APPA propone modificar la legislación para evitar que los biocarburantes de EE.UU. importados con subvención se beneficien de la exención fiscal española

11/07/2007

11 de julio de 2007

La competencia desleal amenaza la supervivencia de la industria española de producción de biodiésel. La entrada creciente en el mercado nacional de biodiésel subvencionado en Estados Unidos –con 0,20 euros por litro– puede provocar en pocos meses el cierre de muchas plantas productoras en España. Con el fin de atajar esta situación de crisis, la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) reclama al Gobierno la adopción de medidas urgentes, como sería, entre otras, modificar la actual legislación fiscal para evitar que los biocarburantes importados con subvención en origen se beneficien también al llegar a España del tipo cero en el Impuesto Especial de Hidrocarburos (IEH).
APPA considera que esta grave situación viene a poner de manifiesto que las bases de la política española de fomento de los biocarburantes –el citado incentivo fiscal y la inminente obligación de consumo– deben ser completadas con una tercera pata regulatoria que asegure la viabilidad y consolidación de la industria nacional. Sólo así quedarían garantizados los fines que persigue la promoción de los biocarburantes en España: creación de riqueza y puestos de trabajo en el país, desarrollo agrícola autóctono, aumento de la seguridad y la diversificación del suministro energético, y lucha contra la contaminación y el cambio climático.
En EE UU, el biodiésel se beneficia de un crédito fiscal establecido en 2004 por la American Jobs Creaction Act y prorrogado en 2006 por la Energy Bill. Este crédito fiscal equivale a 1 dólar USA por cada galón (3,8 litros) de biodiésel mezclado con gasóleo, lo que en la práctica significa que, añadiendo una sola gota de gasóleo, se obtiene un subsidio de 0,20 euros por cada litro de biodiésel.

Además, el biodiésel producido en otros países también se aprovecha de esta ayuda fiscal norteamericana. Basta para ello con entrarlo en un puerto norteamericano para luego volverlo a reexportar inmediatamente a terceros países como España.
Una vez en nuestro país, el biodiésel importado desde Estados Unidos se beneficia, sin ninguna cortapisa, del tipo cero en el IEH establecido para promover los biocarburantes, lo que supone actualmente 0,278 euros por litro. Esta situación de competencia desleaI se ve agravada al haberse detectado en el mercado europeo la entrada de partidas que eluden el arancel del 6,5 por ciento aplicado al biodiésel, mediante la utilización de códigos aduaneros diferentes, que tienen aranceles menores o incluso inexistentes.

Dumping fiscal y medidas urgentes
Como consecuencia de este dumping fiscal, el biodiésel procedente de EE UU se vende en España a un precio de entre 600 y 650 euros por tonelada, mientras que el coste medio del producto nacional supera los 750 euros. Según los datos manejados por APPA, las importaciones de biodiésel desde EE UU durante los cinco primeros meses de este año han alcanzado ya las 20.000 toneladas, lo que representa una tercera parte de todas las ventas domésticas de la industria española durante 2006, que ascendieron a 62.909 toneladas.

APPA considera que la medida más eficaz para atajar esta situación sería la de modificar con urgencia la legislación fiscal para condicionar la aplicación del tipo especial cero en el IEH a que los biocarburantes importados no se hayan beneficiado en sus países de origen de desgravaciones o créditos fiscales que los coloquen en una posición competitiva desigual respecto a los biocarburantes producidos en España.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación de Productores de Energías Renovables

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosSmagua 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS