IFM electronic, S.L. - Conversores, adaptadores y otros equipos para redes de campo y buses de comunicaciones

Fibras ópticas y amplificadores: se pueden montar en lugares de difícil acceso

Foto de Fibras ópticas y amplificadores
En las aplicaciones en las que hay poco espacio para el montaje de fotocélulas estándar, se utilizan conductores de luz, las llamadas fibras ópticas.

El sistema de evaluación y los elementos fotoeléctricos están separados de la abertura para la entrada y salida de luz del sistema. De este modo, los cabezales de detección de las fibras ópticas también se pueden montar en lugares de difícil acceso.

Existen dos modelos de sistemas de fibra óptica ifm.

En el sistema de barrera unidireccional, la fibra óptica emisora y receptora están tendidas por separado. Ambos extremos (los cabezales) están dispuestos el uno frente al otro. Se evalúa la interrupción del haz de luz según el principio de las barreras unidireccionales. El alcance máximo es de 70 centímetros.

En el sistema de reflexión directa, la fibra óptica emisora y receptora se encuentran en un revestimiento común (a excepción del tipo 11, en el cual el emisor y el haz receptor están separados hasta el cabezal de detección). En el cabezal de detección se encuentran el haz emisor y el haz receptor. El alcance de estos sensores de ifm es de como máximo 70 milímetros.

Según el modelo de cabezal y el alcance, se pueden detectar de forma segura objetos de un tamaño de hasta 0,5 milímetros. Con un movimiento preciso de los objetos se pueden detectar estructuras finas, como por ejemplo, pasos de rosca.

Las fibras ópticas con funda metálica helicoidal se pueden utilizar hasta los 290 °C y las fibras con revestimiento de metal-silicona hasta 150 °C.

Las fibras con revestimiento de metal-silicona son resistentes a un gran número de sustancias químicas agresivas.