Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Los sectores tradicionales del offset no han asumido aún las posibilidades de incorporar nuevas funcionalidades a sus procesos productivos”

Entrevista a Josep Lluís Checa, director adjunto a la presidencia de Cetemmsa

David Muñoz10/06/2013
El centro tecnológico Cetemmsa define la electrónica impresa, también llamada electrónica flexible o electrónica orgánica, como la fabricación de circuitos electrónicos sobre sustratos flexibles mediante técnicas de impresión propias de las artes gráficas, como por ejemplo, la serigrafía o el inkjet, con la particularidad que se utilizan tintas conductoras, aislantes o semi-conductores. Profundizamos en este ámbito de trabajo que disfruta aún de un amplio potencial de crecimiento, de la mano de Josep Lluís Checa, director adjunto a la presidencia de Cetemmsa.

¿Cuáles son las ‘macrotendencias’ que aprecian en el sector de la electrónica impresa?

El concepto de ‘macrotendencia’ no es natural en el ámbito de la tecnología en general y mucho menos en el ámbito de la electrónica impresa. Como tal, hemos sido pioneros en crear vínculos entre él y las aplicaciones, en este caso a productos que incorporen elementos de electrónica impresa. Es por ello que pensamos en la elaboración de un trabajo detallado que partiendo de una propuesta de ‘macrotendencias’ nos llevará a identificar productos específicos. Este marco de referencia nos llevó a identificar las siguientes tendencias: Awakening –make the familiar strange; Switch – play Smart; Heritage – make the strange familiar; Performance – beyond de human boundaries; y Nowtopia – Do it yourself.

foto
Josep Lluís Checa, director adjunto a la presidencia de Cetemmsa.

¿En qué medida estas innovaciones pueden “cambiar nuestras vidas”?

Como tecnología considerada disruptiva, los cambios esperados pueden ser de diversa índole. Si tuviera que destacar un ámbito donde esperamos un gran cambio es en el ámbito de la salud y el bienestar. Los sistemas de teleasistencia, de prevención y de asistencia médica contemplan ya aplicaciones de la electrónica impresa, emanando de la base de aplicación a sensores de todo tipo, y en especial aquellos que se depositan sobre substrato textil. En este sentido, disponemos ya de prototipos que evalúan el patrón de movimiento en sus pasos de una persona mayor, o productos con sistemas de monitorización de anestesia en quirófano que integran nuevas funciones en elementos tradicionales, como es el manguito de presión y ritmo cardiaco actual, incorporando sistemas de medida de relajación neuromuscular del paciente.

¿En qué sectores de actividad puede tener la electrónica impresa un mayor campo de desarrollo? ¿Podría poner algunos ejemplos de futuros desarrollos en estos ámbitos?

Como decía, los ámbitos de aplicación son diversos, pero si pensamos en aplicación base, los sensores son la mayor esperanza de aplicación a múltiples productos y segmentos de actividad, incluyendo la derivada del biosensor, el cual será capaz de reaccionar a estímulos bioquímicos además de los mecánicos tradicionales.

Más específicamente, los sectores de la salud, el bienestar, la automoción, las artes gráficas, los transportes y la arquitectura pueden ser los grandes sectores tractores de aplicaciones de la electrónica impresa.

En una situación de crisis económica como la que vivimos, ¿cómo puede la electrónica impresa contribuir a la deseada reducción de costes?

Prefiero pensar que más que aportar una visión únicamente de reducción de costes la verdadera aportación de la electrónica impresa pasa por la creación de nuevas oportunidades de producto, en algún caso por evolución funcional de algo existente o por la creación de nuevos productos que ocupen espacios no existentes en la actualidad. Dicho lo anterior, uno de los valores intrínsecos a la tecnología de la electrónica impresa es la simplificación de procesos en la funcionalización de determinados productos, además de constituirse en procesos productivos más ecológicos y por consiguiente de menor coste, tanto en tiempo de proceso como en impacto de tratamiento ulterior de residuos.

La Unión Europea prevé que el sector de la electrónica impresa podría llegar a un volumen de negocio de 60 billones de euros en el 2020. ¿Qué crecimiento supondría esta cifra sobre los niveles en los que se mueve actualmente?

En la actualidad podríamos decir que la actividad de negocio es todavía incipiente y con cierto retraso respecto a las previsiones, en gran medida por el contexto económico que no propicia ejercicios de riesgo cara a nuevos productos, en el marco de un mercado recesivo en toda Europa. Dicho lo anterior, no quita que sí se vislumbren ya tecnologías como OLED en su fase de ramp-up productivo, aplicado a productos de visualización plana en diferentes formatos y tamaños.

“Los sectores de la salud, el bienestar, la automoción, las artes gráficas, los transportes y la arquitectura pueden ser los grandes sectores tractores de aplicaciones de la electrónica impresa”
foto
Soporte para electrónica impresa.

¿Podría resumir qué evolución ha seguido la electrónica impresa en estos años? ¿Cómo surgieron las primeras investigaciones? ¿Qué grado de desarrollo ha alcanzado con el paso del tiempo?

A lo largo de estos años se han dedicado muchos esfuerzos en el campo de los materiales y en el desarrollo de la tecnología de impresión. En el caso de los materiales, se ha trabajado en el desarrollo de materiales solubles e imprimibles donde grandes empresas químicas se han involucrado, y por la parte de la tecnología, se ha trabajado en adaptar la tecnología existente y mejorarla para conseguir imprimir dispositivos de gran área y en procesos continuos.

Los primeros productos llegaron al mercado en el 2005-2006 y eran del tipo tarjetas de identificación pasivas impresas en masa sobre papel para control de entradas, así como aplicaciones en el sector juguete. Actualmente existe una amplia variedad de aplicaciones disponibles como producto. En estos momentos es importante trabajar en la estandarización de los materiales y seguir mejorando los equipos buscando el avance de la propia tecnología. Es clave que los fabricantes de materiales y de equipos vayan a una.

Entiendo que la electrónica impresa va a mejorar la interacción con determinados productos, ¿no?

Ciertamente estamos hablando en muchos casos de interacción del individuo con los productos y elementos de nuestro entorno, especialmente a través de los sensores, pero también a través de experiencias diferentes con elementos cotidianos que se alimentarán de la aplicación de la electrónica impresa, como podrá ser en el ámbito de las Smart Cities y los posibles sistemas de harvesting eléctrico.

¿Comparte muchos productos/procesos la electrónica impresa con el sector de las artes gráficas tradicional (offset/digital)? ¿En qué medida podrían pasarse estos negocios al mundo de la electrónica impresa?

En la actualidad podríamos decir que todavía no. Hay que pensar que aunque las tecnologías de deposición de las tintas usadas en electrónica impresa son muy similares, ya sea por serigrafía o por inyección, todo y que la primera es la más extendida, los sectores tradicionales del offset no han asumido aún las posibilidades de incorporar nuevas funcionalidades a sus procesos productivos. Quiero decir que no es trivial hacer el salto entre crear productos que parten de la tinta convencional con un resultado vinculado al diseño hacia productos que incorporan nuevas funcionalidades como luz, sensores, circuitos, etc.

Nuestra previsión es que la curva de incorporación sea relativamente baja, representando adaptaciones a los dispositivos existentes, minimizando el impacto en costes al evitar la ejecución de nuevas e importantes inversiones. Hemos demostrado en nuestras instalaciones que esto es posible, disponiendo ya de dispositivos de impresión continua que provienen del mercado de las artes gráficas, adaptados al mundo de la electrónica impresa, siendo las principales adaptaciones en el tratamiento y fijación de las tintas. Mientras que en producto de artes gráficas se habla de secado, en la electrónica impresa se habla de curado y de deposición multicapa.

Cetemmsa, de la mano de ACC1Ó, ha presentado recientemente las conclusiones del programa europeo Horizon2020. ¿Podría resumirlas?

Creo que se refiere a nuestra presentación del estudio Printed Electronics & Emerging Macrotrends en Bruselas del pasado 15 de mayo. Es cierto que todo apunta a que la tecnología de la electrónica impresa es una de las Key Enabling Technologies y, por lo tanto, una de las tecnologías sobre las que el nuevo programa Horizon 2020 pondrá más énfasis a la hora de dar apoyo y subvencionar programas europeos de I+D+i.

Así, hemos sido capaces, con el apoyo de ACC1Ó, de reunir en la capital del gobierno europeo a empresas y autoridades responsables de definir y aplicar políticas de apoyo a la investigación y desarrollo de productos innovadores para conocer, de primera mano, cómo la electrónica impresa unida a las macrotendencias sociales puede revolucionar la oferta de productos y sobre todo la mejora de la calidad de vida de las personas en un medio plazo. Hablamos de futuro, pero no lejano.

foto
Laboratorio de Cetemmsa.

Por último y como resumen, ¿qué perspectivas de desarrollo se abren para la electrónica impresa en España a corto, medio y largo plazo?

Es difícil emitir opinión con una visión de Estado español, ya que hay múltiples iniciativas y de diversa tipología en marcha, algunas de ellas en centros tecnológicos y otras ya con desarrollo empresarial. Todo y con ello entendemos que su desarrollo con carácter global es aún incipiente y sometido a muchas incertidumbres.

Si hablamos como centro tecnológico español, nos ubicamos en un ecosistema donde nuestras referencias son fundamentalmente europeas. En este sentido, nos consideramos bien posicionados y con tecnología diferencial cuando la deposición de electrónica se ejerce sobre substrato textil, el cual es uno de los más difíciles, al tratarse de superficies irregulares, absorbentes, elásticas, que en algunos casos interaccionan con el cuerpo humano, que requieren de lavado y plegado, etc.

Es en este ámbito donde se nos está reconociendo un posicionamiento diferencial en relación a otros centros europeos, como puede ser los presentes en Finlandia, Alemania y Holanda.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS