Posicionamos su web SEO / SEM

Kuka Robots Ibérica, S.A. - Robots antropomórficos (de brazo articulado)

Kuka Titan

Robot industrial: con capacidad de carga de 1.000 kg

Foto de Robot industrial
Con una capacidad de carga de 1.000 kg y un alcance de 3.200 mm es el robot industrial de 6 ejes más grande y fuerte a nivel mundial. Para Kuka esto supone no sólo una muestra más de su fuerza innovadora, sino además, la entrada en el Libro Guiness de los Récords. En el marco de un evento, el robot demostró ser el más fuerte, dejándose cargar 1.000 kg por los asistentes. Para muchos clientes, el robot Titan abre nuevos horizontes, encontrando aplicación en todas aquellas tareas de automatización en las que se requiere fuerza, alcance y precisión.

Los clientes están en busca de soluciones y no de productos individuales. Tienen bien claro lo que quieren: soluciones competitivas individuales que se amolden con exactitud a su empresa.

El equipo de ingeniería de Kuka asumió el reto y supo combinar fuerza, velocidad, alcance y precisión en un robot de alta tecnología y rendimiento: el robot Titan. Con esta innovación sin igual para la que se estuvo investigando, programando y probando durante más de un año, Kuka, uno de los más importantes fabricantes de robots industriales en todo el mundo, supo responder rápidamente a los deseos de sus clientes: robots capaces de elevar piezas pesadas, grandes y voluminosas.

El robot Titan de Kuka ha sido concebido para lo más pesado. Por eso se encontrará trabajando en la industria de los materiales de construcción, de la fundición o de automóviles. Él solo puede trasladar carrocerías de automóvil completas.

Hasta el momento se precisaban para ello al menos dos robots junto con cinemáticas especiales y aparatosas concebidas para cargas pesadas. En la industria de los materiales de construcción, el robot Titan puede asumir las tareas de una grúa, que pesa bastante más, y elevar segmentos de escaleras de hormigón. Para este modelo no supone ningún problema levantar cristales de gran espesor o grandes piezas de fundición. Todo ello gracias a su fuerza y estabilidad sin merma de precisión ni exactitud. Cuando está extendido, el robot mide más de 4 m. Su predecesor, el KR 500, que no le tiene nada que envidiar en fuerza, parece casi pequeño y delicado en comparación con él.

En total se han integrado nueve motores que, juntos, brindan el rendimiento de un automóvil de clase media. Por ello, a la hora de su construcción, no sólo se necesitó una base de acero sólida, sino también un concepto de accionamiento completamente nuevo. En los ejes 1 y 3 hay, respectivamente, dos accionamientos integrados que funcionan con un solo engranaje. El eje 2 también dispone de dos motores que alimentan dos engranajes. Asimismo, el robot titan de Kuka presenta un par estático de 60.000 Newton metros (Nm). Esto adquiere importancia si tenemos en cuenta que el par máximo de un automóvil de alto rendimiento es de tan sólo 600 Nm (y con ello tiene sólo un por ciento de la fuerza del Titan). Con un volumen del campo de trabajo de 78 m3 hace sombra a cualquier robot de su clase.