Posicionamos su web SEO / SEM
Oilhealth es el resultado de 12 exitosos años de I+D en el campo de sensores y lubricantes

Monitorización de procesos industriales

Patxi Etxaniz, CEO de atten207/04/2014

Atten2, Advanced Monitoring Technologies, spin-off del Centro Tecnológico IK4-Tekniker, ha desarrollado un método para planificar objetivamente el cambio de aceite en equipos donde este proceso supone una complejidad añadida. El método de atten2 tiene como base el sensor OilHealth, que monitoriza online el estado real de la degradación del aceite.

Atten2, Advanced Monitoring Technologies, es un spin-off del Centro Tecnológico IK4-Tekniker que se constituye en 2012 para el desarrollo, producción y comercialización de sensores ópticos on-line para la medición de características específicas de diversos fluidos (especialmente aceite lubricante), así como la realización de servicios derivados.

Atten2 surge del laboratorio de aceites del centro tecnológico, uno de los mayores laboratorios independientes de Europa, con una media de 400 análisis diarios de aceite. Tras años de trabajo en este campo, detectaron la creciente necesidad por parte de la industria en monitorizar sus procesos industriales. Estas tecnologías han sido desarrollada después de 12 años de exitoso I+D en el campo de los sensores y la lubricación.

Actualmente, al frente de atten2 están 2 profesionales: Patxi Etxaniz, Ingeniero Aeronáutico con una dilatada trayectoria profesional a sus espaldas y Eneko Gorritxategi, Ingeniero Industrial, que ha participado en todo el desarrollo de estas tecnologías.

foto
OilHealth es una herramienta para monitorizar procesos industriales desarrollada por atten2.

En estos momentos atten2 cuenta con dos productos: OilHealth, un producto totalmente novedoso que mide el grado de degradación del aceite lubricante, y OilWear, una gama de sensores para la detección de partículas en fluidos:

  • OilWear P100: Sensor online de bajo coste para la detección y contaje de partículas de más de 14 µ.
  • OilWear C100: Sensor online de bajo coste para la detección y contaje de partículas de más de 4 µ. Distribución por tamaños de las partículas. Obtención del código de limpieza ISO 4406.
  • OilWear S100: Sensor online para la detección y contaje de partículas de más de 4 µ. Distribución por tamaños de las partículas. Obtención del código de limpieza ISO 4406. Obtención de la forma de las partículas de más de 20 µ y determinación de su origen.

Oilhealth, sensor de aceite para la lubricación industrial

En el laboratorio hemos comprobado que habitualmente los aceites lubricantes son sustituidos estando en perfectas condiciones de uso. Los responsables de mantenimiento que hemos consultado son conscientes de ello. Pero los análisis de laboratorio no pueden asegurar que el aceite va a seguir en buen estado hasta el siguiente análisis. Por tanto, el dilema consiste en cómo optimizar el cambio de aceite y hacerlo de forma segura.

foto
Sensor OilHealth de Atten2.

La solución propuesta es la monitorización online, y OilHealth es la herramienta perfecta para optimizar el cambio de aceite. El problema que se presenta en la medida de la degradación del aceite reside en que es un proceso complejo. De forma simplificada se pueden hablar de 3 fases en el proceso de degradación, y cada una de ellas tiene sus propios parámetros de medida en laboratorio:

  1. El proceso principal en la degradación consiste en la oxidación del aceite. En laboratorio se suele medir con parámetros como FTIR, TAN, AN, BN, etc.
  2. Para retrasar en lo posible la oxidación, los fabricantes de aceites incluyen los aditivos antioxidantes. De forma que mientras estos no se hayan consumido, la oxidación está muy atenuada. La cantidad de aditivos se suele medir por medio del Ruler.
  3. Por último, los elementos oxidados reaccionan entre sí produciendo cadenas largas o polímeros que son los que cambian la viscosidad del aceite.
foto
Fases del proceso de degradación del aceite.

De esta forma, el análisis de laboratorio de una muestra de aceite puede ser difícil de interpretar por alguien que no sea un analista experto, y no da una medida del momento global de la vida útil en la que se encuentra el aceite.

La aproximación al problema del sensor OilHealth es totalmente diferente. La tecnología de OilHealth consiste en obtener el espectro del aceite y, por medio de un algoritmo (de desarrollo propio, patentado), correlacionar ese espectro de esa referencia comercial de aceite con el grado de degradación (%OD: % de la vida del aceite consumida) y durante todas las fases de la degradación en la vida útil del aceite. De esta forma se obtienen unas curvas con tendencias muy claras, prácticamente lineales, que permiten estimar el momento óptimo para cambiar el aceite de forma segura.

Así, Oilhealth obtiene datos para planificar objetivamente el cambio de aceite en equipos como multiplicadoras o turbinas, en las que el proceso de cambio del lubricante supone dificultades tanto en el manejo de muchos litros de aceite como en la logística de su reposición. Por tanto, OilHealth suministra información que permite mejorar la operación y el mantenimiento:

  • Extiende la vida útil de la máquina asegurando su operación con aceite en buen estado.
  • Ahorra costes de operación al optimizar los cambios de aceite.
  • Da información en tiempo real que permite establecer un mantenimiento predictivo y proactivo en lugar de un mantenimiento correctivo.

Empresas o entidades relacionadas

Fundación Tekniker

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS