiciona en la vanguardia de la seguridad privada europea, e invita a hacer una reflexión seria sobre lo que el Estado espera del sector en el futuro, sobre el compromiso de su participación en la seguridad nacional en un momento lleno de complejas amenazas que hace pocos años no se vislumbraban en el horizonte y que ahora resultan una alarmante realidad.

La Ley reconoce la madurez del sector, ¿seremos capaces de estar a la altura? A la hora de identificar posibles ejes para potenciar la cultura de seguridad, es evidente que no hay mejor escuela que la creación de foros de conocimiento y de análisis de las mejores prácticas. No se trataría de trabajar en foros generalistas, se trataría de trabajar en “foros de nichos”. Nichos específicos y con un público objetivo concreto, limitado, acotado. Buscando unos perfiles muy concretos. Hasta la fecha hay algunos ya muy consolidados, me refiero al de los departamentos de seguridad de banca, al de museos y centros culturales, al de hospitales y centros de salud. Éstos están funcionando bien, con buenos resultados y con una aceptación desde la Administración seria.

Como gran usuario de servicios de seguridad privada, defina en tres puntos: fortalezas de los servicios de seguridad privada y debilidades o vulnerabilidades en dichos servicios.

Nada más crítico para la sociedad actual que la seguridad en sus múltiples representaciones. La fortaleza del sector pues, se basa en la fuerte demanda de la sociedad actual de seguridad. Por contra a ello hay una clara debilidad, la falta de preparación y de formación de las propias empresas de seguridad y de los profesionales que las integran para dar una respuesta al nuevo marco normativo y al mapa de amenazas que nos atenazan. Amenazas que no pueden ser combatidas por las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que tienen su origen en la debilidad de los procesos de negocio y en sus planes de continuidad, en la mala práxis profesional y en el “apetito de riesgo de la propiedad y de los órganos de dirección de las empresas”.

Este “apetito de riesgo” es la auténtica amenaza, y está implantado - con carácter general desde la Administración del Estado hasta en los particulares que forman la sociedad civil -, rayando con frecuencia en la imprudencia punible y en la esencia del articulado del Código Penal en lo concerniente a las obligaciones y compromisos que se relatan en el art. 31 de dicha Norma. Así pues, tenemos la oportunidad de hacer de la necesidad virtud, formando a una generación de profesionales con conocimientos y capacidades para hacer frente a los nuevos escenarios con mayor expectativa de éxito.

¿Qué acciones, eventos e iniciativas entiende que como socio experto de Aecra, puede emprender dicha Asociación el próximo año 2016/2017 para mejora del futuro Reglamento de Seguridad Privada?

Es evidente que la actualidad en materia de seguridad pasa por cuatro escenarios de alto impacto, y en ellos se debería centrar Aecra sus eventos en el periodo 2016/2017:

  1. El futuro Reglamento de Seguridad Privada.
  2. El desarrollo e implantación de la Ley y el Reglamento de Protección de Infraestructuras críticas.
  3. La protección de la información y las ciber-amenazas, el control de la redes sociales y su impacto reputacional.
  4. El Foro de las Ciudades, a celebrar en Santander en noviembre y concretamente en los grupos de trabajo relacionados con la inseguridad, cuyos orígenes dimanan de: “Las diferencias sociales“ y ”la relación de las ciudades y sus ciudadanos con el medio ambiente”.

Estar presentes en este foro, servir de prescriptores o de grupos de opinión se me antoja un factor clave de éxito para el futuro del sector y de los profesionales.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Europea de Profesionales para Conocimiento y Regulación de Actividades de Seguridad Ciudadana (AECRA)

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.