Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

La Fundación La Casa que Ahorra celebra la revisión de la Directiva EPBD relativa a la eficiencia energética de los edificios

21/12/2017

La Fundación La Casa que Ahorra (LCQA) ha acogido la decisión adoptada por el Parlamento y el Consejo Europeo el pasado 19 de diciembre, por la cual ambas instituciones han alcanzado un acuerdo que definirá la revisión de la Directiva EPBD, relativa a la eficiencia energética de los edificios, y que databa de 2010. Dicho acuerdo llega al finalizar el año, pero se prevé que cuente con un texto provisional en enero de 2018 y que sea publicado 20 días después. A partir de esa fecha los Estados miembros disponen de 20 meses para su trasposición.

foto

De esta forma el panorama que se presenta en los próximos meses es “esperanzador” para la Fundación LCQA, puesto que de una vez se marcarán las pautas para que el parque de edificios existente en Europa “incremente su ritmo y exigencias de renovación, un tema que teníamos pendiente”. A la espera de nueva hoja de ruta resultante, tanto la Fundación como sus patronos desean participar en la implementación desde la industria “avanzando en una mayor ambición a nivel nacional y convirtiendo esta Directiva en una realidad sobre el terreno”. Se trata de un gran paso en la consecución de los objetivos ambientales, pero además “será un gran motor para la generación de empleo, para la economía familiar y para la mejora de la calidad de vida y la salud, contribuyendo a solucionar problemáticas sociales, como la pobreza energética, íntimamente relacionada con la baja eficiencia energética”.

Demandas reiteradas por LCQA

Dicha Directiva incluye novedades, muchas de las cuales venía demandando la Fundación repetidamente, por lo que celebra este impulso normativo por parte de las instituciones europeas. Así, se propone una total descarbonización de los edificios de cara a 2050, aspecto que requiere de una mejora en el rendimiento energético y en un aumento de la velocidad, calidad y eficacia de la renovación. LCQA ya había manifestado esta necesidad y así lo había puesto de manifiesto en su estudio “El impacto de la rehabilitación energética en el sector residencial en la consecución de los objetivos ambientales en Europa”, en el que se indicaba que con los actuales ritmos de rehabilitación y las exigencias marcadas sería imposible cumplir con los objetivos ambientales a los que hacer frente España tras la COP 21. Desde LCQA se incide en que se deben superar las 350.000 viviendas/año con criterios de energía casi nula ya, o no se logrará llegar a la descarbonización del sector.

La nueva propuesta establece también que los Estados miembros deberán diseñar sus estrategias de renovación a largo plazo, profundizando en aspectos poco tenidos en cuenta. “Nos gustaría llamar la atención en el punto en que se cita que se debe generar confianza hacia el inversor”, comenta el gerente de la Fundación, y prosigue con “lo cual esperamos que ayude a vencer esa barrera que nunca parece que acaba de caer: la inversión mediante un modelo de negocio atractivo para el propietario”. Más detalle en este artículo.

Otro de los aspectos que se plantean es el seguimiento del rendimiento energético de los edificios públicos, con certificado de eficiencia energética, aportando la función ejemplarizante que de ellos se espera. Asimismo, para 2025 todos los edificios deberían estar equipados de automatización y control, cuando sea técnica y económicamente viable.

La Directiva plantea más cambios, los cuales al implementarse darán valor al parque de viviendas y lo más importante, impulsarán de manera efectiva los cambios necesarios para conseguir unos objetivos ambientales necesarios para la sociedad, y a su vez, cubrirán las necesidades de la ciudadanía al respecto del confort y salud necesarios.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Manual Fachadas LigerasSmart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS