Posicionamos su web SEO / SEM

La moda de lo renovable

01/02/2005
Con renovadas energías comenzamos el año 2005 en Química Universal, la revista que renueva el sector de las revistas especializadas con un concepto pensado en la facilidad de lectura y la accesibilidad al lector. Y lo hacemos con un número especialmente orientado a todo lo relacionado con la energía, especialmente satisfechos porque España recupera su segunda posición mundial en potencia eólica instalada. Lo puede ver en el artículo que sobre esta cuestión publicamos en esta edición. Un año le ha costado al sector eólico español recuperar el segundo puesto mundial en potencia eólica instalada y colocarse sólo por detrás de Alemania. El esfuerzo ha sido notable, porque durante 2004 se instalaron 1.744 megavatios en un total de 405 parques eólicos, lo que le ha permitido a nuestro país protagonizar el mayor crecimiento mundial, cifrado en un 28,1 por ciento. Ahí es nada. Tras eso y la victoria en el campeonato mundial de balonmano, sólo falta la consagración de Madrid 2012 para que podamos brindar con cava catalán.

Las modas no obstante deben ser tomadas con precaución, al menos por los que no tenemos influencia posible en esa oscura mano negra que moviliza a las masas y sus gustos renovados. Hoy, la energía eólica es buena. Vivimos la era de la dicotomía entre lo bueno y lo malo que todo lo impregna. Ahora resulta que lo que hemos comido o bebido toda la vida es malo y que es bueno tomarse algo aparentemente insignificante todos los días antes de comer. Lo que antes era bueno puede dejar de serlo con cierta facilidad y viceversa. Bueno para qué o malo para qué son cuestiones burdas ante la arrasadora verdad de lo bueno y lo malo. Por lo tanto, celebremos con moderada alegría la apuesta de España por lo renovable, porque no es imposible que lo renovable pase a ser malo, dejando paso a otra palabra de moda, que invocará a lo bueno. Y ojo, porque ya hay en marcha obras para la instalación de 1.500 MW eólicos adicionales que se irán incorporando en diversas etapas a lo largo de este año. Pero hay más. De las 110 subestaciones y 4.000 kilómetros de líneas de alta tensión previstas en la planificación de las infraestructuras eléctricas en 2011, un 18 por ciento, equivalente a 490 millones de euros, serán sufragados de forma directa por el sector eólico. La que se va a liar como esto sea malo. Y hasta 2011 tenemos tiempo para que pase a serlo. Una moda renovada cualquiera es capaz de atribuir al sector eólico la peor de las maldades, el peor de los perjuicios para el ser humano del presente y el venidero. Seamos no obstante optimistas. A falta de ideas renovadas, hoy por hoy lo renovable es bueno y España, señores, se renueva.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS