El nitrógeno se usa habitualmente para presurizar, debido a que es inerte, abundante y no inflamable

Beneficios de los sistemas de cámaras presurizados con nitrógeno

Dpto. Técnico de Pelco Europe B.V. España01/10/2005
A pesar de que el coste inicial de la presurización es mayor, los sistemas dotados de cámaras presurizadas, y la adecuada aplicación de la presurización, permite un ahorro efectivo de costes, simplifica los costes de mantenimiento y explotación a lo largo del tiempo y reduce el tiempo de inactividad de los sistemas, por fallos debidos al entorno donde el sistema ha sido instalado.
foto
El uso de sistemas de vídeo es más evidente hoy que en épocas pasadas, y las razones para usar sistemas de vídeo son tan variadas como las áreas de protección e instalación donde pueden ser usados.

Cada día más, los fabricantes de sistemas de vídeo se encuentran con solicitudes para la instalación de sus equipos en ambientes extremos, que sobrepasan las posibilidades de las carcasas herméticas tradicionales (NEMA 4 o protección IP) ya que es un hecho que en éstas, con el tiempo, siempre acaban penetrando contaminantes.

En los ambientes extremos donde actualmente se emplean sistemas de vídeo, las cámaras son expuestas a humos y gases de vehículos, gases de combustión, ambientes salinos, vientos fuertes y calimas o ambientes arenosos, ambientes de alta humedad, etc. Estas condiciones medioambientales pueden causar el fallo prematuro de las cámaras y lentes o aún mas grave, del sistema completo.

La dificultad de acceso a algunos emplazamientos, ya sean en carreteras, autopistas, puertos, factorías químicas y petroquímicas, aserraderos, minas, gasolineras, etc., dificultan y encarecen las operaciones de mantenimiento.

Por todo ello, los expertos coinciden en que la presurización es la mejor vía de protección. Ofreciendo adicionalmente unos costes controlados de mantenimiento de los sistemas.

Pero la presurización aporta otra serie de ventajas más allá de la protección de cámaras y lentes.

Actualmente los sistemas presurizados de alta gama pueden beneficiarse de la pre-presurización

Conceptos básicos sobre presurización

El concepto es simple, la presurización es posible en principio usando una carcasa, generalmente fabricada en acero inoxidable, capaz de mantener la hermeticidad o estanqueidad, creando un ambiente aislado (hermético) en la carcasa, que es rellenada (con presión positiva) con un gas no reactivo (nitrógeno seco) para crear una atmósfera inerte que no reacciona con los recubrimientos de las lentes ni con los componentes de las cámaras y que impide la entrada de contaminantes externos.

Con el sellado de la carcasa se consiguen dos beneficios fundamentales de la presurización: primero, la prevención de que contaminantes externos penetren en la carcasa. Esto es importante ya que en el caso de las carcasas tradicionales, cuando son selladas pueden quedar gases atrapados en el interior, por ejemplo humedad, que causen vaho cuando la temperatura fluctúa o que incluso lleguen a reaccionar con las pistas de los circuitos impresos de las cámaras.

El segundo beneficio que se obtiene con la presurización es la posibilidad de controlar/monitorizar el ambiente interno de la carcasa.

Presurización con nitrógeno seco

El nitrógeno se usa habitualmente para presurizar, debido a que es inerte, abundante y no inflamable. El nitrógeno seco (nitrógeno al que se le ha eliminado la humedad) no reacciona con otros gases o compuestos. El nitrógeno está presente en un 78 por ciento en el aire que respiramos por lo que es fácil de fabricar, barato y realmente disponible. El nitrógeno seco puede adquirirse fácilmente en la mayoría de las ciudades.

La ventaja del purgado

El purgado es un paso esencial en el ciclo de presurización. Es importante realizar un purgado cada vez que el interior de la carcasa es expuesto al ambiente, a fin de eliminar cualquier tipo de contaminantes presentes en el entorno. El purgado con nitrógeno aumenta la fiabilidad del proceso de presurización creando una atmósfera interna inerte, libre de humedad y otros contaminantes.

La protección definitiva

La protección de la inversión en cámaras y lentes es la razón fundamental de la presurización. En ambientes potencialmente agresivos, como aplicaciones en la línea de costa, el alto contenido salino del aire puede acelerar la corrosión en las superficies expuestas o reaccionar con las pistas de los circuitos impresos. Con el tiempo esto puede ser la causa de fallos prematuros.

Con el vaciado del aire húmedo o salino de la carcasa mediante el purgado y la presurización con nitrógeno seco la corrosión debida a la sal u otros contaminantes es neutralizada. Aunque la parte externa de la carcasa sigue estando expuesta, una instalación apropiada y/o el uso de carcasas y utillaje de acero inoxidable reducen sustancialmente los efectos de los componentes externos, además, la correcta instalación de estos equipos, usando aislantes galvánicos, aumentan dramáticamente la vida útil de los sistemas.

Reducción de los costes de operación y mantenimiento

Los administradores de grandes sistemas de vídeo vigilancia inician programas de servicio/mantenimiento para asegurar que dichos sistemas permanecen operativos el mayor tiempo posible. Es habitual incluir en estos programas la limpieza interna de las carcasas para extraer los distintos contaminantes (potencialmente corrosivos) que se hayan introducido. La presurización elimina estos requisitos haciendo el mantenimiento significativamente más corto y sencillo eliminando la necesidad de las limpiezas internas de las carcasas y las cámaras y lentes dentro de las mismas.
Actualmente la demanda de sistemas presurizados está en alza
Actualmente los sistemas presurizados de alta gama permiten la monitorización remota desde los emplazamientos de los sistemas de cámaras, lo que posibilita a los operadores monitorizar las condiciones internas (presión, temperatura interna y punto de congelación) haciendo posible la prevención de fallos prematuros. La capacidad de monitorizar en tiempo real estos datos (temperatura, presión y punto de rocío) permite evaluar las condiciones de operación exteriores, y en el caso de que uno o más de estos parámetros se salgan de las condiciones normales de operación, se puede programar un ciclo extra de mantenimiento para prevenir el fallo, evitando así una potencial intervención de emergencia.

Simplificando la instalación

Un aspecto habitualmente pasado por alto en un sistema de vídeo vigilancia es la instalación de las unidades, aspecto que reviste especial importancia en aplicaciones presurizadas. El paso adicional que requiere la presurización puede resultar problemático si ésta, la presurización, es necesario realizarla en emplazamientos excesivamente elevados o se requiere la hermeticidad de las áreas circundantes (debido a la presencia de contaminantes) los costes asociados pueden ser muy elevados especialmente si surgen problemas durante el sellado y presurización de las unidades durante la instalación.

Por ejemplo, un pequeño poro indetectable durante la instalación puede no ser detectado hasta pasadas varias semanas y puede requerir un nuevo desplazamiento hasta la instalación.

Actualmente los sistemas presurizados de alta gama pueden beneficiarse de la pre-presurización. Mediante esta técnica, en lugares adecuados y antes de la instalación definitiva, los equipos pueden ser probados y monitorizados para prevenir fugas.

Los sistemas de vídeo vigilancia presurizados representan la mejor de las opciones para la mayor parte de estas aplicaciones

Accesibilidad de los emplazamientos

Como hemos detallado al principio, ambientes agresivos como los que hacen conveniente el uso de sistemas presurizados, se encuentran frecuentemente en emplazamientos bastante inaccesibles.

Habitualmente para permitir la accesibilidad son requeridos equipos especiales así como consideraciones de seguridad. En estas situaciones, dos de las ventajas clave de la presurización, ciclos de mantenimientos más largos y monitorización remota de las condiciones internas, adquieren especial importancia ya que al reducir las visitas a los emplazamientos reducen considerablemente los costes asociados del uso de equipos especiales.

Conclusión

Es por las razones anteriormente expuestas, por lo que los equipos presurizados son cada vez mas utilizados.

Tanto instaladores como gestores de proyectos recomiendan el uso de sistemas presurizados ya que han llegado a la conclusión de que es la solución más efectiva en coste en aquellas instalaciones donde la accesibilidad de los emplazamientos es difícil o las condiciones ambientales contienen elementos contaminantes (humedad, salinidad, gases de combustión,…) potencialmente dañinos.

Actualmente la demanda de sistemas presurizados está en alza. Los beneficios de la presurización reportan reducciones en los costes de reparación, incremento de la fiabilidad de los sistemas e incremento en el tiempo entre ciclos de mantenimiento.

Conforme se va expandiendo el uso de los sistemas de vídeo vigilancia, en aplicaciones extremas, se demandan más sistemas con mayores prestaciones y fiabilidad. Los sistemas de vídeo vigilancia presurizados representan la mejor de las opciones para la mayor parte de estas aplicaciones.

Comentarios al artículo/noticia

#1 - Domingo
03/02/2010 17:48:51
Quisiera saber si han desarrollado domos IP presurizados, sin utilizar encoder externo.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS