Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“La industria del transporte siempre necesitará tratamiento de superficies”

Entrevista a Antoni Botifoll, director general de Cromo Duro Botifoll

Albert Punsola28/10/2019

Antoni Botifoll es director general de la empresa Cromo Duro Botifoll S.L. (que reúne las marcas Aujor, NiQ, The Inox in Color). Es también presidente de honor de la Asociación de Industrias de Acabados de Superficies (AIAS) y miembro del comité organizador de Eurosurfas. Antoni Botifoll comparte en esta entrevista con Chemical News, su visión sobre la situación del sector, así como su proyección futura teniendo en cuenta los nuevos paradigmas de la industria.

¿Podría explicarnos muy brevemente el origen, trayectoria y actividad actual de Cromo Duro Botifoll?

Nuestra empresa nació en 1962 y desde entonces nos hemos dedicado a los tratamientos de superficies y hemos realizado muchas tipologías distintas de tratamientos como cromados, zincados, cobreados y actualmente nos centramos en un porcentaje muy elevado, de un 90%, en los tratamientos sobre acero inoxidable bajo la marca comercial Aujor y de níquel químico, en este caso bajo la marca Niq.

foto
Antoni Botifoll es, además de director general de Cromo Duro Botifoll S.L., presidente de honor de AIAS y miembro del comité organizador de Eurosurfas.

¿Cuáles sus mercados más importantes geográficamente?

Operamos en toda la Península Ibérica y ocasionalmente fuera de este ámbito. En este último caso se trata de servicios a clientes de la península que exportan su producción a otras empresas y entonces nosotros puntualmente tenemos que hacer algún tipo de mantenimiento de una determinada pieza o máquina. Puede ser Finlandia, Malta, Irlanda o Francia. Ejemplos de este tipo de empresas serían Telstar o Grifols.

¿Cómo prestan sus servicios?

Las empresas de sectores muy distintos nos subcontratan. Abarcamos un amplio abanico industrial: automoción, alimentario, farmacia, petroquímica, construcción. Todos aquellos que utilizan de modo importante el acero inoxidable los cubrimos. Cada empresa de estos sectores requiere nuestros servicios para productos muy específicos. Por ejemplo, una empresa farmacéutica nos puede enviar periódicamente sus depósitos para dejarlos completamente limpios y asépticos. Esta es una posibilidad, pero también ofrecemos a los clientes la opción de desplazarnos a sus instalaciones para realizar in situ los tratamientos. Incluso tenemos una tercera opción que es proporcionar la formación y los productos adecuados para que el propio cliente pueda llevar a cabo los tratamientos. En este sentido, somos un partner total en cuanto al acero inoxidable.

¿Qué cambios ha experimentado el sector y hacia dónde se dirige?

Llevamos casi 60 años en este ámbito de negocio y hemos visto una evolución importantísima sobre todo en la última década en la que se ha tendido hacia una mayor especialización. Este ha sido el cambio más destacado.

Hace tan solo 15 años no teníamos ningún equipo de nuestra empresa especializado en trabajar fuera de nuestras instalaciones. Antes una empresa de galvanotecnia, por ejemplo, realizaba una gran diversidad de tratamientos, mientras que hoy suele estar superespecializada en un tipo concreto. El otro vector de cambio ha sido la creciente tecnificación.

foto

El níquel químico es un proceso que ayuda a crear capas de Níquel aleado con fósforo sobre aluminio, acero, acero inoxidable, cobre, latón...Foto: NiQ.

¿Qué le dice el concepto ‘superficies inteligentes’?

Es un concepto genial y acertado. Hace unos años tuve una experiencia con una empresa vasca, en un momento en el que todavía no se hablaba de ello. Me ilustraron con un ejemplo estupendo. Me dijeron: “sabe usted cuando se sienta en un banco de acero inoxidable aquella sensación de que está demasiado caliente o demasiado frío, deberíamos ser capaces de crear un recubrimiento de manera que con el calor ambiental se enfríe y con el frío se caliente”. Hoy en día la innovación va por este camino, que es el horizonte de futuro. La nanotecnología puede aportar mucho para conseguir funciones que hasta ahora han sido muy difíciles o imposibles de lograr y hacer que nuestra vida algo sea más fácil y confortable.

¿El sector está implicado en este cambio de paradigma?

Creo que, ante cualquier novedad, como sector aplicador de tratamientos, nuestra posición es formar parte de un triángulo entre una gran multinacional que crea la novedad y se la ofrece a un cliente final que siempre está buscando innovación. Nosotros somos los encargados de aplicarla. Cierto que a veces también podemos llegar a contribuir a la parte del desarrollo y a la industrialización. Pero, en definitiva, nuestra misión más relevante es detectar cuando tenemos que empezar a aplicar aquellos tratamientos que el mercado nos demanda.

¿Las empresas que durante estos últimos años se han quedado por el camino han sido aquellas que no han sido capaces de adaptarse a estos cambios?

El sector se dirige hacia el mismo destino que la industria primaria o básica. Mientras se fabriquen, se vendan maquinarias, se invierta y se exporte, nuestro sector irá bien. Dependemos de los grandes tractores de la economía, si ellos funcionan, nosotros también.

¿La automoción sería uno de ellos?

Sin duda, es uno de los más importantes para el sector. Por supuesto, dentro del mundo del transporte hay más tractores: cada vez que se firma la compra de vagones de tren o de metro, esto supone un impulso para nuestra actividad. En el caso del sector aeronáutico existe un clúster muy importante, que está muy tecnificado y especializado, sobre todo dedicado a Airbus, pero en cuanto a volumen de negocio es relativamente pequeño. Podríamos decir que es relevante para una parte del sector, pero no para todo en su conjunto. En cambio, la industria del automóvil da trabajo a muchísimas empresas.

¿Qué avance destacaría en el automóvil desde el punto de vista del sector?

El gran avance se ha producido en los tratamientos para aumentar la resistencia a la corrosión. Los fabricantes cada vez ofrecen más garantía de vida en sus vehículos. Por otra parte, hay una tendencia creciente a que las superficies de las piezas sean de tonalidades más metálicas, grises, y negras, tanto sobre superficies metálicas como plásticas.

¿Cree que el futuro el transporte —no solo el vehículo de combustión hoy hegemónico— seguirá siendo relevante para el sector de tratamiento de superficies?

Lo que ocurrirá es que, en vez de trabajar con piezas para vehículos de combustión, lo haremos con piezas de vehículos eléctricos o de otras características. Si bien parece evidente que en un motor eléctrico hay una menor cantidad de piezas mecánicas susceptibles de recibir un acabado. La industria del transporte siempre necesitará tratamiento de superficies y nosotros debemos ser capaces de adaptarnos a los cambios que tendrán lugar en este ámbito, algunos de los cuales ya se empiezan a intuir.

¿Qué importancia ha tenido para el sector la legislación ambiental que se ha ido promoviendo en los últimos años?

La gran batalla por el medio ambiente ya se libró hace tiempo. Hoy en día cualquier empresa en nuestro sector que opere de forma legal ya cumple toda la normativa nacional y europea. Hay que pensar que cualquier pieza que se fabrique aquí debe tener unos estándares determinados que serán exigibles en otros países incluso de fuera de Europa.

Los proveedores encargan sus piezas desde una visión global, allá donde se fabriquen mejor y en ese sentido las exigencias son homologables. Pero, por desgracia, no se puede negar que existe una pequeña parte de empresas que operan de forma ilegal o pirata, que realizan una competencia desleal tanto en nuestro país como en otros. Como sector hemos sabido reaccionar y hacemos las denuncias pertinentes para que la administración actúe.

¿Qué espera de la próxima edición de Eurosurfas?

Lo mismo de las anteriores: tanto desde el punto de vista de mi empresa como a nivel personal, espero encontrar mucha afluencia de público. Esto es lo que marca el éxito del certamen. Una feria con muchos expositores y pocos visitantes no funciona. Se trata pues de captar el interés de muchos visitantes.

En general, pienso que las ferias necesitan un cambio de formato. Hace años la tendencia era mantener una larga duración del evento. Ahora las ferias que van mejor son más concentradas en el tiempo lo que implica menor gasto para el expositor y mayor intensidad en cuanto al desarrollo de la propia feria.

Empresas o entidades relacionadas

Equiplast, Expoquimia, Eurosurfas, Fira de Barcelona

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Ferrer-Dalmau Country Managers

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS