Sin rodeos: Kuka.CNC

Procesamiento directo de códigos G en la unidad de control del robot gracias al núcleo CNC integrado

Alexander Bay, director de productos, Kuka Roboter GmbH 16/12/2011
Kuka.CNC permite procesar programas CNC directamente con la unidad de control del robot según DIN 66025. Gracias a la integración del núcleo CNC en la unidad de control del robot, el robot industrial se convierte en una máquina de mecanizado con cinemática abierta, que combina las ventajas de un robot industrial con las de un control CNC. El empleo de robots industriales para el mecanizado es una práctica muy corriente. La flexibilidad del robot industrial permite emplearlo en un amplio rango de aplicaciones que hasta el momento abarcaba el posmecanizado de productos de serie. Los robots se ocupan, por ejemplo, del rectificado y pulido de grifos y valvulería, del ribeteado y corte de piezas de moldeo por inyección o del posmecanizado, la limpieza y el desbarbado de piezas de fundición.

Si bien es cierto que existían y existen muchos sistemas para la programación offline de robots basados en CAD/CAM, lo que faltaba era la homogeneidad de los datos hasta la unidad de control del robot. El requisito básico para el procesamiento de los programas era, hasta el momento, la conversión de los programas CNC al lenguaje respectivo del robot con ayuda de un posprocesador adaptado. La pérdida de información no era nada inusual, dado que siempre había funciones del programa CNC que no eran compatibles con los distintos lenguajes del robot.

foto

Con KukaUKA.CNC, las limitaciones pasan a ser historia

Gracias a Kuka.CNC ya no existen limitaciones. La integración directa del núcleo CNC en la unidad de control del robot permite dotar al sistema de mecanizado robotizado de funciones adicionales, directamente de fábrica.

Kuka.CNC permite procesar programas CNC directamente con la unidad de control del robot según DIN 66025. Kuka.CNC interpreta el rango completo de códigos estándar y el robot los lleva a la práctica (funciones G, funciones M/H/T, subprogramas locales y globales, estructuras de instrucciones de mando, bucles, etc.). De este modo, el campo de aplicación del robot industrial se ve ampliado, sobre todo, con las siguientes funciones:

  • Fresado de piezas de conformación de material blando/semiduro como, por ejemplo, madera, plástico, aluminio, materiales compuestos, etc.
  • Pulido y rectificado de piezas de conformación
  • Recubrimiento y tratamiento de superficies complejas
  • Ribeteado y corte de piezas y contornos complejos
  • Corte por láser, plasma y chorro de agua de piezas complejas

Gracias a la integración directa del núcleo CNC en la unidad de control del robot, el robot se convierte en una máquina de mecanizado con cinemática abierta, que combina las ventajas de un robot industrial (amplio campo de trabajo, elevada flexibilidad, bajos costes de inversión, mecanizado con 6 ejes) con las de un control CNC (programación de códigos G, interfaz de usuario CNC, compensación del radio de la herramienta, vista previa de los puntos, cálculo spline de la trayectoria y cómoda administración de las herramientas).

La integración del núcleo CNC permite además procesar el programa CNC directamente en la unidad de control del robot. Así, tanto programadores de CAD/CAM como operarios de CNC serán capaces, con sus conocimientos, de programar y manejar un robot industrial.


Kuka.CNC: mecanizado robotizado y automatización de máquinas-herramientas

Aparte de la posibilidad de procesar programas mediante el núcleo CNC integrado en la unidad de control del robot, Kuka sigue ofreciendo la gama completa de funciones propias de la unidad de control del robot. Así es posible, en función de la aplicación, conmutar entre funcionamiento CNC y funcionamiento de robot convencional y seleccionar el entorno de control, programación y manejo idóneo para el proceso en cuestión.

Ventajas para procesos de trayectoria

El modo CNC conlleva grandes ventajas especialmente para procesos de trayectoria. Gracias al núcleo CNC y sus subfunciones, los programas de mecanizado con gran número de puntos de trayectoria pueden procesarse con mayor exactitud y ciclos más cortos. La mejora de la precisión y la reducción de los tiempos de ciclo son el resultado de las funciones ampliadas de que dispone el núcleo CNC para planificar la trayectoria. La posibilidad de obtener una vista previa de hasta 500 puntos durante la planificación de la trayectoria permite al robot mantener constante la velocidad durante el mecanizado y planificar las rampas de aceleración y frenado de forma óptima. También la precisión de trayectoria se ve mejorada por diversas interpolaciones spline llevadas a cabo en el núcleo CNC. Los métodos Akima y B-Spline garantizan que el robot efectúe el seguimiento preciso de la trayectoria programada. Las funciones CNC típicas se combinan con las funciones convencionales de la unidad de control del robot, permitiendo obtener un resultado de mecanizado óptimo.

Ventajas para el operario de la máquina gracias a la integración simplificada del robot

El hecho de poder procesar códigos G implica también una redefinición del empleo de robots en el entorno de máquinas de mecanizado CNC convencionales. En instalaciones de mecanizado automatizadas podrá emplearse, junto con la máquina-herramienta, también un robot cuya programación y manejo podrá realizarse conforme al código DIN 66025. Esto facilita la integración del robot y ofrece ventajas esenciales para el operario de la máquina, dado que ya no tendrá que disponer de conocimientos de programación específicos de robot, sino que sus conocimientos de CNC serán suficientes para manejar también el robot.

La máquina de mecanizado y la instalación de automatización se fusionan formando una unidad

Un caso especial del mecanizado automatizado es aquel en el que el robot se ocupa del mecanizado de las piezas. La combinación de mecanizado y manipulación hace que este tipo de proceso sea especialmente eficiente. Dado que el robot se ocupa de recoger las piezas, transportarlas a su lugar de mecanizado y transferirlas a un sistema de almacenamiento, es posible prescindir de cinemáticas de transporte y manipulación en la automatización del proceso. La máquina de mecanizado y la instalación de automatización se fusionan formando una unidad, lo que repercute de forma decisiva en la rentabilidad.

Gracias a la programación CNC, se abren nuevos sistemas de programación para el robot. El mercado de sistemas CAD/CAM ofrece soluciones especiales para numerosas aplicaciones de mecanizado. Esto va a llevar, en el futuro, a una multiplicación de las posibilidades de programación y aplicación de los robots. Cada vez más sistemas CAD/CAM reconocen esta tendencia y dotan a los sistemas de software de módulos especiales para la programación de robots y la simulación.

Empresas o entidades relacionadas

Kuka Robots Ibérica, S.A.