Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Reciclaje y gestión de residuos
“No tiene sentido que las administraciones públicas apoyen nuevas plantas de tratamiento. La oferta ya está cubierta”

Entrevista a Emmanuel O’Neill, nuevo presidente de Asegre

Mar Martínez12/05/2011

15 de mayo de 2011

La reforma de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, el incremento de plantas de tratamiento a nivel público y la reducción de la actividad por los arrolladores efectos de la crisis de la construcción son algunas de las inquietudes con que Emmanuel O’Neill, el nuevo presidente de la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales (Asegre) inicia su andadura al frente de la entidad.

A principios de abril ocupó el cargo de presidente de Asegre. ¿Hacia dónde va su apuesta?

Asegre es la asociación que representa los intereses de las empresas que gestionan residuos peligrosos y descontaminan suelos. Dentro de esta asociación se encuentra más del 70% de la capacidad de tratamiento de estos residuos, por lo que es una entidad consolidada y reconocida. Sin embargo, continuaré trabajando para que sea un referente en políticas de gestión de residuos y de suelos contaminados. Especialmente en este periodo en el que se aprobará la nueva Ley de residuos y suelos contaminados y comenzará su aplicación por parte de las Administraciones Públicas competentes.

También seguiré trabajando para que sea reconocido como un sector industrial con experiencia y conocimiento para afrontar cualquier reto, con capacidad para tratar los residuos generados en España y otros países y con capacidad de recuperar materias de los residuos para ponerlas a disposición de la industria y para ayudar a otros sectores a reducir sus GEI (gases de efecto invernadero).

foto

La futura Ley de Residuos y Suelos Contaminados debería servir, entre otras cuestiones, para unificar la aplicación de la legislación de residuos. Asegre reclama la unificación de los criterios de autorización de las plantas de tratamiento. Explíquenos esto.

La legislación de residuos es aplicada por las administraciones públicas competentes en la materia. Esto da lugar a diferentes interpretaciones de la normativa y distintas formas de aplicarla. Por ello la nueva ley debería garantizar una aplicación homogénea. En este sentido la Comisión de Coordinación que contempla el proyecto de ley es un instrumento fundamental para que las administraciones competentes unifiquen sus criterios en la aplicación de la ley, incluyendo previsiones para la determinación de los subproductos y de los criterios de fin de residuo.

Por ello, además de las anteriores cuestiones, es necesario acercar posturas en los criterios de autorización de las plantas de tratamiento. Puesto que considerando que los residuos pueden trasladarse entre comunidades y debe continuar haciéndose, se crearían diferencias competitivas al tener distintas condiciones de autorización. El reducir dichas diferencias nos garantizará un sector fuerte y aún más competitivo.

La actividad de gestión de residuos peligrosos se redujo en más de un 6% en 2010. ¿Cómo hay que interpretar el dato?

Desgraciadamente en negativo porque, lejos de ser el resultado de una política activa y voluntaria de minimización de residuos, fue el resultado de la caída drástica de la producción industrial. El sector ya se contrajo más de un 26% en 2009 y, lejos de estabilizarse o crecer, ha profundizado su declive en 2010, acumulando un declive entre 2009 y 2010 de más del 30%.

Usted es empresario del ramo, ¿cómo va a aprovechar su experiencia personal para mejorar lo presente?

Promoviendo siempre un sector más profesionalizado, respetuoso con el medio ambiente, mejorando cada día la seguridad en las operaciones que realiza, apostando fuerte por la valorización de nuestra materia prima que es el residuo peligroso. Y siempre con la participación y el diálogo con las administraciones competentes en la materia.

Ha trabajado en Francia y España. ¿Qué tiene España que aprender del resto de Europa y viceversa?

Si bien los niveles de seguridad laboral son elevados en España, aún cabe mejorar con el objetivo de llegar al nivel alcanzado por nuestros principales clientes como son las industrias, en particular del sector químico. También hay que apostar más por la valorización energética y material, por ejemplo mediante la coincineracion en hornos de fabricación de clinker. Finalmente y, puestos a inspirarnos en otros países, promover en el extranjero la calidad y la competitividad de nuestras plantas de tratamiento y tener un papel relevante en la valorización energética y material en el ámbito europeo y mediterráneo. Tenemos sobrecapacidad instalada para el mercado doméstico pero no en el ámbito europeo, y tenemos que aprovechar esta oportunidad.

“Si bien la seguridad laboral es elevada en España, aún cabe mejorar para llegar al nivel de nuestros principales clientes, como son las industrias, en particular del sector químico”

Pros y contras del proyecto de Ley de Residuos.

Desde Asegre abogamos para que la futura ley sirva para unificar criterios de aplicación en todo el Estado español y que, manteniendo el nivel y el control alcanzado, nos permita avanzar en una gestión con tratamientos de mayor valor. La nueva ley aplica a nuestro ordenamiento jurídico la normativa europea. Trae nuevas figuras, como los conceptos de fin de residuo o subproducto, que requieren de una cierta prevención en su aplicación para que se realice de la forma más homogénea posible y que no suponga un descontrol en la gestión de algunos residuos.

¿Estamos a tiempo de hacer compatible el trabajo empresarial con el respeto al medio ambiente? ¿Son las sanciones la solución?

La sanción es necesaria como consecuencia de una mala gestión, es parte de la solución. Pero la solución, sobre todo, debe venir del convencimiento y del establecimiento de un marco económico favorable para que las empresas compatibilicen el desarrollo económico con la protección ambiental.

La adecuada gestión de los residuos es cada vez más necesaria, dado que permite poner a disposición de la economía sustancias cada vez más valiosas como consecuencia del alza de las materias primas. Eso beneficia a la economía en su conjunto puesto que España no tendrá que adquirir en el exterior esas materias y, por tanto, ayudará a equilibrar la balanza comercial española.

Además, la recuperación de las materias contenidas en los residuos ayuda a cumplir los objetivos españoles con Kyoto. Así tratan de demostrarlo los trabajos realizados por Asegre en este sentido a lo largo de 2011. La razón es que cada tonelada de materia que se recupera evita la emisión de gases de efecto invernadero a lo largo de su extracción y transformación. En este sentido el sector de los residuos está cada vez más comprometido con esta realidad.

“La sanción es necesaria, es parte de la solución. Pero también lo es un marco económico favorable para que las empresas compatibilicen el desarrollo económico con la protección ambiental”

De todas las agrupaciones sectoriales con las que cuenta Asegre, seguro que las hay con una actividad más frenética, o necesaria, o prioritaria, que otras... díganos cuáles.

Las cuestiones más vivas en estos momentos son las relacionadas con la remediación de suelos y con el tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Además existen otras actividades que, a pesar de su madurez, registran un gran movimiento, como es la descontaminación de aparatos contaminados con PCB, depósitos de residuos, valorización energética, envases, aceites o disolventes. La estructura de agrupaciones sectoriales es una forma de organización interna para analizar los problemas, y su acción es reflejo de la problemática y de la madurez de cada actividad.

foto
Foto: www.fitovalnatura.com.

Si tuviera que destacar un problema medioambiental concreto que ataña e la actividad de los gestores de residuos peligrosos en España, sería...

Sin duda, la necesidad de homogeneizar la aplicación de la legislación y el empleo de criterios únicos.

En diciembre de 2010 finalizó el plazo, según las leyes europeas, para que quien disponga de equipos eléctricos que contengan PCB (bifenilo policlorado) se deshagan de ellos. Pero les consta que aún circulan aparatos de este tipo...

Sí, lamentablemente aún quedan cantidades pendientes de eliminar, que estimamos nos lleven a cumplir este objetivo en 2012, en lugar de 2010, para el caso de equipos con un mayor nivel de contaminación.

El resto de equipos con menor nivel de contaminación puede seguir funcionando hasta el final de su vida útil. Pero en Asegre somos favorables a que la legislación establezca también objetivos de eliminación para estos equipos, considerando la peligrosidad de las sustancias que contienen y la dificultad de controlar esta obligación cuando no existe un límite temporal o es muy amplio.

El dato: la recogida y gestión de residuos peligrosos cayó en más de un 6% en 2010

Según un estudio de Asegre, ese 6%, sumado al descenso en la actividad del 26% en 2009, acumula una contracción del 32% en el volumen de negocio en los dos últimos años.

Las actividades más afectadas en todo ese tiempo han sido el depósito en vertedero (-33,7%), el tratamiento físico-químico (-33%), la eliminación de equipos contaminados con PCB (-33%) y los centros de transferencia (-30,5%).

Desde enero de 2009 Asegre forma parte de la Federación Europea de Empresas de Gestión de Residuos (Fead). ¿En qué ayuda esta amplitud de puntos de vista?

Fead es la principal federación europea de empresas de gestión de residuos y servicios ambientales. La pertenencia a Fead nos garantiza conocer las normas que llegarán a nuestro país con antelación suficiente para afrontar su adaptación, y también poder trasladar a la Comisión y al Parlamento Europeo las inquietudes y problemas de las empresas españolas. Por otro lado, nos permite tener acceso a las formas de gestión y políticas que emplean otras empresas en los países de nuestro entorno.

Este sector gestiona todo tipo de residuos peligrosos, desde los típicamente industriales a los que generan los talleres de reparación de automóviles...

El objeto de todos estos tratamientos es reducir la peligrosidad de los residuos y recuperar la mayor cantidad de recursos que contienen los residuos, tanto materiales como energéticos. Esto nos permitirá cumplir la jerarquía establecida por la ley europea.

Y, efectivamente, este sector trata una muy amplia variedad de residuos para lo que es necesario disponer de un buen número de tratamientos muy distintos entre sí. Estos tratamientos son destilación de aceites y disolventes, purificación de aguas hidrocarburadas, descontaminación de aparatos eléctricos y electrónicos, tratamientos fisicoquímicos, valorización energética, recuperación de metales y plásticos, eliminación, reutilización de envases, o remediación de suelos contaminados, entre otros.

Los residuos deben recibir un tratamiento a medida y para ello la instalación que es común a todas las plantas es el laboratorio, que tiene por objeto conocer el residuo y diseñar el procedimiento de gestión que debe seguir cada tipo.

“Las cuestiones más vivas ahora son la remediación de suelos y el tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos”

Desde Asegre piden que deje de promocionarse las plantas de tratamiento del sector público. ¿Hasta qué punto son una competencia para las empresas privadas?

El sector de tratamiento de residuos peligrosos no sólo es un sector industrial maduro sino también con una gran sobrecapacidad, como explico a continuación. En estos momentos dicha sobrecapacidad la estimamos en el 100%, puesto que la capacidad de tratamiento supera los 5 millones de toneladas y la generación de residuos peligrosos es inferior a los 2,5 millones, cuando en 2008 era de 3,2 millones de toneladas.

Por ello, tras una importante reducción en la generación de residuos en 2009-2010 como consecuencia de la crisis económica, en la actualidad estamos en una situación de estabilidad pero en cantidades muy inferiores a las del pasado. Como consecuencia de dicha sobrecapacidad, no tiene sentido que las administraciones públicas apoyen nuevos proyectos de instalaciones dado que la oferta está plenamente cubierta para todos los tratamientos y viene a distorsionar las actuales condiciones de mercado.

Sobre Asegre

Creada en 1992, y con sede en Madrid, es una asociación empresarial de ámbito nacional que agrupa a los gestores de residuos peligrosos y a las empresas de remediación de suelos contaminados. Las empresas que forman parte de la entidad cuentan con autorización para desarrollar su actividad en sus comunidades autónomas y sus instalaciones han certificado su sistema de gestión ambiental o de calidad según alguna de las normas reconocidas internacionalmente. Asegre es entidad miembro de la Federación Europea de Gestores de Residuos.

Agrupaciones sectoriales de la asociación

  • Centros de transferencia y pretratamiento
  • Tratamiento fisicoquímico/estabilización/biológico
  • Aceites usados
  • PCB
  • Recuperación de metales
  • Recuperación de disolventes
  • Valorización energética e incineración
  • Vertederos
  • Residuos sanitarios
  • Marpol
  • Descontaminación de suelos
  • Envases y residuos de envases

Empresas o entidades relacionadas

Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales (ASEGRE)

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fundación para el Reciclaje de Aparatos de Iluminación

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS