Posicionamos su web SEO / SEM
Artículo técnico

Cómo funciona un presostato electromagnético

Wika21/05/2014

En el siguiente artículo, Wika analiza las claves del funcionamiento de un presostato electromagnético, definiendo sus mayores aplicaciones y describiendo sus dos principales categorías de acuerdo a su uso: presostatos de desplazamiento y presostatos de equilibrio de fuerzas.

Un presostato (también interruptor de presión) es un aparato que cierra o abre un circuito eléctrico en función de la presión de un medio líquido o gaseoso. Normalmente tiene dos funciones diferentes:

a) Detector de estado para funciones de alarma, bloqueo o consenso.

b) Regulador discontinuo On-Off.

foto

Presostato.

La parte central de un presostato es un sensor, normalmente metálico, que acciona directamente sobre uno o dos microinterruptores cuando la presión alcanza uno o dos valores previamente fijados. El microinterruptor habitualmente utilizado es del tipo unipolar (SPDT – Single ple doble throw) (conmutador) de acción rápida (snap action) (disparo) y con rearme automático. En base al principio de funcionamiento se puede dividir en dos categorías: los instrumentos de desplazamiento y los instrumentos de equilibrio de fuerzas.

Presostatos de desplazamiento

Cualquier instrumento de desplazamiento está constituido por un sensor de presión (1) metálico (membrana, tubo bourdon o fuelle) y de un microinterruptor eléctrico (3), el cual tiene el pulsador oportunamente posicionado sobre el sensor.

foto

Presostato de desplazamiento.

Por efecto de la presión el sensor se deforma elásticamente, y el terminal (2) se desplaza proporcionalmente al valor de la misma, alcanzando un valor predeterminado (valor de actuación o ‘Set Point’) que acciona el pulsador del microinterruptor, haciendo cambiar el estado del circuito eléctrico.

Cuando la presión vuelve a los valores anteriores al de intervención, vuelve a accionar el pulsador del microinterruptor restaurando automáticamente el circuito a la configuración original.

La diferencia entre el punto de actuación y el de rearme es lo que se conoce como diferencial o banda muerta (dead band).

Presostatos de equilibrio de fuerzas

Los instrumentos de equilibrio de fuerza están constituidos por un sensor de presión (1), un muelle antagónico (2), un actuador (4) y un microinterruptor (5) dispuesto como en la siguiente ilustración.

foto

Presostato de equilibrio de fuerzas.

El sensor de presión normalmente está formado por una membrana o un pistón.

La presión que actúa sobre el sensor ejerce un empuje sobre el actuador, que queda contrarrestada por la fuerza del muelle antagónico. Cuando el empuje alcanza el valor necesario para vencer la fuerza producida por el muelle, el actuador hace un pequeño desplazamiento accionando el pulsador del microinterruptor (punto de disparo o ‘Set point’) y cambiando el estado del circuito eléctrico

Cuando la presión vuelve a los valores anteriores al de intervención, acciona nuevamente el pulsador del microinterruptor, restaurando automáticamente el circuito a la configuración original.

La diferencia entre el punto de actuación y el de rearme es lo que se conoce como diferencial o banda muerta ‘dead band’.

En la práctica existe un sinfín de variantes para cualquier aplicación en numerosos sectores industriales por ejemplo tratamiento de aguas, química, energía. Para adaptar a su aplicación concreta se dotan los elementos sensibles o las cajas con materiales especiales. Otra opción consiste en montar un presostato a un sello separador para su protección contra medios agresivos.

Empresas o entidades relacionadas

Instrumentos Wika, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosSmagua 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS