Un ciudadano comunitario produce anualmente casi 5,2 toneladas de residuos

Trece países se ‘implican’ en la Primera Semana Europea de la Prevención de Residuos

Anna León09/12/2009

1 de diciembre de 2009

En la Unión Europea cada ciudadano genera, al año, cerca de 5,2 toneladas de residuos. La Directiva Marco 2008/98/CE, pionera a la hora de establecer una jerarquía en la gestión de desechos, dota de fuerza y protagonismo a la prevención de residuos. Al amparo de esta directiva europea se celebró la primera Semana Europea de la Prevención de Residuos, del 21 al 29 de noviembre del 2009. Cataluña, seguida de la Comunidad Foral de Navarra, fueron las regiones en las que se llevaron a cabo un mayor número de acciones con motivo de esta convocatoria. En promedio, cada ciudadano catalán originó 1,6 kilos de residuos diarios, durante el año 2008.
foto
La Semana Europea de la Prevención de Residuos insta a cambiar hábitos cotidianos en favor del medio ambiente. Foto: Charles Novaes.
Usar bolsas reutilizables. Imprimir las hojas por ambas caras. Utilizar pilas recargables… La prevención gana ‘peso’ como alternativa a la creciente generación de residuos, por parte del sector industrial, la construcción y también la ciudadanía. Frente al reciclaje, el concepto de prevención implica un paso más allá, ya que “el mejor residuo es el que no se genera”. Algo que ya contemplaba la Directiva Marco 2008/98/CE al otorgar a la prevención el rol de ‘protagonista’ en la gestión de estos materiales. Como punto débil, cabe citar que esta directiva europea no marca ningún objetivo cuantitativo en materia de prevención, al menos hasta la fecha.
Sin embargo, y basándose en esta normativa europea, surgió un proyecto que desembocaría en la Primera Semana Europea de Prevención de Residuos, cuya primera edición tuvo lugar del 21 al 29 de noviembre del año 2009. Esta iniciativa se englobaba en el seno del proyecto europeo EWWR (http://www.ewwr.eu), con el apoyo del programa ‘Life’, cuya duración es de tres años, de la Comisión Europea y cuyos principales socios fueron: Ademe (Agencia del Medio Ambiente y del Control de la Energía de Francia), ACR (Asociación de Ciudades y Regiones para el Reciclaje y la Gestión Sostenible de Recursos), ARC (Agencia de Residuos de Cataluña), IBGE (Instituto de Gestión Ambiental de la región de Bruselas, Bélgica) y LIPOR (Servicio Intermunicipal de Gestión de los Residuos del Gran Porto, Portugal). El  proyecto, impulsado por estas cinco organizaciones, captó una gran difusión ya que se celebraron más de 2.600 actividades en 13 países del continente europeo. En concreto, en comunidades como Cataluña se llevaron a cabo 129 actividades, a cargo de 73 entidades (administraciones públicas, asociaciones, ONG, empresas, escuelas, universidades y centros sanitarios, por ejemplo). En total, se pusieron en marcha más de 300 actuaciones sobre el territorio catalán. En el ranking de actividades, siguió a Cataluña la Comunidad Foral de Navarra, con un total de 35 acciones de manos de 17 entidades distintas.

Durante la primera Semana Europea de Prevención de Residuos se realizaron más de 2.600 actividades en toda Europa
foto
Una de las acciones principales de este evento: la Conferencia Europea de la Prevención de Residuos, en Girona.

En cifras, la región catalana generó un promedio de 4,27 millones de toneladas de residuos municipales, a lo largo del año 2008. Ello supuso una media por ciudadano de 1,6 kilos diarios de desechos. A esta cantidad, se deben sumar los 5,42 millones de toneladas de residuos industriales, por parte del tejido empresarial e industrial, así como los 7,40 millones de toneladas procedentes de la construcción y la demolición. El ejercicio se cerró con una acumulación superior a los 17 millones de toneladas de desechos (municipales, industriales y de la construcción).

Cinco líneas de actuación centran la primera Semana Europea de la Prevención de Residuos

El programa de la primera Semana Europea de la Prevención de Residuos se basó en cinco ejes de actuación:

- Sensibilizar sobre el exceso de residuos. Por ejemplo, en Cataluña el mercado de intercambio del municipio barcelonés de Cornellà de Llobregat.

- Producir mejor. Algunos ejemplos fueron el taller de alternativas en la prevención de residuos de la Cofradía de Pescadores de la localidad de L'Escala o el manual de buenas prácticas en prevención de residuos en la hostelería en el municipio de Palafrugell, ambos en la provincia de Girona.

- Consumir mejor. Como la entrega de bolsas reutilizables en Lleida (Cataluña) o el reparto de la guía del consumo responsable de alimentos de la OCUC (Organización de Consumidores y Usuarios de Cataluña).

- Alargar la vida de los productos. A destacar las acciones en el taller de mantenimiento y reparación de ordenadores de la Fundación Fias o la creación de estilismos con cuatro toneladas de ropa de segunda mano en Girona.

- Lanzar menos residuos. A citar las actividades en el taller de compostaje en Santpedor (Barcelona) o la conferencia sobre el derroche alimentario, a cargo de la Fundación Banco de Alimentos de Barcelona.

foto
“No generar residuos”, 'leit-motiv' de la Semana Europea de la Prevención de Residuos.

Girona, escenario de la Conferencia Europea de la Prevención 

En el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, la ciudad de Girona fue el escenario de la Conferencia Europea de la Prevención, los días 24 y 25 de noviembre. Coincidiendo con la séptima jornada  de Prevención de Residuos Municipales de Catalunya, este evento europeo se convirtió, por un lado, en foro de reflexión sobre los nuevos desafíos de las políticas europeas en materia de prevención de residuos, y por otro lado, en un lugar en el que compartir, concretar e implantar estrategias preventivas a escala local, regional y nacional. Durante el pasado 24 de noviembre, se celebraron diversas ponencias en torno a dos ejes principales: prevención de residuos en Europa y buenas prácticas en la prevención de residuos, este último con un programa de cinco bloques temáticos diferentes: sensibilizar sobre el exceso de residuos, producir mejor, consumir mejor, prolongar la vida de los productos y tirar menos residuos.

La Conferencia Europea de Prevención de Residuos giró en torno a dos ejes: prevención de residuos en Europa y buenas prácticas

En síntesis, la primera parte del certamen presentó las líneas directrices que enmarcan los programas de prevención de residuos, y con elllo, una reflexión sobre la necesidad de un conjunto de indicadores y objetivos que midan el progreso y cumplimiento de estos programas. El programa se inauguró con la ponencia ‘Directrices en la prevención de residuos en Europa’, a cargo de Clementine O’Connor, consultora experta de Bio Intelligence Service. Durante la intervención, se presentó el estudio preliminar sobre el desarrollo de las guías de prevención para los estados miembros, el desarrollo de los indicadores de prevención de residuos y el establecimiento de un sistema que permita un flujo de comunicación sobre buenas prácticas en materia de prevención. Buenos hábitos que protagonizaron la segunda parte de la Conferencia Europea. En concreto, en este segundo apartado se expusieron acciones innovadoras en prevención de residuos en Europa, destacando el impacto ejercido en el medio ambiente. En concreto, se abarcó desde el diseño de productos hasta su reutilización. El ciclo de ponencias finalizó con la conferencia 'Estudio sobre prevención de residuos domésticos: cómo promover acciones voluntarias', con la exposición de David C Wilson, coordinador del Programa de Residuos y Recursos del Ministerio de Medio Ambiente del Reino Unido (Defra). Por último, el día 25 de noviembre se organizó un programa de visitas técnicas para conocer experiencias 'en vivo' en prevención de residuos, en el que participaron unas 47 personas.

foto
Clausura de la conferencia europea en Girona. En el centro y a la derecha de la imagen: Genoveva Catalá y Jordi Renom, directora y director de la división de gestión de residuos de la Agencia Catalana de Residuos, respectivamente.
Premio a los mejores estilismos en ropa de segunda mano

El Palau de Congressos de Girona fue la sede de la actividad 'Enrenou de Roba' el pasado 24 de noviembre. Durante unas 10 horas, más de 40 profesionales y estudiantes de diseño crearon nuevos estilismos a partir de cuatro toneladas de ropa de segunda mano, procedente de recogida selectiva. El propósito era el de dotar de nuevos usos a la ropa reciclada y así evitar que se convirtiera en residuo. El resultado fue la creación de 28 nuevos modelos a los que se concedió un premio en dos categorías: estudiantes y profesionales. Los organizadores de la actividad 'Enrenou de Roba' fueron la Agencia de Residuos de Cataluña, el ayuntamiento de Girona y la cooperativa Roba Amiga.

foto
La actividad 'Enrenou de Roba' dotó de nuevos usos a ropa de segunda mano.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS