En la planta de Hofors, en el centro de la región sueca dedicada al acero

Titan a pesar de calor extremo

Redacción Interempresas10/06/2013
La demanda de rodamientos de rodillos en todos los tamaños crece continuamente. Sus posibilidades de uso son inagotables, siempre surgen nuevas. Los productos de Ovako se emplean en todo el mundo para todo tipo de aplicaciones: desde carretillas elevadoras, maquinaria de construcción y grúas hasta plantas eólicas y máquinas-herramientas. Para poder seguir manteniendo la competitividad, Ovako tuvo que automatizar la producción en la mayor medida posible y para ello contó con la ayuda de Kuka.

La firma sueca Ovako cuenta con una nueva instalación en su planta de Hofor, en el centro de la región sueca dedicada al acero, formada por cinco trenes de laminación de anillos. En la planta se fabrican unidades de distintos tamaños para rodamientos de rodillos. Más concretamente, en el nuevo tren se laminan anillos de tamaño mediano con un peso de entre 50 y 400 kg. Se trata de piezas pesadas fabricadas bajo condiciones extremas, a 1200 °C de temperatura y una elevada humedad ambiental debido a la refrigeración de las herramientas, manteniendo un número de ciclos elevado y constante, lo que les ha obligado a automatizar su producción a fin de asegurar una mayor competitividad y eficiencia.

foto
Automatización de la producción

Realización / Solución

La pieza clave de la producción automatizada son los tres robots para cargas pesadas de Kuka Nordic. Éstos se ocupan ahora de las tareas que antes debían realizarse de forma manual y manipulan los productos de la completa instalación: desde el acero bruto a 1.200 ºC proveniente del alto horno hasta el apilado de los anillos laminados en la zona de refrigeración. Cada uno de los tres robots asume una estación de la línea de producción. El primer robot retira el acero bruto a 1.200 °C del alto horno y lo lleva a la prensa donde se le da una forma redonda. De aquí, el segundo robot se encarga de llevar la pieza redonda de acero bruto a la sección donde se troquela el agujero del anillo y se lamina la pieza. Se trata del último paso que se realiza para producir el anillo. El segundo robot empuja el anillo laminado sobre una cinta transportadora que lo lleva al tercer robot. Este último se ocupa de apilar los anillos controlados y todavía calientes para que se enfríen. A pesar de las condiciones extremas de trabajo, es posible emplear robots estándar. Éstos disponen de un lacado resistente al calor, disponible como opción para los robots estándar.

foto
El proyecto supuso la instalación de tres robots para cargas pesadas.

Resultados 

Tres años después de inaugurar el nuevo tren de laminación completamente automatizado de Ovako Tube & Ring AB, la empresa puede hacer un balance positivo: la inversión ha superado las elevadas expectativas con creces. Ovako dispone ahora de condiciones bien distintas que han permitido aumentar tanto la capacidad como la calidad.

Empresas o entidades relacionadas

Kuka Robots Ibérica, S.A.