Posicionamos su web SEO / SEM
En la depuración de cualquier tipo de agua residual es imprescindible disponer de una homogeneización para conseguir el éxito final

Depuración de aguas residuales en una industria química fina

Roser Esteve. Departamento técnico de Cepicma01/06/2004
Para depurar las aguas residuales en la industria de química fina es prácticamente imprescindible la instalación de un proceso biológico, aunque en ocasiones no es suficiente. En estos casos la estación depuradora de aguas residuales consta de un proceso de homogeneización, neutralización, tratamiento previo de oxidación, tratamiento físico-químico, decantación primaria, secundaria, tratamiento biológico con O2 puro de dos etapas y un tratamiento y desecación de fangos.
foto
Para llevar a cabo una depuración eficaz de cualquier agua residual industrial es necesario realizar una buena caracterización de los efluentes y realizar un estudio en planta para definir y dimensionar los procesos de depuración necesarios.

En el caso de la industria química fina, estas etapas previas adquieren aún mayor importancia por la gran cantidad de efluentes que producen. No siempre todos ellos pueden finalmente ser tratados por procesos convencionales de depuración si los límites de vertido que se exigen son muy estrictos. Cuando esto sucede es necesario aplicar otros procesos de depuración adicionales, o bien segregar los efluentes más conflictivos y no enviarlos al tratamiento común.

Proceso de Depuración

En la depuración de cualquier tipo de agua residual es imprescindible disponer de una homogeneización para conseguir el éxito final, y especialmente en la industria química, debido a la gran variedad de procesos que se realizan. Hay casos en que se construyen depósitos de homogeneización superiores a 8-10 días para poder acoger la mayor variedad de efluentes posibles dentro de la fabricación.

Esta homogeneización debe disponer de una aeración suficiente, que elimine por “striping” la mayor parte de los volátiles y produzca la oxidación de una parte de los contaminantes. De esta forma, se favorecen los procesos posteriores al recibir una carga contaminante inferior y más homogénea.

Para depurar las aguas residuales de la industria de química fina es prácticamente imprescindible la instalación de un proceso biológico, aunque en ocasiones no es suficiente, en estos casos la E.D.A.R, consta de los siguientes procesos:

  • Homogeneización
  • Neutralización
  • Tratamiento previo de oxidación
  • Tratamiento físico-químico
  • Decantación primaria
  • Tratamiento biológico con O2 puro de dos etapas
  • Decantación secundaria
  • Tratamiento y desecación de fangos.

Control automatizado

Todo el proceso está controlado por ordenador. Los diferentes cuadros de mandos están interconectados entre sí y controlados por un ordenador central, desde donde se visualiza todo el proceso global y cada uno de los procesos por separado. El ordenador recoge los datos de las diferentes sondas instaladas en planta: pH, O2, caudales en diferentes procesos, etc. También recoge todos los datos de funcionamiento, paro y averías de los diferentes equipos electromecánicos. Mediante el programa de gestión se pueden elaborar gráficos de rendimientos, consumos, etc.

Desde el teclado del ordenador no sólo se pueden obtener todos los datos anteriores, sino que se puede acceder a todos los parámetros de funcionamiento de la planta, pudiendo variarlos a voluntad en función de las necesidades del proceso.

La construcción de la planta se puede realizar con elementos prefabricados, lo que facilita enormemente su realización, acortando el tiempo necesario previsto.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosSmagua 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS