Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Robótica industrial
En un análisis realizado, Alias Robotics encontró cerca de 9.000 enrutadores industriales inseguros, 1.586 de ellos en Europa

La ciberseguridad, vital para una robotización exitosa

Sara Sagredo, Operaciones en Alias Robotics14/02/2019

Los robots están en todas partes: realizando tareas simples en pymes de forma colaborativa, asistiendo a clientes en tiendas, en la atención médica… incluso en las salas de operaciones. De forma paralela a su implantación, aumenta entre los expertos la preocupación por su seguridad ante ataques externos. Hablamos sobre ello con la startup Alias Robotics, con sede en Vitoria, que ofrece servicios de auditoría de seguridad para el mundo de la robótica.

foto

Pronto los avances en Inteligencia Artificial harán posible que los robots se muevan con libertad, también en el espacio público. De hecho, actualmente, una nueva generación de robots está siendo concebida y diseñada para obtener una autonomía mucho mayor que la de los robots tradicionales. A medida que la robótica se entrelaza cada vez más con otras facetas, como la nube, los dispositivos móviles, el análisis de datos o el Internet de las cosas (IoT), crece entre los expertos en robótica y ciberseguridad una preocupación: la seguridad de estas máquinas está siendo subestimada. “El avance de la robótica, que es muy positivo, plantea al mismo tiempo la duda de cómo se están protegiendo y de si realmente son seguros los robots. Los fabricantes y usuarios de robots tienen que ser conscientes de que, si no protegen los robots, pueden sufrir graves consecuencias a medio plazo. Hackear un robot industrial puede suponer paralizar una cadena de producción durante un tiempo determinado con los costes que ello conlleva. En el caso de un robot de asistencia a personas, las consecuencias pueden ser incluso más graves y afectar a la seguridad física del usuario. Todo ello sin olvidar el impacto que puede tener que se pierdan o roben datos vinculados a estos robots”, advierte David Mayoral, CEO de Alias Robotics.

Para esta empresa vitoriana de ciberseguridad para robots la situación que se está viviendo actualmente en el mundo de la robótica es muy similar a la que se vivió anteriormente con el auge de otras tecnologías. En la década de los 90, cuando se democratizaron los ordenadores personales, se hicieron evidentes sus inseguridades: ni internet, ni las computadoras fueron concebidas para ser seguras. Entonces, los fabricantes tuvieron que admitir las vulnerabilidades y fallos de sus productos y centraron sus esfuerzos en encontrar mecanismos para protegerlos de una creciente variedad de amenazas externas. Hasta ese momento, las compañías habían lanzado sus productos al mercado aprovechando el “boom” inicial, pero sin prestar atención a las consecuencias futuras. Desde Alias insisten en que algo “muy similar” está sucediendo ahora con los robots. Sin embargo, los robots presentan riesgos mucho mayores para sus usuarios.

En los últimos años, un nuevo tipo de robot se está extendiendo en las plantas de fabricación: los “cobots”. Destacados en el núcleo de la Industria 4.0, tienen la intención de interactuar físicamente con los humanos en un espacio de trabajo compartido. Por lo general, tienen como objetivo complementar y aumentar las capacidades humanas para realizar tareas de manera repetitiva y más eficiente.

foto
El equipo de Alias Robotics, una startup que ofrece servicios de auditoria de seguridad para robótica.

9.000 enrutadores inseguros localizados

foto

Teniendo en cuenta este contexto, el equipo de Alias Robotics ha realizado una serie de estudios que demuestran las vulnerabilidades de las redes robóticas y sus posibles consecuencias tanto económicas, como físicas en entornos de colaboración con humanos.

Estos nuevos robots en la industria estarán conectados a la red, por lo que son todavía más sencillos de hackear. En un reciente trabajo, los ingenieros de Alias rastrearon la web con una herramienta -Aztarna- desarrollada por ellos. En un primer análisis, encontraron cerca de 9.000 enrutadores industriales inseguros, 1.586 de ellos en Europa, con Francia y España liderando el ranking de dispositivos mal configurados. Teniendo acceso a un robot que esté dentro de un entorno empresarial o industrial, se podría tomar el control de otros robots que comparten la misma red y configuración.

Algunas empresas son conscientes de la importancia de la ciberseguridad para robots y ya están trabajando para buscar soluciones. Mediante servicios de auditoría y consultoría, Alias Robotics asesora a las firmas y les alerta sobre los posibles ataques a los que están expuestos sus robots. Además ofrecen dispositivos de seguridad para proteger e investigar los ciberataques a robots. Pero aún queda mucho por hacer. Es fundamental que se cree una conciencia colectiva sobre la importancia que tiene la ciberseguridad en el mundo de la robótica para evitar futuros problemas y consecuencias más graves.

foto

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.