Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Para el gerente de Larraioz Elektronika el futuro pasa por la automatización de la actividad industrial

Bittor Larraioz: “La robótica es la solución contra las deslocalizaciones”

Redacción Interempresas05/09/2016

Bittor Larraioz, gerente de Larraioz Elektronika, destaca la capacidad de los elementos de automatización de crear procesos competitivos y rentables. Asegura que en ningún caso los robots quitarán puestos de trabajo. La automatización de los procesos productivos a través de la robótica ha generado controversia, al apuntarse la posibilidad de que los robots destruyan puestos de trabajo en un pensamiento que se ha agudizado durante los últimos años, fruto de la preocupación creciente surgida en una crisis que se ha llevado por delante los buenos datos de empleabilidad. Bittor Larraioz, en cambio, desmiente esta creencia.

El gerente de Larraioz Elektronika, empresa radicada en Aia (Gipuzkoa) que se dedica a la fabricación de paneles de control para elementos de automatización y distribuidora de sistemas de mecatrónica, asegura que estos instrumentos son el garante del mantenimiento de la producción industrial en Euskadi. Ejemplifica con el caso de la fabricación de un nuevo modelo de coche. “Si el 80% del costo corresponde a la mano de obra, y en España está diez veces más cara que en países de otras zonas geográficas, es probable que la empresa decida que esa fabricación se vaya fuera”, asevera, para concluir que “la única solución para mantener esa producción e ir contra la deslocalización es la robótica”.

foto

El gerente de la firma guipuzcoana resta argumentación a las voces que advierten de los perjuicios de convertir los centros de trabajo en instalaciones repletas de robots. “Así como en las anteriores revoluciones industriales las máquinas, los motores eléctricos y los que utilizaban vapor facilitaron la aparición de otros trabajos y no se cuestionaron, en la nueva era que estamos viviendo será la robótica”, aduce. No será un proceso rápido y tardaremos en ver industrias en las que predomine con diferencia la presencia de elementos de automatización, según señala Bittor Larraioz. En este sentido considera: “Cuanto antes empecemos, más posibilidades tendremos de mantener y mejorar nuestro nivel de vida y desde Larraioz Elektronika nos esforzamos en ofrecer soluciones innovadoras para mejorar los procesos productivos robotizando y automatizando”. Su experiencia profesional le ha demostrado que “entre el empresariado vasco hay un interés creciente por incorporar estos elementos porque ven que la automatización es la única salida”.

El gerente de Larraioz Elektronika vuelve a citar la deslocalización hacia países con mano de obra más barata para indicar que “medidas protectoras del mercado terminan muriendo con el tiempo” y citar de pasada el caso de Arcelor Mittal, que ha cerrado la planta de Zumarraga y crea incertidumbre con la ACB de Sestao. convivencia Lo cierto es que las máquinas de automatización se han hecho ya un lugar sólido en el tejido industrial con elementos que van desde un diseño sencillo y sirven, por ejemplo, para colocar los tapones de plástico a las botellas de agua, a instrumentos más complicados que se emplean en cadenas de montaje automovilísticas, por ejemplo.

En cuanto a las afecciones al trabajador, Bittor Larraioz asegura: “En la era de la robótica la convivencia es posible porque el robot ayuda al empleado”. Gráficamente dice que una máquina de estas características le libra de realizar acciones repetitivas, con lo que puede emplear ese tiempo en otro tipo de tareas, o bien hacer lo mismo pero en mucho menos tiempo. De cualquier manera, los costos de producción se reducen y el resultado final es un producto más barato y, por lo tanto, más competitivo. La conclusión final es que se venderá más y, por lo tanto, la empresa presentará buenos resultados y “esa persona tendrá más solidez en su trabajo”.

“Quizá tengamos que pensar más en que la persona no es músculo, sino cerebro” y potenciar ese área entre la plantilla de las empresas, añade Larraioz. Junto con esta ventaja, el gerente de la firma de Aia también aporta otro valor añadido de la robótica en el ámbito industrial que hace referencia a la tendencia a flexibilizar cada vez más la producción. “Ya no existen esas enormes series de piezas a fabricar como hace años, cuando en máquina herramienta hacías 300 fresadoras al año idénticas”. Por este motivo, considera que “para hacer un proceso productivo muy personalizado hace falta que todos los elementos estén robotizados”.

Bittor Larraioz está convencido de que el futuro pasa por la automatización de la actividad industrial, y muestra de ello es su apuesta por desarrollar el conocimiento interno que desemboque en la generación de robots colaborativos propios. El gerente: Para nosotros es un producto estratégico al que vemos un prometedor futuro. Es la razón por la que la firma ya ha contactado con dos empresas, una del sector aeronáutico y la segunda perteneciente a la industria auxiliar del automóvil, con el objetivo de definir proyectos en los que la colaboración dé resultados positivos. De momento, ya han adquirido un robot colaborativo que han comenzado a utilizar con el que esperan adquirir una mayor experiencia.

foto

Empresas o entidades relacionadas

Larraioz Electrónica Industrial, S.L.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.