Construye una nueva planta en Cartagena, que ha supuesto una inversión de 12 millones de euros

Ercros dobla su producción de fosfatos

Redacción QU01/08/2004
Ercros ha inaugurado su nueva fábrica de fosfatos para alimentación animal en el Valle de Escombreras (Cartagena), que, con una producción de 100.000 toneladas anuales, duplica la capacidad de esta química en la fabricación de fosfato bicálcico y fosfato monocálcico. Su puesta en marcha supone, además, un refuerzo de la división de agroquímica y alimentación animal de Ercros, en línea con la estrategia de diversificación de la compañía.
foto
La alcaldesa, Pilar Barreiro descubre la placa conmemorativa de la inauguración de la planta. A su izquierda, Patricio Valverde y a su derecha, Antonio Zabalza.
Ercros inauguró el pasado 29 de junio su nueva fábrica de fosfatos para la alimentación animal en el Valle de Escombreras (Cartagena), en sustitución de la antigua factoría de El Hondón, en esta misma localidad, que cesó su actividad industrial en diciembre de 2001. La factoría emplea a 29 personas de forma directa y a otras 150 de forma inducida. Su construcción ha requerido una inversión de más de 12 millones de euros.

La factoría produce fosfato bicálcico y fosfato monocálcico, este último producto es de nueva incorporación al portafolio de la compañía y tiene un mayor potencial de crecimiento. La capacidad de producción instalada es de 100.000 toneladas anuales, que se vienen a añadir a las 100.000 toneladas de fosfato bicálcico que Ercros fabrica en el centro de Flix (Tarragona), lo que en conjunto representa unas 200.000 toneladas anuales. Esta cifra duplica la capacidad de producción actual de Ercros y amplía en un 33 por ciento la capacidad que tenía hasta 2001, antes de cierre de El Hondón.

La fábrica de Escombreras ha recibido de las autoridades de la Comunidad Autónoma la Autorización Ambiental Integrada conforme a la Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación (IPPC).

El producto y el mercado

Los fosfatos que produce Ercros son de origen mineral y se utilizan como aditivos para la fabricación de correctores y piensos compuestos, ya que proporcionan el aporte de calcio y fósforo más fiable y seguro para el crecimiento de los animales.

El producto se presenta en dos variedades: granulado o fino, y se comercializa a granel, en “big-bags” y en sacos. La variedad de producto granulado complementa la oferta de fosfato bicálcico en polvo que se produce en Flix.

Ercros tiene una dilatada experiencia en la comercialización de fosfato bicálcico, lo que le ha permitido ocupar una posición de liderazgo en este mercado. Con la puesta en marcha de la nueva planta, Ercros amplía su oferta hasta las 200.000 toneladas anuales, procedentes de sus fábricas de Flix y de Cartagena. Los fosfatos son la tercera gama de productos de la compañía que más contribuye a su cifra de negocios, concretamente el 9 por ciento.

La empresa es líder de ventas en el mercado nacional, donde tiene una cuota del 60 por ciento. Este mercado es el destino del 80 por ciento de las ventas de la compañía. En el mercado europeo, la empresa ocupa la tercera posición, con una participación del 13 por ciento de las ventas. Los principales países destinatarios de las exportaciones son los de la Unión Europea y los del arco mediterráneo.

Su puesta en marcha supone un refuerzo de la división de agroquímica y alimentación animal de Ercros
A partir de ahora, gracias a las nuevas instalaciones, Ercros también está presente de forma activa en el mercado del fosfato monocálcico. Este producto se destina a un mercado en fase expansiva debido a su alto contenido en fósforo (22,7 por ciento frente al 18 por ciento del fosfato bicálcico) y a su fácil asimilación para los rumiantes y animales monogástricos, además del ahorro de costes en transporte, envasado y almacenaje que comporta su mayor concentración.

Las instalaciones y el proceso productivo

La fábrica de Ercros se ubica en el Valle de Escombreras, en unos terrenos de su propiedad, con una excelente comunicación para la recepción y expedición de mercancías tanto por vía marítima como por vía terrestre.

Las instalaciones de la fábrica ocupan una superficie total de 15.000 metros cuadrados e incluyen una unidad productiva, una nave almacén, así como otras naves auxiliares. Dispone asimismo de una instalación de descarga en el puerto de Escombreras para la recepción de las materias primas, que también permite la carga de las expediciones por barco.

El proceso tecnológico y el desarrollo de la ingeniería básica empleada en la construcción de la fábrica de Escombreras han sido diseñados y desarrollados por Ercros y se sustentan en el “know-how” adquirido después de más de 30 años de fabricar fosfato bicálcico. La tecnología instalada en la planta permite fabricar indistintamente fosfato bicálcico y fosfato monocálcico, de forma que se puede ajustar su producción a las condiciones de demanda del mercado en cada momento.

La fabricación de fosfatos se basa en una reacción directa de ácido fosfórico con carbonato cálcico. El ácido fosfórico, principal materia prima de este proceso de producción, llega al puerto de Escombreras procedente de diferentes suministradores, por vía marítima. Por bombeo, se transfiere directamente del barco a los tanques de almacenamiento que se han instalado junto a la unidad de producción. El carbonato cálcico se suministra en camiones cisterna por proveedores, principalmente de la misma Comunidad Autónoma. Una vez culminado el proceso de fabricación, el producto final se almacena en silos para su posterior expedición en las distintas modalidades.
foto

Ventajas estratégicas

Para los clientes de Ercros, el hecho de que la producción de fosfatos esté repartida entre dos plantas independientes –Flix y Cartagena– le permite obtener importantes ventajas. Por un lado, la diversificación en la producción de fosfatos les facilita tener un solo proveedor para toda esta gama de productos destinados a la elaboración de piensos compuestos para la alimentación animal. Así, mientras que en Flix se seguirá produciendo fosfato bicálcico en polvo, en Escombreras se fabricará fosfato bicálcico granulado y fosfato monocálcico granulado.

Por otro lado, la existencia de dos tecnologías de producción diferentes permite reducir los riesgos en cuanto a disponibilidad y variación del precio de las materias primas. La producción de la nueva fábrica se realizará a partir del ácido fosfórico en lugar de ácido clorhídrico y roca fosfórica como es el caso de Flix. Además, la flexibilidad de la tecnología que se implantará en Escombreras va a permitir la fabricación de un tipo de fosfato u otro en función de las necesidades de la demanda en cada momento.

La fabricación de fosfatos se basa en una reacción directa de ácido fosfórico con carbonato cálcico
Por último, la localización de cada planta optimiza el suministro de la mercancía. Desde la fábrica de Flix se podrá seguir abasteciendo toda la zona norte del país, así como las ventas a la UE efectuadas por transporte terrestre. Escombreras, por su emplazamiento junto al mar y por su situación en el sur de España, se encuentra en una excelente ubicación para llegar a la zona de Andalucía y a los países del arco mediterráneo.
foto

Desarrollo sostenible

La nueva fábrica de fosfatos de Ercros ha recibido la Autorización Ambiental Integrada de la Dirección General de Calidad Ambiental de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Con esta autorización, el Gobierno autónomo autoriza la actividad industrial de la fábrica durante un período de ocho años renovables conforme a la Ley 16/2002 de Prevención y Control Integrados de la Contaminación, conocida por sus siglas en inglés, IPPC.

Ercros ha sido la primera industria de la región de Murcia en adaptarse a la IPPC. Para obtenerla se han empleado las mejores técnicas disponibles en el diseño y construcción de la nueva planta y en el proceso de fabricación del producto.

Gracias a la tecnología empleada, la fábrica no produce efluentes sólidos o líquidos ni residuos industriales. Por lo que respecta a los residuos de mantenimiento y banales, éstos se clasifican y gestionan a través de una empresa externa autorizada. Además, el ácido fosfórico que se utiliza en la planta es defluorado, por lo que se evita la instalación de una planta de defluoración, cuyo principal inconveniente es la generación de residuos sólidos.

Para evitar los efluentes líquidos, la instalación incluye un sistema de recogida y tratamiento de reboses que reincorpora estos efluentes al proceso de producción, que también es capaz de reciclar el agua de lluvia que pueda caer en la zona de producción para evitar cualquier contaminación indirecta. Asimismo, las aguas sanitarias se tratan con un sistema de tratamiento biológico de aireación prolongada antes de su vertido al mar.

Las emisiones a la atmósfera que genera la fábrica, cuyo volumen supone la mitad de las permitidas por la legislación, provienen principalmente de los gases de combustión –vapor de agua y aire– resultantes del proceso de secado del producto, que arrastran partículas en suspensión y que son reducidas al pasar toda la corriente por un filtro especial.

También se pueden producir partículas, aunque en menor medida, en la salida de gases ácidos provenientes de la zona de reacción. Por este motivo, se ha instalado un sistema especial que consigue su total recuperación.

El sistema de gestión de seguridad implantado en la fábrica es el denominado Control Total de Pérdidas, diseñado por el International Loss Control Institute de Georgia (EEUU), de reconocida efectividad y gran prestigio internacional. La planta se ha construido según los requerimientos de la certificación de la norma ISO 14001, que homologa el sistema de gestión medioambiental, y de la ISO 9001-2000, que acredita su sistema de gestión de la calidad, cuyos trámites para la obtención de dichas acreditaciones se iniciarán en cuanto la actividad de la planta alcance su ritmo de producción regular.

El Grupo

La fábrica de fosfatos del Valle de Escombreras está integrada en la división de agroquímica y alimentación animal de Ercros, una de las cinco divisiones en que está diversificada la empresa. Las otras son: química básica, farmacia, emulsiones e internacional.

El volumen de producción de Ercros es de alrededor de un millón y medio de toneladas anuales, con una facturación de unos 220 millones de euros. La plantilla, integrada por casi un millar de personas, se distribuye en nueve centros de producción.

En el mercado nacional sus productos llegan a unos 1.500 clientes repartidos por toda la geografía española. Ercros es líder de ventas y único fabricante en España de acetato de etilo, acetaldehído, percloroetileno, eritromicina y fosfomicina. También ocupa el primer puesto del ranking nacional de ventas en los mercados de fosfato bicálcico, cloroformo e hipoclorito sódico.

La mitad de la producción se destina a la exportación. Ercros está presente en más de 70 países, principalmente de la UE, EEUU, África y Asia. Sus productos de farmacia (eritromicina y fosfomicina) absorben una importante cuota del consumo mundial.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS