Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Alimatic, S.L. - Alimentadores y cargadores para plásticos

Alimentadores volumétricos: aporta una gran precisión con un sistema volumétrico

Foto de Alimentadores volumétricos

Un método avanzado para cargar material en un alimentador gravimétrico hace posible dosificar colorante o aditivo en una máquina de procesamiento de plásticos con un grado de precisión que supera con mucho lo que se ha logrado con un alimentador volumétrico, según apunta la empresa Maguire Products, Inc.

Incluso con la adición de un sistema de carga avanzado, los alimentadores MGF Maguire no cuestan más que los alimentadores volumétricos comparables, según Frank Kavanagh, gerente nacional de ventas, y proporcionan la precisión, uniformidad y características de generación de datos superiores de los sistemas gravimétricos.

Los alimentadores están disponibles con una capacidad de procesamiento de hasta 16 kg por hora y se pueden montar directamente en la boca de la mayor parte de máquinas de moldeo o extrusoras. El dispositivo de carga, un descendiente directo de los cargadores venturi que Maguire ha fabricado desde hace muchos años, transporta material al alimentador desde una caja especial de cartón, tambor u otro recipiente. En lugar de cargar en forma continua o intermitente, sin embargo, el cargador llena rápida y completamente el alimentador sólo una vez, a una señal del controlador del alimentador que indica que el nivel de color o aditivo ha caído a precisamente 10% de la capacidad de la tolva del alimentador. De esta manera la función de medición de pérdida en peso del alimentador, que es lo que hace tan preciso a un sistema gravimétrico, rastrea continuamente y compensa los errores de dosificación sin interferencia ni distorsión debidas a la adición de nuevo material. En consecuencia, el alimentador conserva la dosificación en tolerancias estrechas de una inyección de moldeo a otra y lo hace durante varias horas a medida que los niveles de material en la tolva descienden de manera constante.

El alimentador MGF Maguire está montado en la máquina procesadora exactamente como los equivalentes volumétricos que ha ofrecido Maguire desde hace tiempo. Difiere en cinco aspectos de los alimentadores gravimétricos de la competencia:

1) Costo menor en un tercio o más. El alimentador MGF es el único sistema gravimétrico que no cuesta más que su equivalente volumétrico.

2) Dosificación más precisa. El alimentador MGF tiene dos celdas de carga que vigilan la pérdida en peso de colorante en la tolva a medida que se provee material a la máquina procesadora con una barrena. La tolva y el tubo de la barrena están montados sobre las celdas de carga. La operación de pérdida en peso agrega una nueva dimensión de precisión, de acuerdo con Kavanagh: "Los alimentadores volumétricos no vigilan el peso del colorante a medida que se provee a la máquina procesadora y por eso no generan datos acerca de cuánto material se consume realmente de un momento a otro. Debido a que un sistema gravimétrico genera datos en abundancia sobre el consumo de color, ajusta la dosificación del color con más precisión, para tomar en cuenta las variaciones del proceso".

3) Ajustes automáticos para mantener las tolerancias. Un controlador de microprocesador con pantalla con iluminación posterior permite que todos los parámetros de dosificación se ingresen fácilmente y hace ajustes automáticos cuando el error acumulado excede un punto de ajuste predeterminado.

4) Manejo de la vibración. El software perfeccionado por Maguire para sus básculas mezcladoras permite que el alimentador MGF ajuste la dosificación de color para compensar las vibraciones de las prensas de moldeado de ciclo rápido.

5) Protección para el motor. Un acople de transmisión que limita el par, cuya patente está en trámite, creado por Maguire, protege el motor en caso de que se atasque la barrena.