Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Rehabilitaciones y reformas

Algunos estudios demuestran que en caso de incendio el mobiliario tiene mayor incidencia que los materiales de construcción en la producción de humos 

Isopan celebra un seminario sobre comportamiento al fuego de paneles sándwich

José Luis París09/01/2019

El pasado 14 de diciembre, Isopan convocó a arquitectos, arquitectos técnicos, empresas constructoras y profesionales de la construcción al ‘Seminario sobre comportamiento del fuego y los paneles sándwich’. El encuentro tuvo lugar en el Espai Bombers de Barcelona, y contó con la participación de Óscar Maretto, director de calidad y técnico de ensayos de Isopan, y Antonio Galán, consultor de seguridad contra incendios.

Durante la jornada se trataron temas como la nueva versión de la norma europea de panel sándwich EN-14509:2013, los cambios respecto a la medición del comportamiento al fuego en los paneles sándwich, métodos de ensayo, las causas más habituales de incendios con paneles sándwich, tipos de paneles y comportamiento en el caso de incendios o el comportamiento de los paneles en la fase ‘pre-flashover’, entre otros.

foto

Isopan convocó el 'Seminario sobre comportamiento del fuego y los paneles sándwich'.

La nueva norma europea de panel sándwich

En su intervención, Óscar Maretto se refirió a los aspectos relevantes de la nueva versión de la norma europea de panel sándwich EN-14509:2013. “Hasta octubre de 2010 el panel sándwich estaba considerado como un producto no convencional, por lo que no tenía norma propia. Fue a partir de 2006 en que los países europeos se pusieron de acuerdo para establecer una norma europea para este producto, que entró en vigor el 1 de octubre de 2010, de obligado cumplimiento para fabricantes de 35 países”.

En 2013 se estableció una nueva versión de la norma, que entró en vigor el 8 de agosto de 2015. Esta nueva versión apuntaba muchas variantes respecto a la medición al comportamiento y reacción al fuego del panel sándwich. La norma original era ambigua respecto a los ensayos al comportamiento al fuego de estos productos. A partir de su entrada en vigor todos los fabricantes debieron implantar estas modificaciones en su sistema de producción.

foto

Óscar Maretto, director de calidad y técnico de ensayos de Isopan.

Moretto explicó cuáles eran los principales cambios que aportaba la segunda versión de la norma respecto a la primera. El principal fue clarificar el concepto de la ambigüedad interpretativa de los ensayos de inflamabilidad o pequeño quemador y del ensayo de reacción al fuego. “Ambos deben realizarse sin proteger los bordes del panel. Antes, la antigua norma permitía hacer el ensayo sobre la chapa, porque se hablaba de configuración final de uso, con lo cual en las obras la unión entre paneles está rematada y si hay un incendio la llama tendrá un acceso difícil al interior del panel. Aunque sea cierto, esto suponía una ambigüedad interpretativa de la norma y se solía realizar el primer ensayo de inflamabilidad sobre la chapa. De esta manera, el riesgo se limitaba al no hacer un ensayo de inflamabilidad sobre un elemento que podía arder, como es el núcleo. La nueva versión de la norma establece que el ensayo de comportamiento a la reacción al fuego debe hacerse a los paneles sin ningún tipo de protección o rematado en ninguno de los bordes del panel cortado, a excepción de que el panel se fabrique ya con todos los bordes protegidos. La llama debe aplicarse directamente sobre el núcleo aislante del panel, sin ningún remate o cubierta que lo proteja”.

Óscar Maretto también explicó las clasificaciones (Euroclases) de los paneles según la composición de su núcleo (poliuretano o lanas minerales), láminas metálicas y juntas entre paneles, y su reacción y comportamiento al fuego, conceptos similares pero que sin embargo tienen consecuencias diferentes en caso de incendio. También explicó los procedimientos de ensayo aplicables según la norma a cada una de estas dos circunstancias.

La toxicidad del humo

A continuación tomó la palabra Antonio Galán, consultor de seguridad contra incendios especializado en reacción al fuego. Inició su intervención destacando la importancia que tiene la toxicidad al humo en el número de víctimas en incendios. Según datos estadísticos, el 70% de incendios se producen en viviendas, un 40 por ciento en viviendas unifamiliares y el 30 restante en unifamiliares. Asimismo, el 45% de las víctimas lo son debido a la intoxicación por humo y el 40% por quemaduras. La estacionalidad también es un factor determinante en los incendios en vivienda, concentrándose entre octubre y enero, debido al uso de calefactores, placas eléctricas de calefacción, etc. También en verano, sobre todo cuando hay olas de calor, el uso de aparatos de aire acondicionado puede generar incendios.

foto

Antonio Galán, consultor de seguridad contra incendios.

Según Galán, cada incendio es diferente y los humos dependerán también del material combustible. Los datos demuestran que en la producción de humos tiene más incidencia el contenido de la vivienda (muebles, por ejemplo) que el continente (materiales de construcción). Galán explicó que no existe un acuerdo sobre si la reducción de la toxicidad de humos en los materiales de construcción influiría en la disminución del número de víctimas mortales. “La Comisión Europea se ha planteado este problema y para ello ha planteado un estudio, en el que participaron todos los países europeos, para ver si era viable reducir el número de víctimas regulando la toxicidad de humos de los productos de construcción. Las conclusiones determinaron que en todos los países europeos se ha producido una reducción de las víctimas sin la necesidad de ninguna regulación específica de la toxicidad de humos. No existe tampoco acuerdo sobre si sería o no efectivo tener una regulación de toxicidad de humos para los productos constructivos y, si la hubiera, se estima que sus beneficios serían muy limitados. En cuanto al mercado, el estudio ha detectado que si hubiera una regulación de los humos, podrían desaparecer familias enteras de producto. Esto conduciría a un desequilibrio porque los productos que quedasen incrementarían mucho su precio. Finalmente, el informe vería mucho más adecuado regular la toxicidad de humos del mobiliario. Así, en conclusión, una regulación de la toxicidad de humos de los materiales de construcción no influiría de manera determinante en la reducción de las víctimas mortales”, explicó.

Informes de ensayos

A continuación, Galán expuso cuáles eran los principales informes de ensayo a demandar al fabricante:

  • Informe de Clasificación, que siempre se tiene que entregar de acuerdo al CTE. Incluye la clasificación del producto o de la gama y el campo de aplicación.
  • Informe técnico de ensayo, que comprende la descripción detallada de producto de ensayo, los métodos de montaje y de fijación y los resultados del ensayo. Las empresas, por motivos de confidencialidad, no suele ofrecer el informe en su totalidad, pero sí se debe exigir un resumen que contenga los ítems principales del ensayo.
  • Informe de Extensión de Aplicación (Exap), cuando se refiere a familias de producto. Este informe recoge la justificación de la documentación en la que se ha basado el laboratorio para establecer una extensión de resultados de un producto sobre el resto de la gama.
foto
Una muestra de los paneles sandwich de Isopan.

En cuanto al producto, explicó que aparte de las láminas metálicas y del núcleo, las juntas perimetrales interpretan un papel crítico en cuanto a su comportamiento al fuego, debido a que “la unión entre paneles genera discontinuidad del material, espacios entre los que se puede colar el fuego. Es muy importante que las juntas perimetrales estén colocadas correctamente y que se adapten a su uso”.

El núcleo del panel sándwich

Antonio Galán describió las partes de un panel sándwich, destacando sobre todo la importancia de su núcleo que conforma el material aislante. Estos núcleos suelen ser de poliuretano o lana mineral. En el primer caso suelen aplicarse en industria alimentaria, porque se aplican en recintos que requieren gran aislamiento, mientras que los paneles de lana de roca se destinan principalmente a sectorizaciones, cubiertas o fachadas, ya que pueden llegar a resistencias de EI240.

Destacó que “el poliuretano presenta muchas aplicaciones y es un material que se encuentra en todas partes. No todo presenta la misma clasificación de reacción al fuego. Cada producto de poliuretano tiene una aplicación y una formulación concretas, una clasificación y un uso. Según la norma de productos de tratamiento aislante, los productos de PUR y de PIR se engloban dentro de los productos aislantes de poliuretano (PU)”.

“Dentro de las lanas minerales –continuó- tenemos la fibra de vidrio y la lana de roca, aunque normalmente los paneles sándwich son de este último tipo. Los paneles sándwich de lana mineral sirven sobre todo para compartimentación y se pueden instalar en cubiertas, fachadas, falsos suelos o cualquier otro tipo de compartimentación”.

foto

La convocatoria del seminario de Isopan sobre comportamiento del fuego y los paneles sándwich contó con la presencia de más de 50 asistentes.

Paneles sándwich en fase ‘preflashover’ de un incendio

Galán se refirió finalmente a los resultados de una tesis doctoral realizada como consecuencia de la preocupación de bomberos de Holanda sobre el comportamiento de paneles sándwich en fase ‘preflashover’ y el temor de que una chapa metálica pudiera llegar a desprenderse. La tesis examinaba si esto podía ocurrir y si dentro del recinto en el que se actuara podía generarse una explosión de humo.

La tesis consistió en diferentes simulaciones con muestras de paneles con diferentes núcleos aislantes para ver las pérdidas de masa que se producía y cómo se comportaban en la fase ‘preflashover’, máximo 400 grados, en la que los bomberos pueden verse involucrados en un incendio. El estudio concluyó que la pérdida de masa en PUR era exponencial, mientras que en PIR y en lana de roca la tendencia era lineal. El estudio apreció también que las explosiones de humo se producirían a temperaturas superiores a las que habría en una intervención de bomberos en el interior de un incendio. Sin embargo, se consideró recomendable colocar sistemas de extracción de humos.

“El estudio concluyó que los paneles sándwich con núcleos sintéticos, PIR y PUR, y los de lana de roca emitían los mismos gases de pirolisis cuando se exponían al calor en las condiciones experimentadas. En esas condiciones, esos paneles no les suponían una amenaza, pero al aumentar la intensidad podía generar un incendio totalmente desarrollado. También se concluía que los adhesivos y materiales de ligado que se incluían en los paneles con núcleo de lana de roca podían llevarles a un nivel de combustibilidad similar al de los núcleos sintéticos en la fase ‘preflashover’. Finalmente, el estudio admitía que nunca las simulaciones informáticas podían determinar con exactitud las consecuencias de un incendio llevado a su extremos, solo podían hacerse aproximaciones”, concluyó Antonio Galán.

foto

La jornada finalizó con una visita al museo del Espai Bombers.

La jornada finalizó con una visita al museo del Espai Bombers, y con un aperitivo en el que ponentes y asistentes pudieron intercambiar opiniones e incidir en algunos de los aspectos tratados durante el seminario.

Empresas o entidades relacionadas

Isopan Ibérica, S.L.U.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fundación para el Reciclaje de Aparatos de Iluminación

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS