Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Array Plàstics estima que el uso de robots Sepro ha aumentado su productividad entre un 10 y un 15%

Cuando el robot es la clave

Marta Torres15/09/2003
La compra de maquinaria no es la única forma de aumentar la producción. La firma Array Plàstics, de Vic (Barcelona) lo ha demostrado invirtiendo en todos aquellos periféricos —básicamente robots— que ayudan a automatizar los procesos de producción. Desde 1999, cuando compraron el primer robot Sepro, hasta ahora, en que ya tienen trece, Array ha visto cómo aumentaba la productividad al ritmo en que se reducían los costes.
foto
Vista general del taller de inyección Array Plàstics

Array Plàstics (Vic, Barcelona) es, por varias razones, una empresa atípica. Por un lado, se dedica al diseño y fabricación de piezas de plástico y por otra, está vinculada a la firma Elausa, que se ocupa del diseño y fabricación de circuitos electrónicos. Puede decirse que Array Plàstics, fundada en 1992, nació del éxito de Elausa, que fue creada un poco antes, en 1989. Ambas empresas comparten socios y edificio. Esto significa, en la práctica, que ambas son capaces de ofertar conjuntos complejos como piezas de plástico que incorporan circuitos eléctricos (controles de volantes multifunción, por ejemplo).

Array Plàstics trabaja para los sectores de la automoción —es proveedor de segundo nivel de marcas como Ford, PSA o Volkswagen—, empresas sanitarias —como el Grupo Roca—, y otros sectores que comprenden desde piezas para motocicletas Yamaha hasta televisores. El tipo de piezas que realiza, de gran complejidad técnica y estética, y un servicio centrado en la calidad han permitido a la empresa mantener los niveles de facturación a pesar del descenso de la producción que ha afectado al sector. A esto se añade, además, unas buenas perspectivas de futuro gracias a la entrada de nuevos proyectos. En palabras del director de la firma, Guerau Carné, "Array Plàstics espera aumentar su facturación este año".

Las buenas noticias no terminan aquí, Array y Elausa han adquirido unos terrenos de 18.000 metros cuadrados (13.000 edificables) en Folgueroles (cerca de las instalaciones actuales) donde construirán la sede de ambas empresas. Se empezará a construir en el año 2004 y se espera que Array pueda trasladarse en agosto del año 2005.

Automatizar es la clave

Array emplea a más de 40 personas, entre ingenieros, técnicos, operarios y administrativos y utiliza una quincena de máquinas de inyección de plásticos. Para mantener una elevada productividad sin disparar los costes, Array decidió en su día concentrar su inversión en los periféricos, de entre los que destacan los robots. Por ahora, la firma posee siete robots de la marca Sepro de grandes dimensiones y seis manipuladores para la extracción de las coladas y valora la experiencia con los robots como muy positiva. La empresa estima que el uso de estos robots ha aumentado la productividad entre un 10 y un 15 por ciento. "Este año facturaremos un poco más que el año pasado: hemos producido más trabajando menos y, naturalmente, los robots tienen mucho que ver en esto", añade.

La firma adquirió el primer robot (un modelo PIP 3021AZ) en 1999, en parte para reducir costes y en parte para aumentar la calidad de las piezas. Como director de la firma, Guerau Carné, aclaró a Plásticos Universales el proceso de elección:

"Para escoger el tipo de robot, realizamos un estudio entre las principales marcas. Nos pusimos en contacto con los principales fabricantes y finalmente, escogimos los productos de Sepro. Las razones principales de esta elección están en las características técnicas y la fiabilidad mecánica de estos robots, además del servicio técnico".

Fue también muy importante la facilidad de programación, básica para una empresa como Array que realiza muchos cambios diarios de molde: "Queríamos un robot que nos permitiera cambiar de molde rápidamente", añade.

Curiosamente, el efecto más positivo que ha traído el uso de estos robots es también el más inesperado: "toda la plantilla se ha acostumbrado a los robots y éstos han pasado ya ha formar parte de la cultura de la empresa".

Células de producción

Como apuntábamos antes, la política futura de la empresa pasa por seguir con la automatización. De hecho acaba de adquirir dos nuevos robots de la nueva Generación IV y el nuevo mando Visual Sepro (ver cuadro). Estos nuevos modelos aumentan las prestaciones, con respecto a la gama anterior y desarrolla un nuevo concepto de programación, que minimiza el tiempo de cambio de molde y facilita el uso del robot en cualquier aplicación. En líneas más generales, la empresa está tendiendo a convertir sus máquinas de inyección en células de producción. "A corto plazo—explica Guerau Carné— tendremos un robot y un molino en cada máquina".

Los proyectos de la firma pasan también por desarrollar diversos controles de la producción. Destaca un proyecto a corto plazo que consiste en introducir visión artificial en las máquinas de inyección pequeñas, que se encargará de controlar automáticamente los defectos de producción. Otro proyecto consiste en crear un control centralizado de las máquinas para controlar la producción. En todos los casos, explica el director de esta empresa, se trata de proyectos que consisten en aprovechar las sinergias con la electrónica que es el campo que domina Elausa.

foto
Uno de los “grandes” de Sepro manipulando una pieza sanitaria



Una nueva generación de controles

Los robots de tres ejes de la Generación IV de Sepro están controlados por la electrónica Visual Sepro. Esta electrónica se sustenta sobre una tecnología táctil y gráfica extremadamente potente. Prueba de ello es el hecho de que Visual Sepro puede controlar hasta ocho ejes CNC simultáneamente.

Visual Sepro permite tres modos de programación:

  • El módulo “descarga simple” permite la creación de ciclos de descarga simple con la ayuda de un diálogo y de una asistencia gráfica que no requiere conocimientos del lenguaje de programación.
  • EPS (Programa Base Incorporado) se trata de un programa base con parámetros personalizables por aprendizaje para una puesta en marcha rápida y una explotación simple de sus aplicaciones.
  • Si lo que se quiere es potencia, también se puede realizar la programación secuencial directa o por aprendizaje.
foto

Empresas o entidades relacionadas

Sepro Robótica, S.L.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS