Posicionamos su web SEO / SEM

Andalucía, Murcia, País Vasco y Comunidad valenciana disponen de programas de ayudas para tecnología que contribuya a la eficiencia energética

Cámaras térmicas, susceptibles de subvención, para almacenar sustancias químicas y/o peligrosas

Fuente: Denios26/05/2010

25 de mayo de 2010

Tal y como se desprende de la guía ‘Sinergia’, existen una serie de programas de incentivos, ayudas y subvenciones a la industria bajo criterios de eficiencia energética. Es decir, que contribuyan a reducir la energía consumida en procesos o equipos productivos. Andalucía, Murcia, País Vasco y comunidad valenciana son un claro ejemplo de puntos del país en los que se invierte en eficiencia energética, acogiéndose a estos programas. Desde Denios se anima al sector industrial a incorporar equipos, susceptibles de subvención, que contribuyan a disminuir el gasto energético. Como las cámaras térmicas de esta firma, almacenes prefabricados preparados para calentar sustancias químicas, peligrosas y/o contaminantes de forma 100% segura.
foto
El almacenamiento de sustancias que permita mantener sus propiedades originales tiene en cuenta, cada vez más, conceptos como el menor gasto energético.

En concreto, la guía ‘Sinergia’ hace referencia a programas de ayudas y subvenciones al sector industrial, bajo tres conceptos: ahorro y eficiencia energética; aprovechamiento energético y valoración energética y estudios, auditorías y consultorías energéticas. En Andalucía, el importe de este incentivo es, con carácter general, de un 60% en el caso de grandes empresas, 70 % para medianas y hasta un 80 % para pequeñas empresas. Sin embargo, cada comunidad autónoma define los plazos, importes y conceptos, que pueden variar respecto de lo aprobado por la Junta de Andalucía. Y como siempre, se debe someter, a la aprobación del equipo técnico de la comunidad o institución que la concede. Además de la comunidad andaluza, en Murcia, País Vasco y comunidad valenciana ya se aplican programas de este tipo.

Uno de los tres conceptos subvencionables hace referencia a toda aquella tecnología que implique un mayor ahorro y eficiencia energética. Y con ello, la industria reduzca su gasto en energía consumida. En este contexto, la firma Denios, fabricante de equipamiento industrial para sustancias peligrosas, da a conocer sus cámaras térmicas que ponen su ‘grano de arena’ para incrementar la eficiencia energética en este segmento industrial.

Cámaras que mantienen las propiedades originales de las materias primas

Estas unidades climatizadas, de Denios, son idóneas para almacenar productos a temperatura constante a fin de mantener sus propiedades originales y evitar la congelación de productos sean cuales fueren por las condiciones meteorológicas. También resultan adecuadas para el acondicionamiento térmico de las materias primas que las permita incorporar a posteriores procesos de producción. Un ejemplo sería el hecho de alcanzar la viscosidad óptima para tal fin. Los procesos posibles son: calentar y fundir hasta los 300 grados centígrados, almacenamiento anticongelación, que mantenga las temperaturas constantes y almacenamiento refrigerado. Sin embargo, una de las principales peculiaridades de las cámaras térmicas Denios es el ahorro de costes en materia de consumo energético que suponen, lo que redunda en una optimización de la eficiencia energética.

foto
Gracias al menor consumo energético que producen, las cámaras térmicas Denios son una muestra de tecnología subvencionable bajo criterios de eficiencia energética.

Equipos que aprovechan energías residuales y evitan costes por cambio de temperatura

Al conservar los productos almacenados a la temperatura óptima para el proceso productivo, estas cámaras evitan los costes de calentamiento o enfriamiento para preparar las sustancias. Sin ir más lejos, este sería el caso de las parafinas, que se manufacturan en estado líquido pero que a temperatura ambiente se conservan en sólido. En términos coloquiales, se podría comparar con la eficiencia que supone el consumo de un frigorífico en el que se almacenan productos a una temperatura constante frente al consumo energético de la puesta a punto de cada uno empleando un horno.

Otra ventaja de estos equipos de almacenamiento climatizados reside en la posibilidad de usar energías residuales. En concreto, estas cámaras pueden funcionar a base de fuentes de energía eléctrica, vapor, aceite o agua caliente resultante de otros procesos productivos. Por ejemplo, si la empresa genera residualmente vapor de agua se puede adaptar la cámara térmica para el uso de dicha energía, lo que representa un ahorro de costes así como la reutilización de la energía. Es decir, se crea una mejora tecnológica en eficiencia energética para dicha compañía. Como colofón, el cliente gana en seguridad. Denios está especializado en sustancias químicas y peligrosas. Por ello, suministra estas cámaras en versión resistente al fuego, con equipamiento antideflagrante (Atex), cubeto de retención para evitar derrames o extracción de vapores nocivos, entre otros accesorios.

Atributos técnicos de las cámaras térmicas Denios

Desde cajas compactas para dos bidones hasta grandes almacenes a medida para 24 GRGs. El usuario, con el consejo del equipo de ingenieros de Denios, puede elegir el diseño de su cámara térmica, en función de su disponibilidad. Entre las principales características y prestaciones de los sistemas térmicos de Denios cabe resaltar: cubeto de retención según legislación vigente, e quipamiento conforme a homologación del DIBt (Berlín), temperatura constante controlada, ahorro y eficiencia energética, reducción de costes, tiempos reducidos de calentamiento o refrigeración, disponibilidad con resistencia al fuego y/o equipamientos antideflagrantes.

foto
Vista del interior vacío de una cámara térmica Denios.

Empresas o entidades relacionadas

Denios

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS