Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Con motivo del incendio en la planta de Campofrío en Burgos

Cómo reducir el riesgo de accidentes graves en plantas industriales

Redacción Interempresas21/11/2014
La prevención de accidentes graves en el sector industrial está muy arraigada e incluso regulada por ley, pero, lógicamente, no existe el riesgo cero. El último ejemplo reciente lo tenemos en la planta burgalesa de Campofrío, que el pasado domingo sufrió un aparatoso incendio que acabó casi por completo con la instalación. Las materias primas que día a día hay que manipular y los propios procesos que se llevan a cabo son susceptibles de generar situaciones que afecten a la seguridad e, incluso, en ocasiones a la propia imagen de la marca.
foto

Partiendo de esta premisa, la firma Dekra, consultora especialista en certificación y seguridad de procesos industriales, proporciona un decálogo de buenas prácticas que servirán para poner sobre aviso a cualquier planta que quiera prevenir un suceso de estas características.

Buen diseño = seguridad

La instalación más segura es la que está mejor diseñada. Es conveniente minimizar los stocks; sustituir una materia peligrosa por otra más segura, seguir la regla de que el proceso más seguro es el menos complejo, o bien seleccionar la mejor técnica disponible de acuerdo a la eficiencia energética y al impacto medioambiental.

Conocer para saber

La minimización de riesgos tiene mucho que ver con el conocimiento de las propiedades de las materias que se manejan en los procesos industriales, partiendo de la base de que cualquier sustancia puede ser peligrosa en función de las condiciones en las que se encuentre.

La información, una buena fórmula de prevención

Cuanta más información se tenga de un procedimiento, de su control y de sus principales riesgos, mejor se podrá abordar un análisis de riesgos. El conocimiento de casos prácticos de éxito similares siempre ayuda.

Una evaluación de riesgos de proceso, imprescindible

La evaluación de riesgos es imprescindible para garantizar la seguridad e identificar el nivel de peligro. Si es considerable, se hace necesario plantear las medidas para mitigarla y limitar sus posibles consecuencias.

Una buena documentación de ingeniería, básica para evaluar riesgos

La falta o poca calidad de la documentación de ingeniería es uno de los aspectos más negativos a la hora de evaluar posibles riesgos. De ahí, la necesidad de tener todo bien detallado en los “papeles” y también de transmitirlo correctamente a los empleados.

Sistema de Gestión de la Seguridad, un protocolo básico

Uno de los principales objetivos que se persigue con un Sistema de Gestión de Seguridad es prevenir o reducir los accidentes causados por factores de gestión interna, o lo que es lo mismo, lo que tenga que ver con las instalaciones y el personal. Debe incluir: organización y plantilla, control de la explotación, gestión de cambios, planificación ante situaciones de emergencia, seguimiento de los objetivos y auditoría y revisión.

Cumplimiento de la Ley

La actuación ante accidentes graves está regulada por el Real Decreto 1254/99. Esta ley, pensada para situaciones de riesgo en los que intervengan sustancias peligrosas, persigue un doble objetivo: la prevención y, cuando ocurren, la limitación de sus consecuencias para el hombre y el medio ambiente.

Una política para asegurar la calidad del proceso

Toda planta dedicada a los procesos industriales debe contar con su correspondiente política de calidad. Aquí se debe atender con detalle a aspectos como su inspección y certificación, control de cambios de procedimientos para evitar errores, actualización de documentación, trazabilidad de todos los procedimientos y tareas o el control y vigilancia de subcontratas.

Un plantilla concienciada de los riesgos

El equipo humano es el valor fundamental de una fábrica y su concienciación es esencial para que realmente se reduzcan riesgos y se mejore la cultura de la seguridad. No sólo basta con tener un protocolo teórico y ponerlo en práctica, sino que hay que transmitir los resultados a toda la estructura de la compañía, empezando por la propia gerencia.

Sentido común

Finalmente, y no por ello menos importante, es preciso tener en cuenta que la eficacia de cualquier proceso pasa por aplicar el sentido común, es decir, hay que anteponer siempre la seguridad en todas las actividades que se realicen en la planta.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Homsec 2017 Marzo 14-16 2017- Madrid- España

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS