Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Transformando un hotel del s. XX al s. XXI

ME Sitges Terramar

Texto adaptado por Miquel Ángel Juliá02/08/2019

El proyecto de transformación del ME Sitges de Terramar del arquitecto Daniel Isern Pascual, es un claro ejemplo de lo que el mismo plantea y dirige en el posgrado ´Proyectando el hotel del sXXI´ de la Escola Sert. Esta es una formación específica que permite profundizar en la arquitectura y el diseño de la industria hotelera consiguiendo impartir el conocimiento necesario para especializarse en el diseño de equipamientos hoteleros.

Es necesario entender todo el ciclo vital de un hotel, desde la estrategia y diseño hasta la gestión, pasando por el Project Management, la construcción, la rehabilitación, el interiorismo y el Facility Management. Porque el diseño en Hospitality, al igual que sucede por ejemplo en Workplace o en Retail, es uno de aquellos sectores que para su buena resolución proyectual precisa de la participación de todos los actores y disciplinas involucrados: promotores e inversores, profesionales de la dirección y la gestión, proveedores de servicios, grupos de usuarios/consumidores, interioristas, ingenieros, estructuristas, light designers, otros especialistas y especialmente, arquitectos.

foto

Orígenes, emplazamiento y diseño

El emplazamiento del Terramar no podría ser mejor; frente al mar, al final de un paseo. La historia del turismo en la costa catalana podría resumirse a través de las cicatrices dejadas por el Hotel Terramar.

En su origen, el Hotel Terramar había abierto sus puertas a principios de los años 30 del siglo XX. Es decir, se construyó en un periodo de la historia reciente en la que veranear era un privilegio reservado a unos pocos. Era una señorial construcción que contaba con elegantes salones y amplios jardines exteriores. Una estructura original de la Belle Époque, destinada a ser un hotel exclusivo para los primeros viajeros, que se expandió más tarde en los años 60-70 para convertirse en una monstruosidad irreconocible diseñada para el turismo de masas.

foto

La actualización completa de Terramar realizada por el Estudi Isern Associats, se sitúa por tanto en el cambio de siglo. Finalmente hemos llegado al XXI y el hotel, al igual que la sociedad, se reinventa y transforma como el ave Fénix. Adquirido por Meliá Hotels International, el hotel ha podido ser transformado y ampliado completamente en un hotel 5 estrellas. El proyecto ha consistido en darle una oportunidad, una tercera vida, recuperando el brillo perdido. El proyecto ha permitido principalmente repensar cómo se entiende el turismo hoy en día. Ha sido un ejercicio de simplificación, orden y unificación.

Las distintas fases y ampliaciones anteriores del edificio habían dejado una estructura muy debilitada, que requirió actuaciones que arrancaran en los propios cimientos, reforzándololos por micropilotes a todos y cada uno de los forjados, así como a los elementos portantes.

foto

Además, la actualización del edificio requería solucionar los problemas endémicos que la falta de planificación inicial habían ido generando con los años: escaleras mal ubicadas obstruyendo las vistas al mar, falta de coherencia en el orden de los espacios de servicio del hotel, instalaciones obsoletas, cubiertas de fibrocemento, habitaciones muy desproporcionadas tanto en tamaño como en servicios…

Retos

El proyecto, por lo tanto, planteaba tres retos:

  • Garantizar la supervivencia del edificio.
  • Actualizar los espacios interiores dotando de coherencia las áreas de servicio y las de clientes, mejorando en lo posible el número de habitaciones existentes.
  • Garantizar la accesibilidad y los sectores de incendio en todas las plantas.
foto

A estos tres hay que añadir un cuarto, conseguir que el resultado final fuera un hotel de referencia para toda la costa mediterránea. Y así lo es, un lugar que es tendencia y en donde el diseño se da cita no solo para las personas que pernoctan.

Ejecución de la obra

Analizados los usos y circulaciones existentes, la primera decisión que se tomó fue la de reubicar las escaleras y ascensores principales, puesto que las existentes no cumplían con ningún parámetro.

foto

De una manera casi quirúrgica se reubicó el núcleo donde mejor se pudiera solucionar la evacuación del edificio y la estabilidad del mismo, ya que se diseñó como elemento de arriostramiento estructural de todas las plantas. La ubicación de este núcleo permite no solo solucionar los puntos más evidentes, sino además permitió ganar habitaciones con vistas al mar.

En planta baja, este núcleo crece para albergar la cocina del restaurante principal y los espacios de back office de recepción, alrededor del que se desarrollan las distintas operaciones de los clientes, dejando casi la totalidad de la planta libre.

Se reordenaron todas las áreas de servicio en sótano, cambiando el punto de acceso de servicio y la ubicación de la cocina principal, lo que permitió ganar espacios de público en planta baja, ganándose así un centro de convenciones. También en planta inferior se encuentra un gimnasio con spa.

foto
foto

La normativa existente no les permitía cambiar la volumetría del edificio, con lo que las fachadas se plantearon como un ejercicio de simplificación de lo existente, donde unas franjas blancas de 1,3 m de altura esconden las diferencias de altura que se da en un mismo forjado y enfatiza el efecto de Zigurat de la configuración piramidal del conjunto.

El resto del edificio se pintó en un tono gris sombra para intentar pasar lo más desapercibido posible y dotar al conjunto de la máxima ligereza. Es un ejercicio de extracción de 'peso' visual, sin modificar la volumetría existente.

Resultado final

En general, el resultado final es un edificio no solo pensado para garantizar su durabilidad y accesibilidad, sino un intento de dar respuesta a cómo se entiende hoy en día el turismo de playa, centrado en el ver y ser visto, en el descanso, en la simplicidad de los pequeños detalles.

En una intervención como esta, el diseño interior es clave que conviva con la arquitectura y que esta sea un hilo conductor de todo lo planteado en las fases iniciales de proyecto y los objetivos planteados por la estrategia de negocio del propio hotel. Era preciso que el interiorismo integrara el estilo de la cadena hotelera, con la nueva visión para poder recuperar el resplandor del original edificio. Este trabajo recayó en el estudio de la Lagranja Design. Estos recuyeron a recuperar la propia identidad del lugar, y por tanto a usar los materiales y técnicas con los que tradicionalmente se había construido en la región. La artesanía tradicional local fue el hilo conductor que utilizaron para vestir y acabar de devolver todo su esplendor al antiguo hotel. El mimbre, la cerámica o el macramé son materiales que se reinterpretan en el interiorismo del mismo, con una mirada contemporánea, proporcionando una estimulante experiencia de descanso y ocio.

foto

Hotel ME Sitges Terramar.

El hotel ofrece una amplia oferta gastronómica, que incluye el Oyster Bar junto al lobby del hotel, así como un bar exterior junto a la piscina. En la terraza de la última planta del edificio existe una segunda piscina VIP con bar con vistas a la costa. Es un hotel que deja de ser simplemente vacacional de sol y playa y pasa a ser un espacio integrado y abierto al resto de Sitges.

FICHA TÉCNICA

  • Localización: Paseo Marítimo 80, Sitges. Barcelona
  • Arquitectura: Estudi Isern Associats Daniel Isern Pascual
  • Colaboradores arquitectura: Yaiza Díaz, Aleix Naudó, Nora Balcells,Guillem Camps y Edgar Esteller.
  • Arquitecto técnico: Josep María Coll Guinart
  • Ingeniería de estructura: BAC Enginyers
  • Interiorismo: LaGranja Design
  • Promotor: HI Partners
  • Constructor: Inbisa
  • Carpintería exterior: Technal
  • Pavimentos: Tarkett, Floor Gres, Moratonas y Bentzon
  • Acabados interiores: Vescom, Natucer, Ferrer, Hisbalit, Rom Aplic, Pont de Querós, Fuhtah, Marazzi, Finsa, y Guell LaMadrid.
  • Sanitarios: Roca
  • Mobiliario e iluminación: La Granja Collection, SVerges, Papiol, Dedar, Expormim, Emu, Exportjunk, Unopiu, Pedrali, Maisons du Monde, Vondom, Bonadona Hay, Daisalux, Marset, Foscarini y Normann Copenhagen
  • Fotografías: Adrià Goula. Adrià Goula Sardà.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smart Doors - IFEMA - Feria de MadridSalón Internacional de la Piscina - Fira de BarcelonaNebext - Rebuild

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Yago Massó Moreu, secretario técnico de Andimat

“Construir un edificio con nivel óptimo de aislamiento de las cubiertas, suelos y fachadas y las redes de transporte de los sistemas de climatización, es el pilar básico para reducir la demanda energética y así alcanzar edificios de consumo de energía casi nulo”

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS