Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Interempresas Seguridad entrevista a las principales asociaciones del sector

La opinión de las asociaciones de seguridad

María Fernández Peláez / Mª Carmen Fernández

25/02/2015

Interempresas ha entrevistado a las principales asociaciones de seguridad. El presidente de Acaes, Josep Bellot; la directora ejecutiva de AES, Paloma Velasco; el presidente de Protecturi, Jesús Alcantarilla; el presidente de Apess, Rafael Tinoco; el presidente de FES, José Manuel López; la presidenta de Aresmur, Encarna Ortiz; el presidente de FAS, Enrique López del Estal; y el presidente de Aesab, Jesús Castillo; han querido contestar a algunas preguntas concretas sobre la actualidad del sector de la seguridad así como de la Asociación a la que pertenecen.

¿Qué postura mantiene la Asociación frente a la nueva Ley de Seguridad Privada? ¿En qué medida les puede favorecer? ¿Hay algún elemento que pueda perjudicar su actividad?

Josep Bellot: La nueva Ley de Seguridad Privada responde a una demanda que el sector venía realizando desde hace ya algún tiempo. Se fundamenta en unos principios y una nueva visión de la Seguridad Privada que compartimos, y contempla y recoge algunos aspectos de gran relevancia para el sector. En el propio preámbulo de la norma destaca por un lado, la referencia a la seguridad integral, respondiendo a una realidad social muy distinta de la del año 1992, y por otro, la complementariedad entre seguridad pública y la seguridad privada, dejando a un lado la subordinación y haciendo referencia a la cooperación y la corresponsabilidad.

Tenemos una Ley en la que se recogen aspectos tan importantes como la disminución de cargas burocráticas, los principios rectores de la actividad del personal de seguridad privada, la protección de agente de la autoridad de dicho personal (si bien hubiéramos celebrado que se le hubiera otorgado la condición de agente de la autoridad), el principio de proporcionalidad, la prestación de servicios en espacios públicos, la regulación de la seguridad informática y la videovigilancia, entre otros, y la apuesta por la lucha contra el fraude y contra el intrusismo. Apuesta que va más allá del ámbito de la seguridad privada, para hacer referencia incluso a la contratación pública y a la coordinación interdepartamental de la Administración.

Nuestra valoración, por lo tanto, es en general positiva, pero no por ello debemos obviar nuestra disconformidad con el régimen sancionador establecido, que consideramos excesivo y asimismo tampoco podemos compartir la regulación de las actividades compatibles tal y como están en la norma. La relevancia de la nueva Ley es obvia pero en estos momentos las expectativas están centradas en la elaboración del Reglamento que deba desarrollarla, más aún si tenemos en cuenta que la gran parte de los artículos de la nueva norma se remiten, ya sea forma expresa o no, a su posterior desarrollo reglamentario.

foto

Josep Bellot, presidente de Acaes.

Paloma Velasco: Consideramos que, en general, la nueva Ley de Seguridad Privada es beneficiosa para nuestra industria. La anterior era del año 1992, con lo que esto conlleva, es decir, después de 22 años se había quedado obsoleta y atrasada en muchísimos aspectos, fundamentalmente en los tecnológicos. AES es una asociación que engloba empresas dedicadas a la industria de la seguridad física y de la vigilancia electrónica, con lo que los avances tecnológicos tocan muy de cerca a nuestras empresas. Por eso hemos peleado mucho para la publicación de esta ley, y para que especialmente se recogiesen en ella las normas europeas sobre normalización y certificación de productos de seguridad. Además, en su artículo 6 la nueva ley abre un abanico de nuevos campos para que se dediquen nuestras empresas (actividades compatibles) que antes no podían hacer al ser la actividad de seguridad privada exclusiva y excluyente para las empresas de seguridad. En el lado negativo de la balanza, como hemos dicho ya en múltiples ocasiones, el excesivo régimen sancionador, que ahoga a las empresas en un momento de grave crisis económica, y que en algunos aspectos, en nuestra opinión, no están justificadas.

Jesús Alcantarilla: Nuestra asociación —Protecturi— está volcada con la protección integral del patrimonio histórico, siendo la seguridad sólo una parte del sistema de gestión que hemos diseñado hace muy poco. Con todo, nunca hemos hecho un pronunciamiento oficial sobre la Ley de Seguridad Privada, dicho lo cual consideramos que era necesaria, que es innovadora, que está alineada con los objetivos y proyectos que defendemos y que nos permite mirar al desarrollo del futuro reglamento como una oportunidad excepcional para que se recoja como “sujeto obligado” el sector cultural.

España es la tercera nación con mayor patrimonio histórico y cultural, su riqueza excepcional atrae a millones de visitantes internacionales y nacionales y el impacto económico es de tal alcance en el producto interior bruto que el estado no es capaz de hacer una aproximación al dato. Nuestro pasado, presente y futuro está marcado por el arte en sus múltiples expresiones, ello merece de un especial cuidado de los gestores y administradores. El no recoger con profusión su protección y seguridad en Reglamento de Seguridad Privada sería un error estratégico imperdonable que esperamos no tenga lugar.

Rafael Tinoco: Todos estábamos esperando el cambio de la anterior ley, con más de 20 años de antigüedad, por lo que era muy esperado este cambio, valorándolo muy positivamente. Nos puede favorecer en muchas medidas, la más importante a mi entender es la protección jurídica análoga a la de los agentes de la autoridad del personal de seguridad privada frente a las agresiones o desobediencias de que pueden ser objeto cuando desarrollen su trabajo, debidamente identificados en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; también la ampliación de los servicios que pueden prestar las empresas de vigilancia, en polígonos industriales, parques comerciales y de ocio, vigilancia perimetral de centros penitenciarios, centros de internamiento de extranjeros y la participación en la prestación de servicios encomendados a la seguridad pública, complementando la acción policial. No veo nada que pueda perjudicarnos excepto el capítulo de sanciones, el cual ha aumentado considerablemente con el consiguiente perjuicio económico que pueda ocasionar, por ejemplo el olvido de algunas obligaciones administrativas.

José Manuel López: La Federación Española de Seguridad, en general, considera positiva la nueva Ley de Seguridad Privada, principalmente porque con su publicación se han abierto nuevas oportunidades de negocio para las empresas de seguridad, y se han flexibilizado ciertos aspectos que permitirán una mejora en los servicios que prestan, pero no hay que olvidar que sigue siendo una Ley intervencionista, con un régimen sancionador a nuestro entender elevado. De todas formas, queda pendiente su desarrollo reglamentario, pues, aunque es una Ley que regula muchos aspectos que la anterior Ley del 92 no regulaba, muchos de sus preceptos no pueden aplicarse con la efectividad necesaria hasta tanto en cuanto no se publique el nuevo Reglamento de Seguridad Privada. Por ello, será en ese momento cuando se van a poder valorar de una manera más concluyente, los efectos de la nueva Ley de Seguridad Privada.

Encarna Ortiz: Lo que más nos ha perjudicado en los últimos años fue la ley ómnibus, que liberó el sector de las instalaciones. La nueva ley sigue haciendo hincapié en un régimen sancionador muy duro, que comparado con otros sectores nos vemos perjudicados. Nos ha favorecido en tener la posibilidad de realizar servicios de seguridad en zonas públicas y sobre todo la protección de los vigilantes de seguridad como agentes de la autoridad en el caso de realizar un servicio bajo las órdenes directas de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Enrique López del Estal: Consideramos que la nueva Ley de Seguridad Privada es positiva y perfecciona el sector. Damos mucha importancia al hecho de haber podido colaborar en la redacción del texto aportando ideas. Nos puede favorecer en la clarificación y ampliación de las distintas actividades, tanto  de las empresas como del personal de seguridad privada. Desde el punto y hora en que el presente texto legal viene a profesionalizar aún más el sector, no vemos perjuicios. Lo importante es que todos respetemos la Ley.

Jesús Castillo: La Ley de Seguridad Privada, bien llevada, ayudaría a profesionalizar el sector. El problema sería si no se aplicase debidamente, porque favorecería la competencia desleal. Ha habido casos de empresas que se han aprovechado de estos cambios normativos, perjudicando a su vez a otras cuyos equipos funcionaban correctamente y estaban homologados. Como presidente de la Asociación, lo que pido es que se cumpla estrictamente la ley, para todos igual, y sin excepciones. De esta forma, la ley favorecería la profesionalización del sector.

¿Cómo contempla, a su juicio, la nueva ley una mayor colaboración entre seguridad pública y seguridad privada?

J. B.: Ya hemos comentado que el propio preámbulo de la Ley hace referencia a la complementariedad entre seguridad pública y seguridad privada, abandonando el concepto de subordinación y sustituyéndolo por el de cooperación y corresponsabilidad.

La madurez que ha alcanzado el sector de la seguridad privada ha comportado que desde hace unos años la seguridad pública y la seguridad privada trabajen de forma conjunta. La realidad ha constatado la complementariedad entre ambas y la relevancia que la segunda tiene para la primera. De este modo, con anterioridad a la publicación de la Ley ya se habían establecido protocolos de colaboración entre seguridad pública y la seguridad privada, que han dado resultados positivos.

Así pues, no podía ser de otra manera que la nueva norma recogiera la realidad existente, y reflejara la relación de colaboración existente. Será importante que la relevancia que la seguridad privada tiene para la seguridad pública, y en definitiva, para la sociedad, la complementariedad de una respecto de la otra y la colaboración entre ambas, rija como principio rector del desarrollo reglamentario.

P.V.: La colaboración entre la seguridad pública y la privada es fundamental para los fines de nuestras empresas, proteger vidas y bienes. Es cierto que esta colaboración ya se estaba produciendo con anterioridad a la publicación de la Ley, pero ahora está más estructurada y organizada, facilitando la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de los profesionales de la seguridad privada. Evidentemente esto facilita y mucho la labor que hacemos en pro de la seguridad de los ciudadanos. Y la sociedad se da cuenta de esta labor lo que le hace sentirse más segura.

foto

Paloma Velasco, directora ejecutiva de AES.

J. A.: Como muy bien relata la Ley 5/2014 “La defensa de la seguridad y el legítimo derecho a usarla no pueden ser ocasión de agresión o desconocimiento de derechos o invasión de las esferas jurídicas y patrimoniales de otras personas. Y ésta es una de las razones que justifican la intensa intervención en la organización y desarrollo de las actividades de las entidades privadas de seguridad y de su personal, por parte de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que tienen la misión constitucional de proteger los derechos fundamentales de todos los ciudadanos y garantizar su seguridad”. Para mejorar la seguridad pública, mediante el intercambio de información con las garantías legales, y la creación de unos órganos de encuentro. La importancia y el logro, pasa por poner el acento en el principio de la subordinación, a desarrollar más eficazmente el principio de complementariedad a través de otros que lo desarrollan, como el de cooperación o de corresponsabilidad. Creer en la figura del personal de seguridad privada en todos sus ámbitos, con el fin de que sirva para completar o perfeccionar “la suma”, en bien de la ciudadanía y de su patrimonio.

R.T.: El nuevo texto define claramente a la seguridad privada como complementaria, subordinada, colaboradora y controlada por la seguridad pública, luego creo que ha venido para acercar más a empresas y cuerpos de seguridad.

J. M. L: La ley da un paso más en este aspecto, pues se pasa de poner el acento en la subordinación a poner el acento en la complementariedad y, por tanto, en la cooperación y la corresponsabilidad, y este aspecto para FES es muy positivo, pues permite que la relación entre la seguridad privada y la seguridad pública sea más efectiva.

E. O.: Igual que la ley anterior.

E. L. E.: Los profesionales de la seguridad privada siempre hemos colaborado con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la nueva Ley reconoce, promueve y fomenta una relación más activa y profesional, así como reciprocidad en la información.  

J. C.: La policía de Albacete y las empresas de seguridad privada de la provincia tenemos una fuerte colaboración, con mucha comunicación entre nosotros. Contamos con gente muy competente en este sector. Eso no quita que, a pesar de la unión que tenemos, si te tienen que sancionar, lo van a hacer. Creemos que la nueva Ley favorece esta unión, indudablemente.

foto

Jesús Alcantarilla, presidente de Protecturi.

¿De qué manera esta nueva Ley puede entrar en conflicto con la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal?

J. B.: La elaboración de la Ley, como cualquier norma de su rango, ha pasado por un procedimiento de tramitación en el que el borrador de la Ley fue remitido a todos los órganos correspondientes para que hicieran llegar sus observaciones al respecto.

Partiendo de ello, no creemos que haya conflicto relevante alguno que merezca ser destacado.

P.V.: Sí, entra en conflicto en los temas de video vigilancia, pero este conflicto se resuelve rápido, prima la de protección de datos, al ser una Ley Orgánica y ya que la de Seguridad Privada es solamente una Ley Ordinaria. Por eso hemos solicitado que se especifique en el Reglamento cuál debe ser el mínimo espacio de seguridad para las instalaciones de cámaras de seguridad que captan imágenes en la vía pública (por ejemplo las que se ponen en los cajeros automáticos de entidades financieras).

J. A.: Es muy antiguo y manido el conflicto de intereses que se genera en la colisión entre lo privado y lo público, el interés particular en lucha con el interés general. Más aun, en los tiempos presentes donde el integrismo y las nuevas formas de violencia radical ponen contra las cuerdas el estado de derecho, el orden público y la seguridad colectiva, haciendo estresar las medidas de seguridad hasta límites invasivos en la vida privada de las personas. Se trata de una línea muy sutil que, al cruzarse, puede herir a los más celosos en la defensa de su intimidad.

Creemos que los legisladores y gobernantes españoles han sido exquisitos en el tratamiento de este asunto, y no albergamos ninguna duda de que las garantías jurídicas amparadas en la Constitución y en los principios generales del ordenamiento jurídico español son la mejor garantía de que ambos derechos – los individuales y los generales – saldrán airosos en este nuevo marco normativo.

R.T.: La verdad es que si hay discrepancia entre la Aepd, la nueva ley determina en sus Artículos 5.1 y 42 quien puede visionar y tratar las imágenes de un centro de control que es una de las dudas que surge con más frecuencia, pero hay que reconocer que los sistemas de video vigilancia estarán sometidos a lo previsto en la Lopd.

foto

Rafael Tinoco, presidente de Apess.

J. M. L: A priori no parece que tengan que entrar en conflicto ambas normas, pues en aquellos aspectos que puedan afectar la protección de datos, respeta dicha Ley o, en cualquier caso se remite a ella, como es el caso de los servicios de videovigilancia y la investigación privada.

E. O.: Entra en conflicto en las instalaciones de cámaras en zonas de transito público, no debería de haber conflicto ya que según mi punto de vista prevalece el interés general de seguridad.

E. L. E.: En este momento tenemos cierta confusión pero el Reglamento de la Ley y alguna clarificación de la Agencia de Protección de Datos resolverán estas diferencias. Es indudable que ambas han de complementarse, fundiéndose el derecho a la seguridad al tiempo de proteger los datos del asegurado.

J. C.: Creemos que no entra en ningún conflicto, van en paralelo, aunque es cierto que muchas veces hemos debatido circunstancias concretas en las que pensábamos que podían interferir las dos. Pero en general, no creemos que haya conflicto.

¿Cómo ha afectado la crisis al sector de la seguridad que ustedes representan?

J. B.: La crisis ha afectado a todos los sectores en general y por supuesto el sector de la seguridad privada no se ha librado. La reducción de los servicios, la morosidad, la falta de liquidez, los obstáculos para la obtención de crédito, la bajada de precios de los servicios, son algunos de los aspectos que han repercutido negativamente en el sector de la seguridad privada y han comportado tanto una reducción de la facturación como el cierre de empresas.

Desde Acaes consideramos que el sector de la seguridad privada debe seguir apostando por la calidad del servicio, por una formación adecuada y continua de su personal, por la innovación y por la lucha contra el intrusismo.

Precisamente porque somos conscientes de las dificultades económicas y de liquidez que tienen las empresas del sector, creemos que la calidad del servicio, que va unida a la formación y a la innovación, es fundamental en estos momentos. El sector debe evolucionar hacia el desarrollo de nuevas tecnologías y la aplicación de avances tecnológicos. Es importante apostar por la investigación y la innovación, que ayudarán a las empresas a diferenciar sus servicios y fidelizar al cliente. Y esta innovación requiere formación continua del personal de seguridad privada.

En este sentido, estamos trabajando conjuntamente con la Generalitat de Cataluña para que en la contratación pública se incluyan indicadores de todos los ítems referidos, e incentivar a las empresas de seguridad privada para que apuesten por ellos. También es importante que la Administración no sólo valore la calidad en el servicio en el momento de la adjudicación, sino que haya un control y seguimiento de la ejecución de la contratación pública. A tales efectos, también estamos trabajando para que se incluyan controles de calidad durante la ejecución de los contratos. Del mismo modo, estamos apoyando el futuro Código de Buenas Prácticas del sector servicios, y por tanto también dirigido a la seguridad privada en sus relaciones con ciudadanos, que esperamos sea aprobado durante este año, y en el que los citados extremos adquieren relevancia.

Todo ello debe ir unido a nuestros esfuerzos para seguir luchando contra el intrusismo. La dignificación de nuestro sector pasa por denunciar todas aquellas conductas contrarias a la legislación vigente, y por una actuación contundente por parte de la autoridad competente.

Por último destacar la necesidad de analizar la actuación de la seguridad privada en nuevos ámbitos en los que actualmente tan sólo está actuando la seguridad pública. Consideramos que la seguridad privada es lo suficientemente madura para asumir nuevas responsabilidades y complementar a la seguridad pública.

P.V.: La crisis no llegó a nuestra industria tan pronto como a otros sectores, llegó más tarde pero ha afectado muchísimo en la caída de la facturación de nuestras empresas e incluso el cierre de algunas de ellas. Lógicamente, la ausencia de contratación pública, así como la grave crisis producida en la construcción, ha hecho mella en nuestras empresas, que han tenido que encontrar otras oportunidades y nichos de negocio en los que antes no trabajaban, así como salir de España incluso para encontrar otros ámbitos.

J. A.: El objetivo primordial del PH, es proteger a las personas y a los bienes, teniendo en cuenta que el daño al patrimonio tiene un valor incalculable y que es insustituible. Sus componentes básicos en la protección son: el Valor, el Protector, la Amenaza. Los parámetros básicos para una gestión eficaz y eficiente de la seguridad, es la investigación, el desarrollo y la innovación. Siendo su posicionamiento diferenciador: la mentalidad.

La crisis ha provocado una relajación y pérdida de mentalidad y actitud en lo referente a garantizar la seguridad de las personas y de los bienes, atendiendo a las peculiaridades propias de la custodia y conservación de las obras de arte.

Ha provocado que esa protección-seguridad en la seguridad patrimonial se haya visto como un Gasto y no como se debería haber visto, un Coste necesario, una Inversión en medidas de seguridad. Lo obvio es invertir cuando más se necesita y en los momentos más críticos en los apartados riesgos-amenazas-vulnerabilidades. La protección del PH necesita día a día de unas contramedidas elementales en seguridad: la detección-disuasión-la dilación y la defensa.

R.T.: Hemos sufrido la crisis como todos los sectores en nuestro país, ya que la demanda tanto de los organismos públicos como del sector privado se ha visto mermada por dicha crisis; pero creo que en este 2015 veremos despegar la economía y con ello las expectativas de crecimiento de nuestras empresas.

J. M. L.: El sector de la seguridad privada ha sufrido y sigue sufriendo los efectos de la crisis, lo que ha obligado a muchas empresas a realizar recortes salariales, despidos, e incluso el cierre de muchas de ellas. Esta crisis ha golpeado muy fuerte a las Pymes, pues algunas han perdido clientes importantes, o han visto reducidos multitud de servicios y conexiones que les ha llevado a tomar las medidas anteriormente expuestas.

En cuanto a cifras, podemos decir que desde el año 2.008, la facturación de las empresas de seguridad ha ido descendiendo hasta alcanzar unas cifras que son muy difíciles de mantener: el año 2013 cerró con una caída de alrededor del 7% de la facturación.

Aun así, las asociaciones patronales más representativas del sector, de entre las que se encuentra FES, se han esforzado en la negociación del convenio colectivo, pues se ha acordado una subida del 0.5 % para el año 2015.

foto

José Manuel López, presidente de FES.

E. O.: Ha afectado por un lado a las empresas que disponen de menos presupuesto para la seguridad, así como a los particulares que también prescinden de la seguridad sobre todo en la segunda vivienda. En cuanto a las empresas de seguridad, ésta situación de crisis ha dado lugar a una guerra de precios fomentando una competencia desleal.

E. L. E.: En esta crisis todos los sectores estamos sufriendo dificultades económicas. Los sistemas y servicios de seguridad no hemos sido ajenos a estas dificultades, no obstante, hemos sabido ajustar convenios colectivos y continuamos en ello, para de esta forma, aguantar y mantenernos hasta que lleguen mejores tiempos para todos.

J. C.: Debido a los despidos que se han tenido que llevar a cabo, el sector está hundido. Las empresas con mayor peso estructural están fastidiadas. Si tienes que dar servicio, necesitas una estructura. Para ello necesitas personal, medios técnicos, medios de transporte, etc. Es decir, una empresa de seguridad conlleva unos gastos muy altos, y muchas veces los clientes no comprenden los precios de los servicios que realizamos.  Se necesitan unos ingresos muy elevados para mantener una empresa y muchas veces, por mucho que factures, te quedas corto. Con la crisis, ha habido muchas bajas de servicios, se han quitado muchas alarmas con la intención de ahorrar en gastos, y eso lo notan las empresas.

¿Cuáles son los objetivos de la asociación para el año 2015?

J. B.: Este año Acaes cumple 30 años desde su constitución formal en 1985, aunque la actividad se inició en 1983 sin haberse constituido formalmente como asociación hasta dos años más tarde.

De cara a este nuevo año que se inicia, seguiremos trabajando como desde hace 30 años Acaes lleva haciéndolo. Defenderemos los intereses de nuestros asociados y participaremos en todos aquellos proyectos que lo puedan hacer posible. Más concretamente, como miembros de la plataforma multisectorial contra la morosidad, estamos apoyando la elaboración y publicación de un régimen sancionador que ahora no está previsto en la Ley 15/2010. El objetivo es rebajar la media de días de pago que actualmente, según datos de Pimec del 2013, está en 111 días la Administración y 85 días el sector privado. Dicho régimen sancionador debe ser ágil y económico, para incentivar las denuncias por incumplimiento de la Ley y dotarlas de un resultado efectivo.

Como miembro también de la Comisión de Relaciones laborales y recursos humanos de Pimec, seguiremos haciendo llegar al Govern de la Generalitat y al Gobierno de España las propuestas que desde la Comisión se están elaborando para incentivar la actividad empresarial.

Más concretamente refiriéndonos al sector de la seguridad privada, seguiremos apostando por la formación de nuestro personal, para consolidar al sector como un sector maduro, profesional y responsable. Nuestra apuesta por la formación ha sido y es importante por cuanto que influye positivamente en la calidad del servicio, y es reclamada por el mercado. La evolución constante de la tecnología y el y uso intensivo de la misma, debe formar parte de la formación de nuestro personal y Acaes apostará por ello. Asimismo seguiremos atentos a la tramitación del futuro Reglamento de Seguridad Privada, respecto al cual ya hemos hecho llegar nuestras propuestas concretas. Estaremos pendientes de la apertura del trámite de audiencia para poder examinar el texto que se publique y hacer llegar las observaciones que consideremos convenientes.

Desde el punto de vista institucional, seguiremos trabajando para que nuestras relaciones con las Administraciones públicas sigan siendo tan dinámicas y estables como hasta ahora, formando parte en todos aquellos grupos de trabajo o comisiones que se vayan creando y a los que Acaes sea invitada a participar.

Desde el punto de vista internacional, seguiremos, como hasta ahora, en colaboración con la Cámara de Comercio y Acc1ó, divulgando, informando y potenciando la internacionalización de las empresas asociadas.

P.V.: Nuestros objetivos para este año son:

  • Mantener la representatividad de AES
  • Implementación de los estatutos y del código de conducta
  • Organización 11º encuentro Seguridad Pública
  • Influir en la creación del Reglamento
  • Reuniones periódicas de las áreas de trabajo
  • Colaboración con otras Asociaciones de la Industria
  • Representación internacional: Asambleas de Euralarm y Eurosafe
  • Utilización comunicaciones electrónicas
  • Ampliación del número de miembros asociados.

 

foto

Encarna Ortiz, presidenta de Aresmur.

J. A.: A partir de nuestra tríada fundacional que pivota en la prevención-protección-salvaguarda del Patrimonio Histórico (PH). Protecturi se embarcó en el mayor reto que como asociación nos podíamos plantear: la elaboración de un Sistema de Gestión del PH. Una manera de generar Know-How, y concienciar a los agentes implicados del valor de desarrollar un modelo de Cultura de Seguridad en la Seguridad de la Cultura, basado en procesos.

Seguir avanzando en la protección del PH en el itinerario profesional. Seguir buceando en los valores personales para conseguir mejor respuesta, tanto a nivel personal, colectivo, de ciudadanía, de protección.

Seguir difundiendo el concepto de seguridad y protección más allá de los entornos que tradicionalmente son aceptados como propios. Esa conducta dará las sinergias para alcanzar la transversalidad como hilo metodológico y funcional.

Seguir mentalizando a todos los actores de la importancia de una buena formación y un aprendizaje continuo como especialidad en la protección del PH.

Seguir mentalizando a las instituciones, museos, organizaciones, etc. de la importancia de la figura del Director de Seguridad y de su departamento.

R.T.: En este año tanto la Asociaciones como las más de 1.400 empresas que formamos el sector de la Seguridad estamos a la expectativa de ver las novedades que el nuevo reglamento nos va a deparar, esperando que algunas de las propuestas presentadas por los grupos de trabajo, hayan sido tenidas en cuenta, pues de este reglamento depende el futuro de muchas empresas de seguridad.

foto
Enrique López del Estal, presidente de FAS.

J. M. L: Este año la Federación se enfrenta a varios retos y uno de ellos es la publicación del Reglamento de Seguridad Privada. Una vez que se abra el trámite de audiencia, FES presentará sus propuestas para el nuevo texto, trabajo que ya se ha iniciado. Y una vez que se publique, se estudiará y se informará a los asociados sobre las principales novedades del mismo.

Otro aspecto es la negociación del convenio colectivo, que aunque ya se ha publicado el del 2015, está pendiente la impugnación del anterior (2012 – 2014), que puede repercutir en una posible impugnación del vigente e incluso en las negociaciones para el próximo. Cabe destacar que FES es la patronal de las Pymes con mayor representación en el Convenio, con lo cual nuestra aportación es determinante para defender los intereses de las mismas, pues es éste es “el contrato más importante que firman las empresas todos los años”.

Por supuesto que seguiremos trabajando en aumentar el número de asociados para así conseguir mayor representatividad y, por tanto, tener más fuerza a la hora de defender los intereses de las Pymes, que es nuestro objetivo primordial y fundamental.

E. O.: Nuestro principal objetivo para el 2015 es conseguir más asociados.

E. L. E.: Desde nuestras Asociaciones y Federaciones trabajamos constantemente por la unidad del sector, para de esta forma fortalecer la formación, información y calidad de nuestros profesionales, pretendemos continuar en esta línea de trabajo, convencidos de que es la única manera de lograr objetivos positivos para todos.

foto
Jesús Castillo, presidente de Aesab.

J. C.: Me gustaría que hubiera más unión entre todas las empresas de seguridad de la provincia y que trabajásemos todos bajo los mismos parámetros. Las Asociaciones son necesarias, desde mi punto de vista. Es importante la unión de todos para que este sector trabaje profesionalmente y bien.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

La ciberseguridad en videovigilancia

Hanwha Techwin recomienda utilizar las diversas configuraciones, ofrecidas en sus productos, para salvaguardar las instalaciones de CCTV basadas en tecnología IP

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS