Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La cisterna empotrada, la revolución de los sanitarios que comenzó hace más de 50 años en la Alemania de posguerra

Alfredo Cabezas, director de comunicación y marketing de Geberit Iberia

02/03/2020
Del tradicional gesto de ‘tirar de la cadena’ a accionar unos cómodos y elegantes pulsadores que se han convertido en auténticas joyas de diseño, así ha cambiado nuestro uso del inodoro desde que llegó a nuestras vidas la cisterna empotrada
foto
La cisterna empotrada es una tecnología que cuenta con una larga trayectoria desde que comenzara a comercializarse de manera masiva en 1964 en una Alemania en reactivación económica después de la posguerra, cuando las casas necesitaban agilizar su rehabilitación después de quedar en muy mal estado tras la contienda.
La cisterna empotrada resolvió una necesidad real de la población alemana de aquel entonces. Y, aunque en un principio el ‘boom’ se limitó a Alemania e Italia, pronto se convirtió en una tendencia global, que acogieron muchos países europeos al observar las ventajas que suponía contar con la tecnología de la cisterna oculta en el interior de la pared.
foto

Los baños experimentaron una transformación hacia espacios más modernos, ordenados y limpios, con líneas de suministro y tuberías que desaparecieron detrás de la pared cosa que, lejos de ser flor de un día, se ha convertido en una tendencia que ha llegado hasta la actualidad. De hecho, por ejemplo, la marca Geberit, pionera en esta solución, lleva instaladas desde entonces más de 70 millones de unidades en todo el mundo.

Con la comercialización a nivel global de la cisterna empotrada, se ha impulsado a lo largo de los años un cambio de paradigma en el baño que, a día de hoy, vive su máximo apogeo al aunar la última tecnología, la funcionalidad, la sostenibilidad y el diseño.

La cisterna empotrada, además de ser fácil de instalar, permite ganar centímetros extra en los baños reducidos. Esta solución se ha convertido también en una forma inteligente de ahorrar agua, pues la tecnología de la cisterna de doble descarga permite ajustar el volumen a tan solo 3 litros de agua para la media descarga y 4,5 litros en el caso de la descarga completa, frente a los9 litros o más de las soluciones tradicionales, permitiendo ahorrar hasta 6.000 litros de agua al año.

Así, esta solución sanitaria se ha convertido, gracias a una realidad histórica concreta de hace más de cinco décadas, en una solución que se ha adaptado a las necesidades de los usuarios y ha avanzado con ellos con el paso del tiempo, convirtiéndose en la solución de consumo eficiente, fácil instalación y fácil mantenimiento, que ha hecho del baño una estancia funcional, ejemplo de la unión entre tecnología y diseño.

Empresas o entidades relacionadas

Geberit, S.A.