Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Reciclaje y gestión de residuos
Gestión y retirada de residuos peligrosos

El amianto, un riesgo para el medio ambiente y la salud pública

El término amianto o asbesto designa a un conjunto de silicatos de magnesio fibrosos, sustancias de origen mineral y composición química variable, cuya rotura o trituración da paso a la liberación de fibras con severos efectos negativos sobre la salud.

Las propiedades aislantes, mecánicas, químicas y de resistencia al calor que presenta el amianto, sumadas a su bajo coste, propiciaron su uso generalizado desde la segunda mitad del siglo XX. Aunque ya se tenía constancia de su peligrosidad desde los años 70, su prohibición en España no se produjo hasta 2002 y en Europa hasta 2005. Durante décadas, en España se comercializó un gran volumen de materiales con amianto, especialmente a través de la empresa Uralita S.A. De todos ellos, el más común fue el fibrocemento, conocido comúnmente como uralita, lo que explica que este componente esté tan extendido en nuestro país.

foto

Entre las situaciones que pueden darse, está la de los trabajadores que desarrollan su actividad profesional en empresas especializadas en trabajos con riesgo por amianto.

La presencia del amianto en instalaciones como cubiertas, depósitos de agua, canalizaciones o chimeneas ha provocado un elevado número de lesiones causadas por la exposición a este elemento, especialmente entre los trabajadores del sector de la construcción y la industria. Además, la incorrecta manipulación o degradación de este componente da lugar a la disgregación de las fibras, que a su vez pueden provocar enfermedades como cáncer de pulmón, de pleura, de ovario, de laringe y mesotelioma, además de fibrosis de tejidos pulmonares y afecciones de menor dimensión. Una de las principales problemáticas en la detección de casos de enfermedades provocadas por este componente es la tardía aparición de las mismas, ya que pueden tardar de veinte años en adelante en manifestarse.

Dado su uso intensivo durante varias décadas, una amplia variedad de actividades laborales ha estado expuestas al amianto. Entre ellas figuran la industria del transporte y de la fabricación de automóviles, las empresas siderúrgicas, las empresas de mantenimiento de electrodomésticos o los laboratorios.

¿Cómo se lleva a cabo la retirada de este nocivo componente?

Teniendo en cuenta estos factores, la retirada de este material resulta fundamental, ya que encarna un riesgo considerable para la salud pública. Además, el desconocimiento generalizado sobre los peligros derivados de su existencia, especialmente cuando se encuentra en un estado de deterioro, hace más urgente la retirada de los materiales que contienen amianto.

Por estos motivos resulta imprescindible la labor que se realiza desde Amianstop, una empresa que desde el año 2012 dedica su actividad a la retirada de amianto y la instalación de nuevos elementos que sustituyen a los anteriores. El principal objetivo de la enseña es concienciar a los distintos agentes involucrados en esta actividad acerca de la importancia de llevar a cabo una paulatina y correcta eliminación del amianto existente en todo tipo de edificaciones.

foto

El uso del amianto se generalizó desde la segunda mitad del siglo XX.

Sumado a esto, está la rigurosidad de los profesionales de la enseña, que se encargan de velar por el cumplimiento de cada uno de los compromisos de calidad y el método de trabajo de la retirada de amianto. Por este motivo, la enseña estudia la necesidad de presentar un plan de trabajo específico para cada uno de los proyectos que recibe, que tiene que ser aprobado previamente por la autoridad local correspondiente, de acuerdo con las leyes territoriales dispuestas para tal caso.

Para la prevención de los riesgos por exposición al amianto, la normativa establece que en todas las empresas deben ser identificados los lugares de trabajo e instalaciones que puedan contener amianto, así como el personal que pueda estar expuesto a los riesgos derivados de su presencia y manipulación, además de tener medidas preventivas para controlar los peligros que supone.

Entre las situaciones que pueden darse, está la de los trabajadores que desarrollan su actividad profesional en empresas especializadas en trabajos con riesgo por amianto. En primer lugar, estas empresas deben estar inscritas en el Registro de Empresas con Riesgo por Amianto (RERA), y realizar las intervenciones conforme a lo estipulado en planes de trabajo que cuentan con el consentimiento de la autoridad local y que son conocedoras del riesgo existente, así como de su normativa y aplicación. Esto garantiza la seguridad tanto para los técnicos de retirada del material como de los usuarios.

foto

Dado su uso intensivo durante varias décadas, una amplia variedad de actividades laborales ha estado expuestas al amianto.

Asimismo, para llevar a cabo la tarea de eliminación de los materiales contaminados y la sustitución por instalaciones carentes de este nocivo componente, Amianstop desarrolla con meticulosidad todos los objetivos dispuestos en el plan diseñado para cada proyecto de retirada de amianto. Para garantizar el correcto cumplimiento de cada medida, la empresa se encarga de impartir formación a los operarios, a los que se les traslada la normativa y la información necesaria para llevar a cabo el trabajo de manera impecable, sin que suponga un riesgo para su salud o la de los usuarios.

Cuando la empresa recibe un proyecto, se encarga de estudiar meticulosamente las características del mismo, analizando las necesidades y extrayendo diferentes posibilidades para ofrecer al cliente. Este plan de acción es trasladado de inmediato a la autoridad local, que tiene la obligación de estudiarlo y aprobarlo o declinarlo en función de sus debilidades y fortalezas.

Para llevar a cabo esta tarea, es fundamental seguir una serie de fases para la identificación del material como las visitas de identificación, la toma de muestras para determinar el contenido en amianto del material o el informe de resultados que detalla todos los datos relevantes del proyecto.

Una vez aprobado el plan, se disponen las herramientas y personal necesario para llevar a cabo el proyecto de retirada. En este paso, es fundamental tener en cuenta la accesibilidad de las instalaciones que contienen amianto, ya que en función del fácil o difícil localización y de las características del material a retirar se necesitará una maquinaria específica.

foto

Amianstop desarrolla con meticulosidad todos los objetivos dispuestos en el plan diseñado para cada proyecto de retirada de amianto.

A la hora de retirar los materiales con amianto, Amianstop sigue rigurosamente los pasos establecidos en el Real Decreto 396. Éste vigila que se cumplan las medidas normativas para la salud de los trabajadores, y señala al contratista de cada proyecto como responsable directo de la misma. La citada normativa obliga a la parte contratante a cumplir con el registro en el RERA, a impartir la formación necesaria al equipo técnico, a dotar de las medidas de protección necesarias para la realización de la retirada y a realizar un seguimiento de la salud de los trabajadores. Además, esta legislación señala la obligatoriedad de la correcta gestión del residuo, que ha de ser transportado en un vehículo autorizado para tal causa y trasladado a un depósito de seguridad, donde se decida el procedimiento a elegir para su eliminación. Para ello, es necesario vigilar que todos los agentes implicados en el proceso cumplan con la autorización necesaria.

En el proceso de desamiantado, Amianstop ha diseñado una operativa eficaz para llevar a cabo la retirada de los materiales con amianto. En primer lugar, se acota la zona y se establecen las medidas de seguridad colectivas como son las duchas de descontaminación, las líneas de guía y los medios auxiliares. El segundo paso consiste en pulverizar el líquido encapsulante para evitar la dispersión de la fibra durante la realización del trabajo. El tercer paso contempla la retirada de los anclajes y los materiales con amianto, depositándolo en sacas específicas que son introducidas en un transporte autorizado para el traslado de estos residuos a la planta donde se introducen en un depósito de seguridad.

Tras la eliminación de los materiales contaminados, Amianstop se encarga de instalar los nuevos materiales, de acuerdo con las medidas de seguridad estipuladas.

En todo este proceso, los técnicos han de vestir prendas especiales y medidas de seguridad diseñadas para el desarrollo de la actividad, como son las mascarillas desechables y las piezas faciales. Esta equipación es destruida inmediatamente después de la realización de los trabajos con el fin de evitar la disgregación de fibras.

Dada la alarma social generada tras descubrirse los efectos negativos sobre la salud y el medio ambiente de este componente, se hace especialmente necesaria la actividad desarrollada por las empresas de retirada de amianto. Es por esto que Amianstop, tras comprobar la creciente demanda generada por su negocio, ha iniciado su expansión bajo el modelo de franquicia.

foto

Tras la eliminación de los materiales contaminados, Amianstop se encarga de instalar los nuevos materiales, de acuerdo con las medidas de seguridad estipuladas.

Tras realizar pruebas de geolocalización en Valencia, Barcelona y Valladolid y comprobar los excelentes resultados obtenidos con la creciente demanda de sus servicios, Amianstop decidió trasladar esta fórmula al resto del territorio nacional. Para ello, buscan un perfil de profesional que sea local de cada zona en la que se establezcan las franquicias, además de alguien con experiencia en el sector de la construcción que disponga de estructura y capacidad para ejecutar obras y que puedan verse beneficiadas adquiriendo esta especialización.

El hecho de que la empresa haya optado por seguir ese modelo tiene que ver con la versatilidad que propone el sistema de franquicia para que una enseña implemente su marca con relativa rapidez a lo largo y ancho de todo el país. Esto es algo que resulta fundamental para poder atender las solicitudes de retirada de amianto eficazmente en cualquier lugar de España.

Entre las ventajas que ofrece Amianstop a sus franquiciados están el rápido retorno de la inversión, la formación constante y el apoyo continuado por parte de la central en todos los trámites administrativos y operativos. Esto, sumado al notable número de solicitudes para la eliminación del amianto que recibe la enseña, garantiza los resultados a aquellos interesados en participar en la actividad.

Una vez retirados los materiales con amianto, ¿qué procedimiento se sigue para la gestión del residuo?

Este proceso lleva asociadas varias operaciones y actividades como la recogida, el almacenamiento, el traslado o transporte, el tratamiento final, la eliminación de residuos y la vigilancia de los lugares de depósito. Para desempeñar cualquiera de estas actividades, el gestor debe estar autorizado por la autoridad local correspondiente.

Para llevar a cabo este proceso, se llevan a cabo varias fases, de entre las cuales la primera es la recogida, que ha de realizarse en un transporte autorizado y siempre aislados del resto de materiales desechados. Además, deberán estar correctamente etiquetados y se tendrán que tener en cuenta las medidas de seguridad dispuestas para este propósito.

Tras la recogida de los materiales, el tiempo máximo de depósito temporal es de seis meses. Transcurrido este tiempo, y con el permiso de la autoridad local, serán trasladados a un vertedero donde se eliminará el material.

foto

Tras la recogida de los materiales con amianto, el tiempo máximo de depósito temporal es de seis meses.

En cambio, aunque parece ser la única alternativa viable, esta medida deberá ser revisada a lo largo de los próximos años, ya que según lo establecido el reglamento dispuesto para la eliminación del amianto en la Unión Europea, los vertederos para residuos de amianto sólo son una solución temporal al problema que, de este modo, tendrán que resolver las futuras generaciones, puesto que las fibras de amianto son prácticamente indestructibles con el tiempo. Por consiguiente, el Comité Económico y Social Europeo insta a la Comisión a fomentar sistemas para destruir los productos que contengan amianto (como las linternas de plasma, la pirogasificación, etc.) en referencia a las mejores técnicas disponibles. Habría que fomentar la investigación e innovación para aplicar tecnologías sostenibles para el tratamiento e inertización de residuos que contengan amianto, con vistas a su reciclado y reutilización con total seguridad y la reducción de su almacenamiento en vertederos. La Comisión debería adoptar medidas eficaces para evitar la peligrosa práctica de verter el amianto en vertederos previstos para los residuos de la construcción en general.

Por tanto, habrá que seguir estudiando alternativas y propuestas para garantizar la retirada eficaz de los materiales con amianto de las instalaciones, para así evitar los riesgos derivados de la exposición a este material y la liberación de fibras de amianto a la atmósfera, con el impacto medioambiental que genera.

Mientras tanto, todo apunta a que por el momento la solución pasa por intervenir mediante empresas como Amianstop, que cumplen con todas las garantías para llevar a cabo la retirada de las instalaciones con amianto de acuerdo con la legislación vigente.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Pollutec: 1 - 4 diciembre 2020 Lyon Eurexpo FranciaFundación para el Reciclaje de Aparatos de Iluminación: Todo se recyclia Ecolum te ayuda

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS