Posicionamos su web SEO / SEM

Normativa sobre limitación de emisiones de compuestos orgánicos volátiles: conozca sus opciones

Luis Velasco, Representante de Safechem para la región Ibérica.24/07/2007
Según la normativa sobre limitación de emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), las instalaciones de desengrase existentes deben adaptarse, antes del 31 de octubre de 2007, al cumplimiento de las obligaciones y requisitos establecidos. Las implicaciones son enormes porque la Norma afectará a todas las instalaciones de limpieza de superficies que consuman más de dos toneladas de cualquier disolvente orgánico volátil al año o más de una tonelada de cualquier disolvente que lleve las frases de riesgo R40, R45, R46, R49, R60 ó R61, como el tricloroetileno (TRI) y el bromuro de n-propilo (nPB).

Aún así, a pesar de que la Normativa establece límites sobre las emisiones de los disolventes, no limita su uso ni establece un método para la reducción de las mismas. Esta flexibilidad inherente permite a los usuarios de disolventes elegir el mejor método de reducción de emisiones para sus circunstancias particulares. No obstante, para tomar esta decisión, será fundamental una comprensión profunda de las opciones que cumplan con la normativa.

Lo básico de la norma COV

Las actividades realizadas por encima del umbral de consumo de disolventes de la COV deben cumplir los valores límites de emisión en los gases residuales y los valores límite de emisión difusa o implementar un esquema de reducción de emisiones. Se aplicarán restricciones más estrictas para los usuarios de aquellos disolventes clasificados como CMR de categoría 1 y 2, como el TRI y el nPB, quienes tendrán que considerar la sustitución por alternativas de menor riesgo.

Sin embargo, es muy importante tener presente que el TRI no está prohibido. Si el uso de la alternativa conduce a una pérdida inaceptable de la calidad o a un aumento inaceptable de los costos totales, la Normativa permite continuar utilizando TRI, aunque sólo en condiciones adecuadas de manejo, por ejemplo, un equipo de limpieza cerrado conectado a un sistema de suministro y retirada en circuito cerrado.

Opciones que cumplen con los requisitos

Debido a los distintos requisitos de limpieza de los utilizadores, no existe una sola solución que cumpla con la VOC. Cada usuario deberá evaluar la posible solución, su conveniencia para la utilización, sus efectos potenciales sobre el medio ambiente y la salud humana, la exposición en el puesto de trabajo, las consecuencias económicas y, por supuesto, los requisitos específicos de limpieza.

Disolventes

Los disolventes clorados siguen siendo, en la mayoría de los casos, la solución más poderosa, eficaz y eficiente para la limpieza de alta calidad. Afortunadamente, existen oportunidades significativas para reducir las emisiones, la exposición y el consumo. Un sistema de suministro y retirada en circuito cerrado, junto con un equipo de limpieza cerrado, proporciona una solución altamente efectiva y segura que cumple con la normativa COV. En algunos casos, el consumo de disolventes se puede reducir por debajo del umbral y podría no ser necesarios equipos de reducción adicionales. Los alcoholes modificados también demuestran una elevada capacidad de limpieza y pueden ser alternativas a los disolventes clorados, en función la calidad de limpieza necesaria. Debido a su alta polaridad, son excelentes para remover partículas. Asimismo, se pueden usar eficientemente en sistemas de circuito cerrado. Los hidrocarburos pueden ser una opción para el desengrase. Debido a su alta inflamabilidad, hacen falta medidas adecuadas de control del riesgo.

Procesos alternativos de limpieza

La limpieza acuosa puede ser un proceso de limpieza alternativo viable, siempre y cuando las piezas limpiadas puedan permanecer húmedas. La limpieza con disolventes generalmente ofrece mayor flexibilidad y conveniencia porque la limpieza acuosa separa las etapas de limpieza, enjuague y secado. La etapa de secado, en particular, presenta retos especiales. No sólo requiere un espacio de planta mucho mayor, sino que también consume mucha más energía, lo cual tiene efectos ambientales adversos por aumentar el calentamiento global. Si no se necesita el secado y la calidad no es tan crítica, la limpieza acuosa es una buena opción.

En busca de la solución adecuada para cumplir con COV

Bien sea que usted esté considerando continuar la limpieza con disolventes o esté evaluando un proceso de limpieza alternativo, el punto de partida para la evaluación siempre debe ser su situación específica. Considere el uso de la siguiente lista de verificación para guiar su proceso de toma de decisión:

  • ¿Cuánto se reducirá nuestro consumo de disolventes?
  • ¿Se consumirá más energía?
  • ¿Se reducirán mis costos de operativos?
  • ¿Cuánto espacio útil tengo disponible?
  • ¿Cómo protegeremos a nuestros empleados de la exposición?
  • ¿Cuáles son los riesgos involucrados y cómo podremos manejarlos adecuadamente?
  • ¿Qué otras normativas se deben cumplir?

Asegúrese de revisar todas las opciones, de mantenerse al tanto de los desarrollos y de buscar consejos expertos de su proveedor de disolventes o equipos. Con una evaluación minuciosa de sus opciones, podrá lograr el cumplimiento de los requisitos del COV de manera que se adapte mejor a sus necesidades específicas.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosSmagua 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS