Nueva Zelanda, Suecia, Finlandia, la República Checa y el Reino Unido, acaparan las primeras posiciones

España saca mala nota en gestión medioambiental

Fundación CONAMA (Congreso Nacional de Medio Ambiente)01/02/2006
El país que realiza mejores gestiones con sus políticas ambientales es Nueva Zelanda, según el Índice sobre Gestión Ambiental realizado por expertos de la Universidad de Yale y el Instituto de la Tierra de la Universidad de Colombia, ambos en Estados Unidos, junto a la Comisión Europea y el Foro Económico Mundial. España se encuentra en la 20ª posición dentro del listado de los 29 países más desarrollados. El informe fue presentado el pasado 26 de enero en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Suiza.
foto
La situación española con respecto a políticas ambientales ha colocado a nuestro país en una mala posición. El estudio se ha realizado analizando 16 indicadores de 133 países de todo el mundo y coloca a Nueva Zelanda en primera posición con 88 puntos sobre 100, seguida de Suecia, Finlandia, la República Checa y el Reino Unido.

España se encuentra en el puesto 23 con 79,2 puntos; sin embargo, si se estudia el caso español comparándolo con los 29 países más desarrollados, el resultado vislumbra una mala posición de nuestro país en el puesto 20º. Por debajo encontramos a Eslovaquia, Holanda, Hungría, Polonia y Bélgica. Por su parte, Estados Unidos está, dentro del listado mundial, en el puesto 28º. Los países que peor salen parados son los menos desarrollados: Etiopía, Mali, Mauritania, Chad y, en último lugar de la tabla, Nigeria.

Objetivos del informe

El informe tiene un doble fin: el de reducir impactos medioambientales en la salud humana y el de proteger la vida de los ecosistemas. Teniendo en cuenta los objetivos perseguidos con los criterios establecidos, España suspende en materia de explotación (sobreexplotación) de la pesca, con 16,7 puntos; en protección y conservación de la naturaleza, con 18,5 puntos; en cantidad de ozono, 20 puntos; y en consumo y gestión del agua, con 32,3 puntos. En cambio, destacamos con 100 puntos (el máximo establecido) en calidad de agua del grifo y depuración de aguas y 99 puntos en mortalidad infantil.
España se encuentra en el puesto 23 con 79,2 puntos
Los 16 indicadores están clasificados en 6 categorías que comprenden: salud medioambiental, calidad de aire, recursos hídricos, biodiversidad y hábitat, recursos naturales y energía sostenible. Al analizar los países se tienen en cuenta los aspectos socio-económicos, las características geográficas, riesgos, prioridades de la política medioambiental, el desarrollo de objetivos… así como el clima o la población. Esto permite, además, dividir los 133 países en seis grupos: el primero de ellos englobaría a los países más ricos en petróleo; el segundo recogería gran parte de Asia y América Latina; el tercero a los países en rápido desarrollo y con grandes posibilidades de infraestructuras ecosostenibles; el cuarto, los países menos desarrollados, como África Subsahariana y algunas áreas de Asia; en el quinto grupo se encontraría Estados Unidos, Europa y parte de Asia, con la característica de estar realizando una mala gestión de los recursos naturales; y, el sexto grupo, lo conformarían los países europeos que cuenten con un mejor desarrollo de estos recursos.

España se encuentra en el quinto de estos grupos. No hay que olvidar que hace poco se ha hablado de las ciudades que, en nuestro país, sobrepasan los límites establecidos en contaminación atmosférica; también están presentes los escasos recursos hídricos de este año, empeorados tras una temporada de gran sequía. La pesca, otra de las asignaturas pendientes según el informe, se trata de un sector con tradición, sobre todo porque contamos con una línea costera de 4.964 kilómetros; una sobreexplotación llevada a extremos conllevaría la despoblación de especies y, consecuentemente, la nula productividad y la esterilidad de las aguas. En cuanto a espacios protegidos, éstos ocupan cerca de un 10 por ciento del territorio de nuestro país, casi la mitad del total existente en toda la Unión Europea, y todavía se espera que aumente tras concretarse la Red Natura.

La industria química, más social que medioambiental

Otro informe, en esta ocasión realizado por el instituto alemán Oekom pone de manifiesto que las empresas de la industria química valoran más los riesgos sociales que los medioambientales, aunque destaca que en el sentido ambiental “se han producido avances para reducir los riesgos de las sustancias químicas”. Según informa el Instituto en un comunicado, el estudio destaca por ejemplo el caso de la empresa química británica Imperial Chemical Industries y los dos grupos alemanes BASF y Degussa, que “han tomado ventaja respecto a sus competidores al actuar de manera responsable respecto a la sociedad y al medio ambiente”.

El instituto alemán ha analizado a 23 empresas químicas de nueve países diferentes bajo 200 indicadores, con el objetivo de evaluar la forma en que las empresas del sector se enfrentan a los riesgos y desafíos medioambientales. La mayoría de las empresas obtienen las mayores puntuaciones en los indicadores sociales, más que en los temas medioambientales, motivo por el que los autores del estudio se han mostrado críticos en relación a los “pobres esfuerzos” de las empresas químicas a la hora de evaluar los riesgos de sustancias peligrosas o de desarrollar nuevas sustancias medioambientalmente sostenibles.

Sin embargo, el informe también hace referencia al “progreso significativo” que ha desarrollado toda la industria en áreas que se han convertido en el centro del debate los últimos años, como por ejemplo el transporte seguro o la seguridad laboral.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS