“La química desempeña hoy un papel clave en la conservación del medio ambiente”

Entrevista a Lourdes Vega, directora de Matgas y directora de I+D de Carburos Metálicos

Redacción Interempresas06/05/2013
Matgas es una agrupación surgida como alianza estratégica entre la empresa Carburos Metálicos, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Según defiende su directora, Lourdes Vega, se trata de un centro puntero internacional en la integración de investigación, desarrollo tecnológico y demostración en las áreas de energía, sostenibilidad y medio ambiente, centrado en soluciones sostenibles.
foto
Lourdes Vega, directora de Matgas y directora de I+D de Carburos Metálicos.

Ustedes conceden especial importancia en sus investigaciones al Análisis del Ciclo de Vida. ¿En qué consiste?

El Análisis del Ciclo de Vida es una herramienta que permite evaluar los impactos ambientales asociados con todas las etapas de la vida de un producto desde la cuna-a-la-tumba, es decir, desde la extracción de materias primas, procesamiento de materiales, fabricación, distribución, uso, reparación y mantenimiento, hasta la eliminación o reciclaje).

¿Qué puede aportar?

Mediante esta técnica se evalúan los impactos potenciales asociados a cada etapa de la vida del proceso o producto, obteniendo un balance ambiental neto. Es una técnica muy útil para el desarrollo de procesos y productos medioambientalmente sostenibles, ya que permite identificar cuáles son las etapas que se pueden mejorar, e incluso, proponer mejores alternativas.

“La química es la ciencia que más ha mejorado nuestra calidad de vida en los últimos años”

¿Y cuál cree que es hoy la relación de la química con nuestro medio ambiente?

A pesar de que no goza de “buena prensa”, la química es la ciencia que más ha mejorado nuestra calidad de vida en los últimos años, gracias a los grandes avances farmacéuticos, a la mejora en la calidad de los suelos y las aguas, al desarrollo de nuevos productos, y a todos los temas relacionados con energía, que sustentan el desarrollo tecnológico y la sociedad de bienestar que disfrutamos.

En concreto, la química desempeña hoy un papel clave en la conservación del medio ambiente ya que permite mejorar procesos productivos para hacerlos más limpios y sostenibles, así como reutilizar materias y gases generados durante estos procesos para reducir las emisiones a la atmósfera.

Afirma que el sector no goza de buena prensa, sin embargo, lleva años intentando mejorar la imagen de la química entre la sociedad. ¿Cómo cree que la perciben los ciudadanos en la actualidad?

De acuerdo con los datos de un sondeo entre ciudadanos, llevado a cabo por Metroscopia y publicado recientemente, los científicos son los profesionales más valorados en nuestro país, seguidos de los médicos. Gran parte de esos científicos trabajan en temas relacionados con la química. Así pues, la percepción general de la química es positiva, ya que gracias a importantes proyectos de investigación y desarrollo se están mejorando servicios y actividades haciéndolos más sostenibles y beneficiosos para la sociedad. Creo que es muy importante seguir avanzando en esta línea mediante el desarrollo de nuevos productos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos. Para ello, se requiere una inversión público-privada importante y necesaria.

¿Y cree que son compatibles las necesidades energéticas de nuestra sociedad con el entorno?

Es evidente que las necesidades energéticas de nuestra sociedad son elevadas, y reflejan el avance tecnológico y la sociedad de bienestar de que disfrutamos. Sin embargo, debemos ser conscientes de que el disfrute actual de estos medios no puede repercutir negativamente en su uso para generaciones futuras. Por lo tanto, debemos trabajar en mejorar la eficiencia de los procesos (para la misma cantidad de materia, producir más energía), en utilizar fuentes de energía más limpias y sostenibles, evitando las emisiones de gases nocivos a la atmósfera, mediante su captura, y posterior uso o almacenamiento, así como otras fuentes de energía como las renovables.

En un mundo ideal, ¿cómo se podrían cubrir estas necesidades con un impacto cero o próximo a él?

El mundo ideal, energéticamente hablando, pasaría por tener esas múltiples opciones que puedan ser aplicadas de manera eficiente y económicamente viables. La investigación y el desarrollo desempeñan aquí un papel esencial, ya que sólo gracias al desarrollo de nuevas tecnologías, o mejora de las existentes, conseguiremos generar energía de manera más limpia y eficiente. Afortunadamente, la solución no es única, por lo que se requiere avanzar en distintos campos.

“La colaboración público-privada es fundamental para que la generación de nuevas ideas cuaje en nuevos productos que lleguen a los ciudadanos”

¿Cómo conviven hoy en el sector empresa, universidad y centro tecnológico? ¿En qué cree que se puede mejorar?

Los tres sectores son imprescindibles para materializar el desarrollo de nuevos productos. La mejor situación se da cuando actúan de manera complementaria, ya que cada uno tiene un campo de actuación diferenciada. Partiendo de nuestra experiencia, la colaboración público-privada es fundamental para que la generación de nuevas ideas cuaje en nuevos productos que lleguen a los ciudadanos, puesto que está demostrado que el trabajo conjunto entre empresa privada y centros de investigación se materializa la mayoría de las veces en avances científicos con una clara aplicación industrial, beneficiando así a ambas partes.

¿Qué se puede hacer para mejorar esta relación?

Como sugerencia de mejora apuntaría la necesidad de seguir comunicándose de manera eficiente para entender las fortalezas de cada uno de esos sectores y aunar esfuerzos, en lugar de dejar lagunas o duplicar esfuerzos. Creo que es un trabajo de todos.

foto
Lourdes Vega: “Matgas es un centro de investigación aplicada con una clara vertiente medioambiental”.

¿Y cómo es su experiencia en este sentido?

Muy positiva. Un claro ejemplo es el proyecto Cenit Sost-CO2, liderado por nosotros, en el que participaron 14 empresas españolas y 31 centros de investigación en la búsqueda de nuevas aplicaciones industriales sostenibles del CO2, contando con una fuerte inversión de las empresas y del CDTI (Centro para el Desarrollo Técnico Industrial, del Mineco). De este proyecto han surgido, hasta el momento, 10 patentes y más de 30 productos comercializables.

“El efecto de la actual desinversión en I+D se notará, sobre todo, a medio y largo plazo, y puede llegar a ser irreversible, si no se actúa a tiempo”

¿De qué manera cree están influyendo los recortes en investigación en un sector tan eminentemente innovador como el químico?

Los esfuerzos en I+D nunca se ven a corto plazo; aunque actualmente se siga investigando, a pesar de los recortes, esta investigación tiene un efecto de inercia. Se están acabando proyectos comenzados hace unos años, y si no hay una inversión continuada, no habrá nuevos proyectos, o no se podrán seguir los avances llevados a cabo con los que están en curso. Nuestros jóvenes talentos empiezan a marchar al no tener opciones aquí.

La fuga de talentos…

Sí, además, el efecto de esta desinversión en I+D se notará, sobre todo, a medio y largo plazo, y puede llegar a ser irreversible, si no se actúa a tiempo. No se nace experto en un tema, ni se crean expertos en una noche. Se necesita una formación continuada para ello. Si perdemos toda una generación de talentos, la inversión necesaria para volver a tener un buen nivel en innovación requerirá un esfuerzo económico muy superior al que se requeriría para mantener el ritmo de lo que teníamos antes de esta situación económica, además de la pérdida de innovación que deja de realizarse durante todo ese tiempo.

¿En qué investigan Matgas en la actualidad?

Matgas es un centro de investigación aplicada con una clara vertiente medioambiental. Trabajamos en temas relacionados con energía, sostenibilidad y medio ambiente, desde una vertiente muy amplia, que abarca desde el desarrollo de energías más limpias, a la preservación de alimentos, el tratamiento de aguas y el desarrollo de productos sostenibles.

¿De qué proyectos se trata?

Destacaría tres proyectos europeos y un proyecto local: H2Trust, liderado por Matgas, y diseñado por un equipo de europeos líderes de la industria para fomentar la transición a la comercialización a gran escala de aplicaciones de pilas de combustible de hidrógeno en Europa; el proyecto Sofcom, diseñando y aplicando un proceso para utilizar el CO2 emitido por una pila SOF para tratamiento de aguas; el proyecto HyTEC, proyecto de demostración del uso del hidrógeno como combustible para el transporte en Europa, y el proyecto BioQuim_rescue, parcialmente financiado por la Generalitat de Catalunya, en el que colaboramos con otras tres empresas y centros de investigación, enfocado en la integración y sinergia de distintas formas de tratamiento de aguas residuales.

¿Y Carburos Metálicos?

Trabaja en el desarrollo de nuevas aplicaciones de gases en distintos sectores industriales, así como en procesos innovadores que requieran el uso de estos gases. Matgas colabora estrechamente con Carburos Metálicos, su socio mayoritario, en sus áreas estratégicas de investigación, en temas relacionados con conservación de alimentos, nuevas utilizaciones del CO2, tratamiento de aguas, y energía, entre otros, con financiación propia de la empresa, o externa, junto con usuarios finales. En concreto, Carburos acaba de firmar un acuerdo estratégico con el IRTA (Instituto de Investigación en Técnicas Agroalimentarias de Cataluña) para temas relacionados con agroalimentación, en el ámbito nacional e internacional, siendo Matgas un apoyo importante para Carburos en este tema.

foto
Fachada del edificio de Matgas, en el Campus de la UAB, en Bellaterra (Barcelona).

Sobre Matgas

Fundado en 2001 y situado en el campus de la UAB, Matgas cuenta con un equipo integrado por investigadores expertos en energía, sostenibilidad y medio ambiente, provenientes de los tres socios (Carburos Metálicos, el CSIC y la UAB), formados en universidades de prestigio de distintos países, y con una clara vertiente aplicada. Asimismo, Matgas tiene un nutrido grupo de jóvenes investigadores en formación, que trabajan en los distintos proyectos en curso. En total el equipo está integrado por unos 40 investigadores. El centro cuenta con un edificio de más 2.500 metros cuadrados, y una inversión de más de 10 millones de euros en laboratorios y equipos de última generación para llevar a cabo dicho desarrollo.

Matgas colabora estrechamente con Carburos Metálicos y el Grupo Air Products, su socio mayoritario, en la definición de objetivos y la aplicación de estos desarrollos en distintos sectores industriales. El centro trabaja asimismo con otras empresas en el desarrollo conjunto de tecnologías aplicadas, y con socios estratégicos del mundo académico, además de sus socios fundadores, en investigaciones fundamentales que puedan llevar al desarrollo e integración de nuevas aplicaciones.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS