“No se reciclan todos los aparatos de climatización que se podrían reciclar, principalmente por el problema del intrusismo”

Entrevista a Ion Olaeta, presidente de FER

Javier García22/10/2014

El reciclaje de aparatos de climatización supone un reto para las empresas encargadas de su gestión una vez han llegado al final de su vida útil. Este tipo de equipos contiene en su interior componentes que se deben tratar “con especial cuidado” puesto que pueden suponer una amenaza para nuestro entorno. Ion Olaeta, presidente de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), nos explica cómo se lleva a cabo esta tarea y qué ocurre con los materiales resultantes. “Basta con mirar a nuestro alrededor y veremos en qué se pueden convertir los elementos de un apartado de aire acondicionado cuando éste se recicla: nuestro ordenador, un avión, una farola, un andamio, las vigas de un edificio, nuestro teléfono móvil, el pomo de la puerta y una lista casi infinita… Esa es la magia del reciclaje en la economía circular”.

foto
Ion Olaeta, presidente de FER.

¿Cómo se reciclan los aparatos de climatización? ¿Qué proceso se sigue?

Los aparatos de climatización tienen dos componentes que, cuando llega la hora de reciclarlos han de ser tratados con especial cuidado. El más peligroso de todos —si se libera a la atmósfera— es el gas del circuito de refrigeración. Es fundamental que el desmontaje del equipo lo lleve a cabo un profesional que recoja el gas del mismo y lo deposite en un gestor autorizado. De no ser así, muchos de los aires acondicionados viejos tienen aún gases clorados o CFC con el gran daño que estos pueden provocar a la sensible capa de ozono que protege al planeta tierra de los rayos ultravioletas.

¿Qué otros residuos contienen?

Aunque no se considera en muchos casos un residuo peligroso en sí, hay que gestionar el aceite del compresor que lleva el equipo de climatización. Para ello —una vez extraído el gas refrigerante y ya en la planta de reciclaje—, se perfora sobre una bandeja el compresor y se recoge en la bandeja el aceite que sale que puede ser enviado a un gestor específico para su reciclaje.

¿Y el resto del equipo?

El resto del equipo tiene varios componentes todos ellos reciclables. Así, los plásticos pueden ser triturados, convertidos en granza y llevados a extrusionadores de productos plásticos. Toda la valvulería suele estar hecha en latón, que también se recicla muy bien. El cobre de los tubos que conducen el gas también supone una materia prima de primera calidad y muy necesaria para la industria ya que el 50% de la producción de este metal en España proviene del sector reciclador. Y por otro lado también se reciclan los circuitos electrónicos o el acero que el equipo contiene.

¿Se aprovecha todo?

Sí, en nuestras plantas se lleva a cabo un verdadero proceso de “des-fabricación” con el cual se recuperan y aprovechan todas las necesarias materias primas que contienen estos aparatos de manera que se puedan volver a introducir en el sistema productivo logrando así avanzar hacia una verdadera “Economía Circular”.

¿Qué ocurre con cada uno de los componentes que integran estos equipos? ¿En qué se convierten?

Dado que el sistema de desmontaje de estos equipos es casi perfecto los materiales que se obtienen son de una pureza extrema y, por lo tanto, pueden sustituir sin problemas a cualquier materia virgen o primaria. Así, se convierten en lo que se necesite: ordenadores, coches, nuevos equipos de climatización… Las opciones son infinitas.

¿A quién corresponde la propiedad del residuo en el caso de los aparatos de climatización?

El aparato pertenece a su propietario, es decir, el que lo compró, lo hizo instalar y lo utilizó. Ahora bien, una vez que el usuario se desprenda del aparato porque este haya llegado al final de su vida útil, es precisamente este acto de “desprenderse de él” el que convierte al equipo en residuo. Por lo tanto pertenecerá a aquel a quien el usuario lo entrega. Así, si lo entrega en un punto limpio, pertenecerá al ayuntamiento que lo gestione.

¿Y si lo entrega al establecimiento que le va a instalar un equipo nuevo?

Entonces el equipo quedará en manos de la distribución. Por otro lado, si el ciudadano quiere puede entregarlo en un gestor autorizado, uno de nuestros socios, y en ese caso será el gestor el propietario del residuo. Así, no hay un propietario como tal per se, sino que depende del camino que siga el equipo para reciclarse. Lo que si es seguro es que si se aplica correctamente la cadena de reciclaje, al final llegará a una de nuestras plantas para ser reciclado correctamente.

¿Cuántos aparatos de este tipo se reciclan en nuestro país?

Lo cierto es que no se reciclan todos los que se podrían reciclar, principalmente por el problema de intrusismo por parte de individuos no autorizados que, ante la falta de control adecuado por parte de las autoridades, hacen su “agosto” comprando ilegalmente este tipo de equipos y saltándose los procesos necesarios de descontaminación y correcto reciclaje. Obviamente estos “operadores ilegales”, que no se encuentran en los listados de gestores de las Comunidades Autónomas y por lo tanto no suelen ser inspeccionados por estas, no tienen problemas en comprar a ladrones de puntos limpios o a otros delincuentes sin escrúpulos.

Un problema…

Efectivamente, aun así, debemos decir que si se siguen alguna de las 3 vías indicada anteriormente (punto limpio, distribución o gestor autorizado) el equipo se recicla correctamente. Si bien por desgracia la gestión de los puntos limpios deja mucho que desear y son objetivo de todo tipo de ladrones de forma constante sin que se haga nada contra ellos.

¿Estamos a la altura de nuestros vecinos europeos?

En el resto de Europa, pese a lo que podamos pensar, no están mucho mejor que nosotros. En Francia, Inglaterra o Italia el problema es similar. Tal vez cabría destacar como más eficiente —aunque también infinitamente más cara— la gestión que se hace en Holanda. Desde FER confiamos en que la colaboración entre los ciudadanos, la distribución y las administraciones logre acabar poco a poco con la lacra de los gestores ilegales.

¿Qué aspectos a la hora de gestionar su reciclaje revisten mayor dificultad?

Sin duda, el punto de mayor complejidad es la extracción y gestión correcta del gas refrigerante. Tengamos en cuenta que es de lejos la parte de gestión que se lleva a cabo de forma más desperdigada ya que se lleva a cabo en el propio domicilio o localización en el que el equipo ha estado operando. Es crucial que los instaladores de aire acondicionado estén adecuadamente formados para lograr que se conciencien ante la importancia de la correcta gestión de estos residuos.

¿En qué se diferencia el reciclaje de aparatos de aire acondicionado del de calderas o radiadores?

El aire acondicionado como digo tiene componentes que lo convierten en peligroso. Además, estos elementos están en estado líquido o gaseoso con lo que su retirada y gestión es más compleja. Las calderas o radiadores no tienen, por lo general, componentes peligrosos y por lo tanto su reciclaje es mucho más sencillo. Además, todos sus elementos se encuentran en estado sólido y eso facilita mucho la gestión.

Sobre FER

La Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER) es la organización que representa al sector del reciclaje de bienes fuera de uso en España. Dentro de este concepto se incluye el reciclaje de vehículos al final de su vida útil, de neumáticos, baterías, electrodomésticos, palés de madera, envases, y un largo etcétera que incluye desde naves industriales enteras, aviones o barcos.

FER lleva más de 30 años llevando la voz y punto de vista del sector ante las administraciones tanto españolas como internacionales o incluso ante otros sectores de la economía. Con 270 miembros directos y más de 450 a través de sus asociaciones regionales y sectoriales, FER representa actualmente casi un 1% del PIB español.

Empresas o entidades relacionadas

Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Repacar - Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS