La automatización mejora la productividad y la flexibilidad

01/05/2000


Aporta grandes ventajas en las líneas de envasar

La creciente necesidad de mejorar la productividad de los procesos de envasado en todo el mundo la afronta la industria aumentando cada vez más el grado de automatización de las líneas de envasar y embalar. El desarrollo de sistemas de producción y de distribución más rápidos, más flexibles y menos delicados que los existentes no tiende sólo a reducir los costes sino también a aumentar la producción.

Detectores de movimientos, empleo de robots, monitorización, localización de anomalías online y offline, software e integración de sistemas son cosas que aumentan la productividad de los sistemas proporcionados por los fabricantes a los usuarios. Aumentos mínimos de la eficiencia pueden reportar considerables ventajas económicas.

Sólo quien se adapte con rapidez y flexibilidad al continuo ensanchamiento de la gama de productos y formatos de envases con ciclos de producción cada vez más cortos, podrá satisfacer hoy en día realmente bien los deseos de los clientes. Para incrementar la flexibilidad de la producción, se sustituyen por sistemas multiaxiales los motores y los órganos de control de máquinas envasadoras y embaladoras rápidas que tienen un solo eje.

El recorte general de las plantillas y la falta simultánea de especialistas y de mano de obra cualificada suponen una carga adicional para la industria envasadora, al tener que producir cada día más con menos personal. En cuanto a las máquinas y a los sistemas integrales de envasar y empacar, se exige además un aumento de su funcionalidad y que ocupen menos espacio.

En interpack 99 se presentaron servoaccionamientos rápidos, motores de marcha paso a paso, autómatas programables y sensores, que son componentes imprescindibles de operaciones de envasado y empacado de todas clases, como llenado, carga, colocación de tapones corona, encorchado, cierre, sellado, empaquetado, embotellado, embalaje y soldadura. Otras novedades se pudieron ver en los siguientes campos: etiquetado, codificación, control del peso, verificación, transporte de artículos, almacenamiento, envasado, empacado y paletización. Además se presentaron sistemas electrónicos de control actuales, el software más avanzado y protocolos de transmisión de datos en redes mediante los cuales pueden coordinarse procesos de envasado y empacado y aumentar su productividad.

Otro de los temas centrales hoy en día es la tecnología de diálogo entre el hombre y la máquina. Soluciones inteligentes reducen el período de aprendizaje del personal, así como los tiempos para la preparación de máquinas y el trabajo necesario para adaptar procesos de producción; ayudan a vigilar el rendimiento del proceso, disponiendo de amplias funciones de información y de localización de anomalías. Los monitores táctiles son de menor tamaño, pero ofrecen mejores legibilidad y cualidades ópticas.

Otro aspecto trascendental de la automatización ulterior o modernización –atendiendo a simplificar la programación– es la comunicación sin problemas entre el software específico de usuario y el software de mando. Hardware de implementación automática, transmisión de datos sin problemas y la compatibilidad entre máquinas de distintos fabricantes, iconos en pantalla táctil y la mejora de la red formada entre máquinas y sistemas diferentes de fabricantes del mundo entero son cada vez más corrientes en el sector del envase y del embalaje. Aparte de los adelantos referidos, existe naturalmente el extenso campo relacionado con el acoplamiento entre sistemas electrónicos y componentes mecánicos, como ejes, árboles, reductores, frenos y acoplamientos. O los sistemas neumáticos, cuyas soluciones innovadoras brindan considerables posibilidades de ahorrar energía y costes. La robótica va hoy día mucho más allá de la reunión de artículos en paletas y es parte integrante de numerosos procesos de envasado. Los robots cargadores y posicionadores ejecutan numerosas funciones en todo el proceso de envasado y empacado, desde empaquetar y cargar hasta alimentar y posicionar.

Las funciones de automatización fueron el siglo pasado uno de los principales argumentos que señalaron las empresas envasadoras y empacadoras estadounidenses para justificar las inversiones de capital en maquinaria.

A esa conclusión llegó un estudio realizado recientemente por el Packaging Machinery Manufacturers Institute. Casi la mitad de los consultados se refirió a la importancia de la reforma por razones de producción, sin complicaciones técnicas, a la progresiva integración en sistemas computadorizados y a la tendencia hacia los sistemas de control cada vez más sencillos para el usuario. El empleo intensivo de robots, sistemas de autodiagnóstico, velocidades más altas, servomecanismos y potentes sistemas de vídeo fueron calificados de tendencias tecnológicas importantes por otro 30 por ciento de los consultados. Asimismo la disminución de piezas móviles, el menor espacio ocupado, una mejor evaluación, la computación más sencilla de datos y los adelantos en la tecnología print-and-apply los consideraron también importantes. La proporción de los equipos electrónicos en la facturación correspondientes a máquinas de envasar y empacar en EE UU representa 10 por ciento de alrededor 4 000 millones de dólares. En general, la tasa de crecimiento de los sistemas de automatización para procesos de envasado y empacado supera claramente la de las propias máquinas.

Aunque en general las tareas de ingeniería se subcontratan y del soporte técnico suelen responsabilizarse integradores de sistemas y fabricantes de equipos originales, la mayoría de los usuarios de máquinas envasadoras y empacadoras influye decisivamente al definir el sistema electrónico deseado en el momento de realizar la compra. Las líneas de envasar y empacar que deben cumplir unas especificaciones muy especiales, en cuanto a velocidad, flexibilidad, tiempo de preparación, eficiencia y lógica de control, se proyectan en parte recurriendo a la simulación en ordenador.

Otra tendencia que se observa es la cantidad creciente de constructores de maquinaria que prestan servicios remotos de asistencia técnica, encargándose de supervisar así el funcionamiento, de localizar anomalías, de mantener y de optimizar equipos de clientes. Los servicios electrónicos de asistencia y soporte técnicos unen a proveedores y clientes en todo el mundo vía Internet y optimizan, además del soporte técnico, el cumplimiento de pedidos de repuestos, lo que a su vez reduce el coste de la automatización.

Otra evolución más que caracterizará mucho la actividad en nuestro sector es la incipiente formación y expansión de organizaciones del ramo de la automatización, las cuales responderán a la necesidad de normalización internacional de los sistemas de automatización proponiendo modelos de soluciones para redes que, al filo del milenio próximo, harán realidad el lema de la conectividad global de las máquinas de envasar y empacar.

 

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS