Responsible Care se ha manifestado como el mejor sistema de gestión integrada de la seguridad y el medio ambiente

En seguridad, no corremos riesgos

María Escribano01/08/2004
Ha pasado más de una década desde que en 1993 la industria química española, a través de Feique, se adhiriera al programa Compromiso de Progreso, una iniciativa de la industria química mundial con la que se comprometía a llevar a cabo voluntariamente mejoras continuas en materia de seguridad, salud y medio ambiente.
foto
El programa Compromiso de Progreso es una iniciativa voluntaria, pública y activa de las compañías químicas cuyo objetivo es lograr que las empresas adheridas, en el desarrollo de sus actividades, logren alcanzar mejoras continuas en relación con la seguridad, la protección de la salud y del medio ambiente de acuerdo con los principios del desarrollo sostenible.

Compromiso de Progreso, denominado internacionalmente “Responsible Care”, es un programa de carácter global que se aplica en 47 países de todo el mundo, y que en España está gestionado y coordinado por la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique).

Más del 60 por ciento del sector químico español está ya adherido al programa, y desde su implantación en nuestro país, en 1993, las compañías que lo aplican han experimentado importantes avances en la gestión de la seguridad, y en la protección de la salud y del medio ambiente.

Estos avances son, además de cualitativos, cuantificables. Cada dos años, Feique publica los resultados alcanzados en las empresas que aplican el programa, elaborando un informe de realizaciones que se difunde públicamente.

Actualmente, 47 federaciones nacionales de todo el mundo gestionan y desarrollan en sus respectivos países Responsible Care, un programa que nació en Canadá en 1985. España lo adoptó en 1993, y en 2001 se incorporó el último país hasta el momento, Israel.

Seis códigos para seis áreas

Existen seis códigos que permiten desarrollar el programa en seis áreas diferentes. Este desarrollo precisa de la implicación de todos los trabajadores de la compañía, comenzando por su primer ejecutivo.

• Protección del medio ambiente. Este código está diseñado para conseguir la reducción permanente del volumen de contaminantes emitidos y de residuos generados en las instalaciones de las compañías. Para lograr este objetivo se ha dividido el mismo en un conjunto de prácticas de gestión que siguen un modelo lógico secuencial para completar un proyecto de reducción. En la secuencia de reducción de residuos y emisiones se da preferencia, en primer lugar, a la reducción en origen, en segundo al reciclado y/o reutilización, y finalmente al tratamiento para recuperación energética o eliminación.

El código de protección del medio ambiente constituye un sistema de gestión análogo a los sistemas Emas e Iso 14001, los cuales pueden ser instrumentos de apoyo para el desarrollo de Compromiso de Progreso.

• Seguridad y salud en el trabajo. El objetivo del código consiste en proteger y salvaguardar la salud y seguridad de las personas presentes en las instalaciones de la empresa, sean o no trabajadores. Para lograrlo, el código presenta unas prácticas de gestión destinadas a mejorar las condiciones de salud y seguridad en la empresa, las cuales facilitan una serie de medidas multidisciplinares para evaluar, identificar y controlar los riesgos, evitar condiciones y manipulaciones inseguras, mantener y mejorar la salud de los empleados, y suministrar una mayor formación e información en las materias descritas.
• Seguridad en los procesos y respuesta ante emergencias. El código de seguridad en los procesos permite a las empresas adheridas al programa establecer adecuados sistemas de prevención y control de riesgos derivados de la fabricación, almacenamiento y manipulación.
Su finalidad es evitar cualquier tipo de incidente en estas fases (incendios, vertidos o emisiones accidentales), logrando con ello operaciones seguras, y protegiendo así a los empleados, la población y el medio ambiente.
Asimismo, este código promueve que cada instalación disponga de un plan de emergencia para responder rápida y eficientemente ante cualquier incidente.
• Distribución. La finalidad de este código es reducir los riesgos que implica la distribución de productos químicos para el público en general, el transportista, el distribuidor, el contratista, los empleados y el medio ambiente.
Asimismo, las prácticas promueven la preparación y concienciación de los empleados para prevenir emergencias e incrementar la seguridad de los transportistas y otros suministradores.
• Tutela de producto. Este código permite integrar cada una de las fases del ciclo de vida de los productos químicos (desde el diseño y la fabricación, hasta el reciclado o la eliminación) para lograr que sean seguros y respetuosos con el entorno. Estos principios se trasladan, mediante sesiones informativas, a los suministradores, contratistas y clientes.
Dentro de las prácticas de gestión de este código, adquiere especial relevancia la difusión de toda información sobre los productos, elaborándose fichas de seguridad de cada uno de ellos.
• Comunicación. El objetivo de este código es mejorar la comunicación y el diálogo de las empresas con la sociedad en general y con su público en particular (empleados, vecinos, medios de comunicación, autoridades...) y asegurar que en las instalaciones se dispone de un programa para comunicar abiertamente toda aquella información que responda a las demandas y preocupaciones del público sobre la seguridad, la salud y el medio ambiente.

El objetivo de Compromiso de Progreso es alcanzar mejoras continuas en relación con la seguridad, la protección de la salud y del medio ambiente
foto

Resultados alcanzados

La aplicación del programa ha permitido, desde su implantación, alcanzar importantes logros en pro de la seguridad y de la protección del medio ambiente y de la salud. Cada empresa ha logrado avances específicos en los seis códigos del programa, muchos de ellos cuantificables, y especialmente relevantes en las áreas de protección del medio ambiente y seguridad. Asimismo, la colaboración entre las compañías, que comparten sus mejores prácticas con el resto, provoca una aceleración en la consecución de objetivos, en beneficio del sector y de la sociedad.

En el periodo 1993-2002 y por unidad producida, las empresas adheridas al programa lograron, como media, reducir los vertidos contaminantes a las aguas un 78 por ciento y las emisiones un 50 por ciento.

En materia de seguridad, el índice de frecuencia de accidentes (nº de accidentes con baja cada millón de horas trabajadas) se ha reducido un 41 por ciento en el mismo periodo, siendo este índice, como media, seis veces menor al registrado para el conjunto de las actividades industriales.

Empresas o entidades relacionadas

Federación Empresarial de la Industria Química Española

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS