Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Urban Lab 2: Tecnologías innovadoras para reducir el consumo en medio urbano

12/12/2016

Renault Trucks presenta Urban Lab 2, su vehículo laboratorio desarrollado en el ámbito de la distribución y creado junto a seis socios en el marco del proyecto de colaboración EDIT (Efficient Distribución Truck). Integra tecnologías innovadoras relacionadas con la hibridación del motor, la conectividad, la aerodinámica y los neumáticos, reduciendo finalmente el consumo en un 13 %. Mientras que Optifuel Lab 1 y 2 eran vehículos experimentales dedicados a la Investigación y Desarrollo del transporte de larga distancia, el Urban Lab 2, realizado partiendo de la base de un Renault Trucks D WIDE Euro 6 de 18 toneladas, está orientado a la distribución urbana y regional.

Integra diversas tecnologías desarrolladas con seis socios: Valeo, Lamberet, Michelin, BeNomad, INSA de Lyon (LamCoS) e IFSTTAR (LICIT). El Urban Lab 2 es el resultado del proyecto EDIT (Efficient Distribución Truck), financiado por el Fondo Único Interministerial, la Región Auvernia Ródano-Alpes, la ciudad de Lyon, el Consejo Departamental de Ain y el FEDER. El objetivo de este proyecto es el desarrollo de innovaciones accesibles para el año 2020, que se han concentrado principalmente en cuatro campos: la cadena cinemática, la conectividad, la aerodinámica y los neumáticos.

Cadena cinemática: Stop&Start y tecnología microhíbrida

Para reducir el consumo, Urban Lab 2 innova la motorización con un dispositivo que combina las tecnologías Stop&Start y micro-híbrida, desarrolladas conjuntamente con Valeo. Stop&Start permite detener el motor en las paradas del vehículo, como por ejemplo cuando los semáforos están en rojo, limitando así el consumo. Complementando a esta tecnología, el sistema «micro-híbrido» permite recuperar mediante una máquina eléctrica reversible de fuerte potencia (48 volt) la energía «gratuita», por ejemplo la generada al levantar el pie del acelerador o en el frenado. Esta energía puede utilizarse para alimentar los accesorios eléctricos del vehículo o para reducir la potencia mecánica solicitada al motor térmico. Renault Trucks colabora también con el instituto INSA de Lyon en la reducción de pérdidas de potencia de la zona frontal del motor, donde se sitúan los accesorios, con el objetivo de optimizar el rendimiento global del sistema micro-híbrido.

foto

Conectividad

Para Renault Trucks, el conductor es un elemento esencial en la reducción del consumo. Por ello, Urban Lab 2 embarca tecnologías destinadas a ayudarle en la conducción mediante la conexión del vehículo a las infraestructuras. Los ingenieros han desarrollado un software específico de navegación con la sociedad BeNomad y han conectado el vehículo a las infraestructuras. Para cada trayecto, el GPS propone al conductor el recorrido más eficaz y de menor gasto de carburante, estimando a la vez el tiempo de trayecto previsto y el consumo. Este software se ha configurado teniendo en cuenta el consumo y, sobre todo, las dificultades operativas de un vehículo de distribución. El Urban Lab 2 está conectado a las infraestructuras para favorecer el avance en los semáforos. Cuando un Urban Lab 2 se acerca a un semáforo, recibe información de éste y el sistema calcula si el consumo es menor acelerando o frenando, siempre que las condiciones y la normativa lo permitan. Así, se limitan las fases de parada y arranque que aumentan el consumo de carburante.

Aerodinámica

El proyecto, desarrollado con Lamberet, se ha realizado con un vehículo carrozado con caja frigorífica. Para reducir la resistencia aerodinámica del Urban Lab 2, y por tanto el consumo, los ingenieros han trabajado en la circulación del aire en todo el vehículo. Lamberet y Renault Trucks han adaptado la cabina, el chasis y la carrocería, en este caso la caja frigorífica, de acuerdo a las recomendaciones de expertos en aerodinámica, respetando al mismo tiempo las limitaciones funcionales y reglamentarias del transporte a temperatura controlada. Para comenzar, se ha tenido que reducir la superficie frontal: "Normalmente la unidad de refrigeración se encuentra encima de la cabina" explica François Savoye, director de la estrategia de eficacia energética de Renault Trucks.

"En el Urban Lab 2, hemos decidido instalarla en la base del vehículo a fin de liberar espacio en altura y optimizar la conexión caja/camión, para bajar la caja y mejorar la circulación de aire. Hemos podido integrar un alerón de techo en perfecta continuidad de forma con la caja". Una profunda reestructuración del interior de la caja frigorífica ha permitido mejorar sensiblemente la forma del techo sin agregar más altura. Los flancos del vehículo están equipados con carenados laterales textiles. "Utilizamos por primera vez un material textil recubierto de PVC que se tensa e instala en las protecciones laterales- precisa François Savoye- un dispositivo ligero, eficaz y asequible".

La circulación de aire lateral se ve favorecida por las ruedas carenadas y por la presencia de alerones traseros que se integran perfectamente con la puerta trasera del vehículo. Los alerones tienen un ángulo que permite reducir la depresión detrás del vehículo, y no necesitan ninguna operación manual a la hora de manipular las puertas. Los escalones de acceso a la cabina se encuentran totalmente cubiertos, lo que garantiza una perfecta continuidad en la forma entre la zona alta y baja de la cabina. Una mejora en la distancia al suelo gracias a elementos flexibles, ha permitido optimizar los flujos en los bajos. Por último, el remplazo de los retrovisores por un dispositivo de cámaras perfiladas y de monitores interiores, contribuye igualmente a reducir la resistencia al aire del vehículo.

Montaje de neumáticos

Michelin, socio en los proyectos Optifuel Lab 1 y 2, vuelve a colaborar con Renault Trucks para desarrollar neumáticos energéticamente eficientes, específicos para la actividad de distribución. "El objetivo en cuanto a los neumáticos es reducir aún más la resistencia al rodamiento, sin afectar negativamente a las otras prestaciones como seguridad, adherencia o longevidad" explica Jean-François Cordonnier, director de pre-desarrollo de camiones en Michelin. Para ello, Michelin despliega su panel de tecnologías, como el Infini Coil, a fin de garantizar la resistencia y la seguridad del producto y mejorar el compromiso entre duración de vida y resistencia al rodamiento. Renault Trucks y sus colaboradores se han fijado un ambicioso objetivo de reducción del consumo de un 13 % en relación a un Renault Trucks D WIDE equivalente. El vehículo ha pasado sus primeros ensayos en circuito cerrado en noviembre de 2016, y realizará pruebas en carretera en la ciudad de Burdeos desde febrero de 2017. Los resultados serán presentados al final del proyecto, previsto para 2018.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

30 BIEMH - Bilbao 28 mayo - 1 junio 2018Smart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS