Entrevista a Andreu Puñet, presidente de la Asociación Empresarial de Químicas de Tarragona (AEQT)

María Escribano01/12/2004

"En el sector químico de Tarragona no se registran deslocalizaciones"

La historia de la industria química de Tarragona comienza a escribirse en la década de los sesenta, años en los que empiezan a asentarse las primeras empresas en los polígonos (norte y sur), como Basf, Aiscondel y Aragonesas. En los setenta, se consolida la actividad industrial en la zona, con la instalación de Bayer, Ercros, Repsol, Hispavic, Dow, etc. Más de cuarenta años de tradición industrial química que han convertido a Tarragona en el primer polo petroquímico del país y el primer productor de etileno del sur de Europa. En total, el complejo de Tarragona produce casi 20 millones anuales de toneladas de diversos productos, entre combustibles, químicos y petroquímicos.
foto
Desde su puesto de presidente de la AEQT, ¿Cómo describiría el polígono de Tarragona en comparación de otros existentes en España y en la Unión Europea?
El polígono de Tarragona es muy singular en sus características, comenzando porque existen dos polígonos: el norte a diez kilómetros de la costa, y el sur casi junto al mar. De hecho, su emplazamiento se escogió por criterios semejantes a los que dos mil años antes el Imperio Romano eligió Tarraco como capital de media Península Ibérica: por las coordenadas estratégicas. Es decir, con un buen puerto, para conectar con todos los países mediterráneos, y buenas comunicaciones con el interior de la península

Tarragona es el primer polo petroquímico del Estado, y el primer productor de etileno del sur de Europa. En total el complejo de Tarragona produce casi 20 millones anuales de toneladas de diversos productos, entre combustibles, químicos y petroquímicos.

La otra singularidad deriva de la propia idiosincrasia desarrollada en Tarragona durante los 40 años de tradición industrial química, basada en una cultura empresarial innovadora, que ha beneficiado a los municipios del entorno más próximo al emplazamiento de las industrias. Si a esta cultura empresarial innovadora le sumamos las características propias del sector (fuerte inversión, empleo estable, cualificado y bien remunerado), se genera un resultado plasmado en las relaciones de concordancia y sinergia con la sociedad de las poblaciones vecinas. A modo de ejemplo, se puede citar la iniciativa de la Generalitat a ubicar en Tarragona el ICIQ (Instituto Catalán de Investigación Química), así como otros centros de aportación de valor añadido por parte de las compañías asociadas como son centros de I+D+i o de fabricación con las últimas tecnologías que no hacen más que reconocer la importancia del polígono a nivel internacional.

"Tarragona es el primer polo químico del Estado"
En el nuevo año que comienza, ¿cuáles van a ser las principales líneas de actuación de la asociación que preside?

Además de avanzar en todas las líneas de trabajo ya consolidadas, el próximo ejercicio va a contar de nuevo con el desarrollo de los tres pilares básicos de la AEQT, reflejados en su programa. El primero de ellos, la transparencia informativa, como la mejor herramienta de una buena política de responsabilidad social corporativa. Se trata de conseguir una comunicación fluida con la sociedad, por lo que cooperaremos con el departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya a través de un programa de formación para profesores y alumnos; en esta misma línea de divulgación/formación estrecharemos nuestras relaciones con el Colegio de Periodistas. Asimismo, celebraremos sesiones informativas conjuntas con los sindicatos que les permitan conocer los objetivos y actuaciones previstas del sector.

El segundo objetivo es la formación específica para contratistas, a fin de equiparar sus conocimientos con los de los empleados de plantilla de las compañías; un programa consensuado con los sindicatos desde el observatorio de la seguridad que se constituyó en marzo de 2003. Y, como tercer objetivo, la mejora de las infraestructuras, con el despliegue del proyecto de emisario submarino conjunto para el polígono sur. Un proyecto en el que se trabaja conjuntamente con las Administraciones Públicas.

foto
"La competitividad de las empresas del sector lo convierten en el primer productor de etileno del sur de Europa"
Puede destacarnos los principales datos económicos de las empresas de la AEQT en 2003: producción, inversión...
El balance global es de crecimiento neto. En general, las plantas que las compañías tienen operativas en Tarragona se consideran competitivas y adecuadas para exportar a cualquier rincón del planeta, en función de la demanda local y los precios internacionales.

Un buen indicador lo constituye el puerto de Tarragona, a cuyo movimiento global la industria química aporta más del 60 por ciento del total anual, y que en 2003 registró un claro crecimiento.

Asimismo, ¿cuáles han sido las actividades más importantes en el valor de la producción y cuáles los principales destinos de la producción de las empresas asociadas?
Las plantas de Tarragona son estratégicas para sus compañías y están preparadas para satisfacer las necesidades de cualquier mercado, por lo que su ritmo de producción alcanza el de su plena capacidad, que supone un valor global del conjunto de las actividades petroquímicas del orden de unos 8.400 millones de euros anuales

Un hecho muy remarcable es el valor añadido que los productos fabricados en las compañías dan a las infraestructuras o producciones de Tarragona. A modo de ejemplo, Dow inauguró en octubre la primera planta mundial para la fabricación en Europa de una nueva fibra destinada al vestido, una planta que cuenta con I+D+i en Tarragona; Engelhard aporta alta especialización en la fabricación de catalizadores; Basf desarrolla una línea de producto específico para Japón; Bayer cuenta con divisiones de producción muy selectivas de poliuretanos aislantes, que contribuirán a alcanzar los compromisos de Kyoto.

Durante el presente ejercicio se habrán ejecutado inversiones en nuevas plantas por valor de unos 75 millones de euros. En lo que a producción se refiere, tal y como se ha expresado anteriormente, la mayoría de las compañías trabajan de acuerdo con sus plenas capacidades de producción

foto
Con todos los datos encima de la mesa, ¿cómo espera que concluya el ejercicio 2004?

Tras un ciclo fuertemente inversor, que ya arrancó en 1999, las expectativas son de mantener el crecimiento continuado. Un dato muy importante a destacar es que en el sector químico de Tarragona no se registran deslocalizaciones.

¿Cuántas nuevas inversiones están previstas para 2005-2006?
Por lo que respecta a inversiones, en los últimos cinco años se han consolidado más de 1.500 millones de euros en nuevas instalaciones o en ampliaciones de las capacidades productivas de las plantas. Además, las inversiones para mantenimiento de las instalaciones o la incorporación de nuevas tecnologías para alcanzar la máxima eficiencia en los procesos, contribuyen a su vez a mejorar la seguridad y garantizar la protección del medio ambiente. Estas iniciativas de desarrollo tecnológico representan, en el conjunto de las industrias asociadas, un volumen notorio de inversión anual del orden de 36 millones, que no alcanza el eco que tienen los anuncios de las grandes y espectaculares inversiones.

Actualmente están en curso (en distintas fases de ejecución) inversiones programadas por valor de unos 1.200 millones de euros, y constantemente se estudian nuevos proyectos para mantener el citado crecimiento continuado.

"En 2004 se han ejecutado en el polígono inversiones en nuevas plantas por valor de unos 75 millones de euros"
Dada la “mala prensa” que a veces salpica a la industria química en general, ¿Qué se puede hacer, en su opinión, para mejorar la imagen de la industria petroquímica?
En términos generales, y según la última encuesta de percepción pública de la imagen que los ciudadanos tienen de la industria química, a partir de los datos que ha hecho públicos Feique de la encuesta europea, esta “mala prensa” ha evolucionado satisfactoriamente. Se comienza a valorar la contribución de la química a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, con lo que su imagen comienza a posicionarse en la columna del “haber” y no en la del “debe”.

En Tarragona, donde la comunicación con la comunidad y la sociedad civil es constante, a través de canales directos y estables, hace años que desaparecieron los tópicos de esta mala prensa, y la imagen de la industria química se percibe como algo transparente.

A modo de ejemplo, cabe nombrar las Jornadas de Puertas Abiertas que se celebraron el pasado sábado 16 de octubre. Según los resultados de las encuestas a un millar de ciudadanos que participaron en las visitas a las industrias químicas, más de la mitad han mejorado positivamente su opinión tras dicha visita. El dato no es casual ni gratuito, pues las jornadas se celebran bianualmente desde hace diez años con el fin de acercarse a la población y mostrar sus instalaciones y las acciones que se realizan en temas tan importantes hoy en día como son la seguridad y el medio ambiente.

.

foto
Además de esta política de puertas abiertas para los ciudadanos, que se completa con el programa de visitas escolares y de colectivos cívicos, la política de transparencia informativa desarrollada con los representantes de las organizaciones vecinales de los municipios con la industria química, se ha perfeccionado con la creación de un Panel Público Asesor, en Marzo de 2003, como instrumento de interacción entre comunidad e industria.

Esta línea de trabajo se complementa con acciones puntuales de respuesta a demandas concretas de la sociedad civil. Por ejemplo, los episodios de malos olores registrados en la primavera de 2003, que molestaban a la población, sin que ello supusiera ninguna alarma (como incluso certificó la administración competente), desencadenaron una rápida respuesta de la AEQT, como fue la puesta en marcha del Plan de Activación de Contingencias Medioambientales (PACMA). El PACMA tiene una importancia considerable en el desarrollo de la actividad petroquímica, e implica la existencia un equipo de vigilancia durante las 24 horas del día los 365 días del año a fin de intervenir en cualquier situación.

De modo proactivo, y en la línea de los compromisos voluntarios, se sigue avanzando en la mejora de la relación con el entorno más inmediato, y en todos los escenarios o frentes posibles. Este año, por ejemplo, se han suscrito convenios de colaboración con la Consejería de Educación y con el Colegio de Periodistas para desarrollar sendos programas de formación dirigidos a los profesionales respectivos de cada colectivo, a fin que puedan transmitir mejor a sus audiencias el concepto de industria química y sus aportaciones a la sociedad.

foto
Finalmente, no podemos sustraernos de señalar el compromiso con el desarrollo sostenible del Camp de Tarragona, región que representa más de media provincia y abarca varias comarcas. De igual manera cabe destacar el apoyo a las reivindicaciones de otros sectores de la economía productiva, como la reclamación del Puerto –a cuya actividad la industria química contribuye como hemos dicho con más del 60 por ciento anual del volumen del tráfico de mercancías– para conseguir el ancho de vía europeo, o el establecimiento de nuevas líneas de tráfico marítimo.

De modo directo, tampoco puedo obviar una referencia de la contribución de la industria química al desarrollo turístico de la Costa Daurada. Los excedentes de agua, sobre sus concesiones, que generan las industrias, como resultado de la optimización de sus consumos, permiten ayudar a los Ayuntamientos a soportar la sobre demanda que supone la afluencia de medio millón de turistas en verano.

"El complejo de Tarragona produce casi 20 millones anuales de toneladas de diversos productos, entre combustibles, químicos y petroquímicos"
Para finalizar, ¿cuáles son los planes de futuro de la AEQT en el corto y medio plazo?
Los planes de futuro de la AEQT seguirán centrándose en las líneas programáticas definidas en nuestra misión basada en coordinar las acciones empresariales para una mejor representación, gestión y defensa de los intereses comunes de las compañías asociadas con el objetivo de contribuir al desarrollo económico, ecológico y social de la provincia de Tarragona bajo el paradigma de la sostenibilidad, la cooperación y la transparencia informativa.

Este objetivo se plasmará como ya hemos comentado con anterioridad en actividades más concretas como pueden ser:

  • Reuniones periódicas con las asociaciones de vecinos de nuestro entorno, fomentar las visitas de distintos colectivos a nuestras industrias, seguir desarrollando y consolidando el Panel Público Asesor como un canal de diálogo entre sociedad e industria para conseguir una comunicación efectiva a medio y largo plazo.
  • Fomentar la relación entre los empleados de las compañías de la AEQT potenciando el boletín de noticias y la intranet; establecer reuniones periódicas, coordinar los programas de seguridad y formación de las distintas empresas.
  • Seguir manteniendo unas relaciones fructíferas con los sindicatos a través de los convenios de seguridad con contratistas y las jornadas de comunicación.
  • En el apartado de relaciones institucionales se está trabajando con el Departament de Medi Ambient en la elaboración de un convenio marco de colaboración.
  • Con el Departament d’Indústria i Treball se está avanzando en temas de seguridad relacionados con el análisis cuantitativo de riesgo de nuestras industrias. Con los Ayuntamientos se seguirá potenciando el Pacto de Progreso así como la participación en la red de Regiones Químicas Europeas.
  • En temas relacionados con la educación se van a realizar cursos sobre el Plaseqta para alumnos y de medio ambiente para profesores de secundaria. Con la Universidad Rovira i Virgili existen diferentes colaboraciones como puede ser el desarrollo de cursos de “e-learning” en el campo de la seguridad, participación en el proyecto de Parque Tecnológico para Tarragona, etc.

Pensamos que todas estas actividades representan un logro tanto para el sector como para el entorno, que se beneficia de las sinergias generadas al amparo de la presencia de una industria química competitiva, moderna y rigurosa con una cultura empresarial innovadora basada ya desde su inicio en una responsabilidad social que posibilitó la firma ya en febrero del 91 del compromiso de conducta responsable conocido en nuestro entorno como el Pacte de Progrés.

foto

Empresas o entidades relacionadas

Federación Empresarial de la Industria Química Española
Repsol Química

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smagua 2017Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS