Ulma Handling Systems acomete la robotización de la logística interna de Proinsa para mejorar su respuesta ante los nuevos requerimientos del mercado

Proinsa, la automatización para máquina-herramienta

Redacción MU15/06/2007
Proinsa, la compañía fabricante y distribuidora de máquina-herramienta, con sede en Jundiz (Vitoria), se ha dotado de un nuevo almacén, al que ha incorporado la última tecnología en logística. Se trata de unas instalaciones completamente robotizadas, cuyo diseño e implementación ha desarrollado Ulma. El sistema automático destinado a almacenamiento y preparación de pedidos cuenta con una capacidad de almacenamiento de 25.000 palets y 6.500 medios palets, además de un potencial de preparación de 9.500 líneas de pedido al día.
foto
Las razones que han llevado a Proinsa a dotarse de estas nuevas instalaciones han sido, por una parte, el crecimiento constante de su base de clientes, actualmente situado en los 5.000 puntos de venta, lo que le obliga a un incremento de sus importaciones y de su actividad en general, y por otra, al hecho de que su base de clientes está compuesta por tiendas y cadenas de distribución de diferentes tamaños y necesidades, circunstancias que requieren de una gestión flexible y dinámica de sus operaciones logísticas.

Actualmente, la compañía dispone de una planta de producción en Shanghai (China), de la que proceden buena parte de sus aprovisionamientos, y ha iniciado también la internacionalización de su actividad comercial.

Un 10% de sus ventas actuales tienen como destino los mercados portugués y francés, y no descarta iniciar la exportación a otros países europeos.

Nacida con esta nomenclatura en 1998, si bien su trayectoria dentro del antiguo Grupo Arregui se remonta al año 1990, Proinsa está especializada en máquina herramienta con cuatro líneas de producto: quincallería, maquinaria (taladradoras, esmeriladoras, etc…), neumática (compresores, aerografía, pistolas de pintar, etc…) y herramienta (alicates, martillos, destornilladores, etc…).

El modelo de negocio de esta compañía consiste en proveer a la cadena de distribución, fundamentalmente a la especializada en bricolaje y ferretería, fuertemente atomizada en España, de una amplia gama de productos que cumplan como requisito con la mejor relación calidad/precio. Del mismo modo, la prestación de un servicio que responda a las exigencias del mercado, constituye el otro elemento definidor de su filosofía, y viene a explicar la inversión realizada por Proinsa en sus instalaciones generales y en la gestión de su logística.

La ingeniería logística Ulma Handling Systems acometió la automatización logística en dos fases. La primera, que entró en funcionamiento en septiembre de 2006, consistió en la construcción de un silo, con capacidad para 14.000 paletas, y a ella siguió una segunda fase, puesta en marcha a finales de 2006, dedicada a la preparación de pedidos, con una capacidad de 6.500 semipaletas, que pasan a sumarse a las 14.000 paletas de almacenamiento de la fase inicial.

Esta última fase dispone de un potencial de sacado de 5.000 líneas de pedido al día y un sistema robotizado con mini-load; además conlleva un gran reto para Proinsa, debido a su complejo sistema de funcionamiento.

Esta zona de almacenamiento es la de mayor rapidez y la que proporciona mayor poder de sacado; permite preparar pedidos de forma manual a través del operario, a la vez que realiza un picking robotizado de otro pedido.

Desde el inicio de este año, el nuevo almacén de Proinsa está a pleno rendimiento en su totalidad, con el funcionamiento de una zona de picking lateral.

La superficie del nuevo almacén es de 14.000 m2, 30 m de altura y una capacidad de 25.000 paletas.

El proyecto del nuevo almacén automático de Proinsa le fue confiado a Ulma Handling Systems, empresa que actualmente lidera en España el sector de la automatización del almacenes dentro del más amplio espectro de sectores industriales. Sus referencias se localizan en empresas que operan en los sectores ferroviario, farmacéutico, distribución, alimentación, maquinaria eléctrica, ferretería, el mobiliario, construcción o el sector textil.

Los servicios de Ulma trazan una circunferencia completa alrededor de las necesidades de sus clientes: presta servicios de consultoría logística, de planificación e ingeniería, de ejecución del proyecto, el servicio postventa y, si fuera necesario, de reingeniería. La compañía mantiene una estrecha colaboración con Daifuku, proveedora de la tecnología de automatización y de los transelevadores empleados en los almacenes.