Posicionamos su web SEO / SEM
“Los nuevos vehículos satélites son un complemento perfecto a nuestra gama”

Entrevista a Cees Solinger, director gerente de Geesinknorba en España y Portugal

David Muñoz04/11/2011

7 de noviembre de 2011

Recientemente, Geesinknorba ha firmado un acuerdo de exclusividad con el fabricante italiano Rossi Oleodinamica para distribuir sus vehículos satélites en Europa, bajo marca ‘Geesinknorba’. Con esta operación, esta firma especializada en la recogida y transporte de residuos cubre el vacío que existía en su catálogo hasta los 12 m3 e incide en su estrategia de presentarse en el mercado como un proveedor único, lo que se conoce en términos ingleses como ‘one stop shop’. Entrevistamos al máximo responsable de Geesinknorba en España y Portugal para profundizar en la singularidad de esta línea de producto, así como para recabar su opinión sobre la situación que atraviesa en España el sector del reciclaje.

¿Qué hay detrás del concepto ‘vehículo satélite’? ¿Cuáles son las características de este producto?

En pocas palabras podríamos definirlo como un vehículo compacto y ligero, que sirve de apoyo en la logística de recogida y transporte de residuos. Son productos provistos de mecanismos de compactación y de sistemas elevadores, que han sido especialmente diseñados para ser usados en centros urbanos, parques temáticos, áreas vacacionales, aparcamientos y zonas de acceso limitado donde no pueden entrar camiones convencionales.

foto
Cees Solinger, director gerente de Geesinknorba en España y Portugal.

¿Se pueden emplear también en calles peatonales o en parques públicos?

Por supuesto. El bajo peso y las pequeñas dimensiones que caracterizan a estos equipos evitan daños en los pavimentos. De igual forma, resultan muy útiles a la hora de recoger la basura de las papeleras instaladas en grandes parques, como puede ser, en Madrid, El Retiro.

¿Cómo se han venido realizando hasta ahora las labores de recogida en estas zonas de acceso limitado?

Generalmente, los centros urbanos están formados por calles peatonales y estrechas con comercios y portales en los laterales. Para recoger la basura, es habitual mover los contenedores hasta las salidas de estas vías, donde hay calles más anchas, para que allí puedan vaciar su contenido los camiones de la basura. Al poder acceder directamente a esas zonas, estos vehículos satélites suponen una alternativa cómoda y eficaz, con la ventaja añadida de facilitar una recogida selectiva.

¿Cuál es la fórmula más habitual de descarga de estos vehículos satelitales en los RCV?

Los vehículos recolectores o RCV (cuyas siglas en inglés hacen referencia a las palabras ‘Refuse Collection Vehicles’), cuentan con grandes tolvas en las que los vehículos satélites, con sus sistemas de elevación, vierten sus cargas. En el caso de Geesinknorba, estos ‘satélites’ se pueden combinar perfectamente con los modelos GPM III Valuepak (ancho) y con la serie Norba N3, descargando aquellos en estas tolvas y retornando posteriormente a sus rutas para continuar con la recogida de residuos.

foto
Vehículo satélite descargando los residuos en un camión RCV antes de proseguir su tarea de recogida.

¿Podría resumirnos la gama que desarrolla actualmente Rossi Oleodinamica?

Son vehículos satélites de 2 a 12 metros cúbicos, disponibles en una construcción de metal o de aluminio. Hay dos tipos de diseño: un contenedor recolector con costillas (modelos: R108, R200 y KRO2000) y un contenedor liso (modelo QUBE). Los contenedores recolectores pueden ser colocados sobre un bastidor de 3,5 a 10 toneladas, como un Isuzu o Mitsubishi Canter. Con un chasis más pequeño hay menos contaminación acústica, menos emisiones de CO2 y una considerable reducción del consumo de combustible.

¿Qué tipos de caja pueden incorporar?

El cliente puede elegir entre acero y aluminio, obteniendo con este segundo material, como principal ventaja, una mayor ligereza y, por tanto, una mayor carga útil. Son cajas cerradas herméticamente, por lo que se evita la pérdida de lixiviados donde hay acumulación de líquidos, así como malos olores y derrames en las calzadas.

¿Cuántos operarios son necesarios para trabajar con estos vehículos?

Lo habitual es trabajar con un único operario pero existe la posibilidad de poner un estribo en la parte trasera para un segundo trabajador.

¿Qué sinergias aportan estos vehículos satélites al resto de gama con la que ya cuenta Geesinknorba?

Son productos perfectamente complementarios, que nos permiten cubrir el vacío que teníamos hasta los 12 metros cúbicos, incidiendo en nuestro objetivo de dar una oferta integral a los clientes para que éstos nos vean como un ‘one stop shop’, es decir, que en nuestro catálogo encuentre todo aquello que necesite: recolectores de 12 a 28 metros cúbicos, camiones para residuos industriales y domésticos, barredoras Johnston, equipos de carga lateral AMS y autocompactadores y plantas de transferencia Kiggen.

“Los vehículos satélites han sido especialmente diseñados para ser usados en centros urbanos, parques temáticos, áreas vacacionales, aparcamientos y zonas de acceso limitado”

¿Podría darnos algunos datos de Rossi Oleodinamica?

Es una empresa familiar fundada en 1960 por Lazzaro Rossi bajo el nombre ‘Officina Meccanica Lazzaro Rossi & Figlio’ como especialista en maquinaria agrícola. Posteriormente, entraron en la compañía los hijos del fundador, Óscar y Galiano. En 1980, patentó su primer minivehículo recolector de residuos, que desde el principio gozó de un notable éxito, lo que permitió a la compañía seguir creciendo. En los años siguientes, ya bajo el nuevo nombre de Rossi Oleodinamica, se fueron lanzando nuevos productos, llegando a una cifra de ventas de más de 6.000 vehículos. Hoy, la sede de la compañía se encuentra en Riccione, al norte de Italia, y su dirección sigue estando en manos de los hermanos Óscar y Galiano Rossi. Todos sus productos cuentan con las certificaciones CE e ISO 9001:2000.

foto
Modelo QUBE de vehículo satélite con contenedor liso.

¿Tienen previsto comercializar estos vehículos satélites fuera de Europa?

Efectivamente, desde esta filial no sólo trabajaremos estos productos en España y Portugal, sino que también cubriremos América Latina gracias al acuerdo de colaboración que mantenemos con un fabricante y distribuidor de recolectores de basuras implantado en Lima (Perú). No descartamos además ampliar nuestra presencia en ese amplio continente con otras colaboraciones.

Cambiando de tercio, ¿qué situación atraviesa en nuestro país la recogida de residuos y, más concretamente, el reciclaje?

Desde mi punto de vista, los españoles son cada vez más conscientes de la necesidad de reciclar. De hecho, apreciamos un crecimiento en la demanda por parte de los ayuntamientos de nuestros equipos de doble compartimento para recoger las basuras de forma selectiva. Estos modelos bicompartimentados e incluso multicompartimentados tienen un gran futuro, como también lo tienen los vehículos de carga lateral, que siguen ganando cuota de mercado.

De todas formas, todo esto depende de los propios ayuntamientos y de cómo enfoquen el reciclaje, ya que no todos siguen los mismos criterios de recogida selectiva. En Valencia, por ejemplo, ya hay zonas destinadas a residuos orgánicos para llevarlos posteriormente a plantas de compostaje.

¿En qué medida puede favorecer a esta actividad la nueva Ley de Residuos?

Antes o después se tenía que incidir en la recogida selectiva. No podemos seguir en la línea de consumir, usar y tirar. Tenemos que ser conscientes de que los recursos naturales son limitados. Hay que ahorrar en materias primas y en consumo energético.

Recientemente leía que España está a la cola de Europa en el reciclado de plásticos, destinando más de la mitad de sus restos a la basura. ¿A qué lo achaca usted?

Evidentemente, el plástico y, más en concreto, las bolsas fabricadas con este material generan un gran inconveniente medioambiental. En los vertederos, estas bolsas tardan siglos en descomponerse y en desaparecer. Teniendo en cuenta que España es un país donde prevalecen los vertederos sobre las plantas de incineración, de no tomar medidas, el problema se seguirá agravando.

En este país cada vez hay más voces que abogan por ‘la regla de las tres erres (3R)’, Reducir, Reutilizar y Reciclar, pero por el contrario sigue existiendo un gran tabú en el tema de la incineración de residuos, fundamentalmente por el miedo fomentado por determinados activistas ecológicos que sólo miran a corto plazo. Hoy, la tecnología ofrece las suficientes garantías para incinerar de forma responsable y ecológica, controlando las emisiones. Estas plantas suponen importantes inversiones iniciales pero a la larga son sumamente rentables si se comparan con la otra alternativa, la de enterrar los residuos. Las basuras que se acumulan en los vertederos ofrecen un grave riesgo de generar lixiviados tóxicos que pueden contaminar el subsuelo, si bien es cierto que en España existe un control cada vez más estricto en este ámbito.

Además, las plantas de incineración ofrecen ventajas añadidas como la posibilidad de recuperar energía durante su proceso para producir electricidad, calentar invernaderos, etc.

foto
Modelo R108 de vehículo satélite equipado con contenedor recolector con costillas.

Constantemente salen publicadas noticias sobre la mala situación económica que sufren algunos ayuntamientos en España. ¿En qué medida les está afectando esta situación como empresa muy enfocada con sus productos a trabajos municipales?

Obviamente esto no nos ayuda. De hecho, considero que el 2012 va a ser un año muy duro para todos en la venta de nueva maquinaria porque muchos ayuntamientos están muy endeudados y porque apenas existe la posibilidad de acudir a financiación externa. Eso pospondrá la renovación de los equipos.

“No podemos seguir en la línea de consumir, usar y tirar. Tenemos que ser conscientes de que los recursos naturales son limitados”

Se habla de la creación de mancomunidades de municipios para aliviar las cuentas públicas, compartiendo servicios. ¿Qué le parece esta alternativa?

Por un lado puede ser interesante para hacer una gestión más económica de los servicios. Pero en el caso de la recogida de las basuras, tiene como contrapartida que ésta ya no se hará con tanta frecuencia como hasta ahora sino que posiblemente habrá que hacerla de forma alterna en los días para poder cubrir todos los municipios. Al margen, por supuesto, de las consecuencias que tiene, a nivel comercial, que en lugar de existir cuatro ayuntamientos que compraban sus propias máquinas, ahora se unifique la adquisición en una sola entidad.

Ahora que está en auge el asunto de las ‘smart cities’ o ‘ciudades inteligentes’, ¿cómo puede contribuir Geesinknorba en su desarrollo?

Hemos dado pasos importantes, por ejemplo con la aportación de nuestros vehículos híbridos, segmento en el que hemos sido pioneros en España y en el que hemos entregado ya más de 20 unidades, muchas de ellas en Cataluña. Son modelos que cuentan con motor de gas en el chasis y con baterías en la caja. Unas baterías que se cargan durante la conducción y que disfrutan de una gran autonomía.

También son muy interesantes, en este sentido, nuestros vehículos de carga lateral, con funcionamiento totalmente eléctrico a partir de baterías de litio, y que permiten reducir el número de operarios necesarios, de los tres característicos de la carga trasera a tan sólo uno. Próximamente, el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) recibirá siete unidades.

Empresas o entidades relacionadas

Geesink B.V. Sucursal en España

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS