Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Gestión del punto de venta

Víctor Valencia nos habla de ciberseguridad en el comercio de puericultura

Víctor Valencia, CEO Entorno y Estrategia05/05/2022
En este nuevo artículo de colaboración, el experto en gestión del punto de venta y CEO de Entorno y Estrategia Víctor Valencia, nos habla de la ciberseguridad vinculada a los negocios de puericultura, y de cómo han ido aumentando los delitos en la red, a medida que se han ido reduciendo los atracos a los establecimientos físicos y han ido mejorando las nuevas tecnologías y la digitalización.
foto

Empecemos por las buenas noticias: en los últimos años los atracos a establecimientos están bajando y seguirán bajando. Esto se da por diversos motivos, de entre los que destacan, por un lado, la reducción de los robos en comercios con su origen en el mundo de la droga y, por otro lado, principalmente por el aumento del pago con tarjetas de crédito. Este aumento derivado de un cambio en los hábitos del consumidor, y que se ha acentuado todavía más por el Covid-19 y la recomendación de no intercambiar moneda, han provocado que los atracos a comercios empiecen a ser casos puntuales.

Sin embargo, como pasa siempre en el universo de los grandes números, lo que se pierde por un lado se compensa por otro, y ahora irrumpe con fuerza un nuevo concepto de atraco, para muchos inimaginable de cara a su comercio, en el que los atracadores no son personas con poca preparación, ni con problemas de abstinencia, ni tienen que correr tras cometer el atraco. En estos nuevos atracos, los delincuentes cometen sus robos desde sus casas, con un ordenador. Son los ciberdelincuentes.

Ciberdelincuencia y ciberdelincuentes

El perfil del delincuente también ha cambiado, y ya no hablamos de un joven, con sudadera, aspecto desarrapado y manos sudorosas. Ahora el perfil del ciberdelincuente es: mayoritariamente hombre (73%), de entre 26 y 40 años, y experto en programación. Habitualmente se dedican unas tres horas al día a robar desde un cómodo sillón a través de nodos internacionales para no ser detectados, aunque otras veces los ciberdelincuentes trabajan por encargo de una posible competencia desleal, personas despechadas comercial o laboralmente, e incluso personas afines con las que las relaciones se han deteriorado notablemente.

Las formas de delinquir más habituales se producen bien robando importes de nuestras cuentas bancarias accediendo con nuestras claves, o bien pidiendo una cantidad de dinero, habitualmente en criptomoneda, a cambio de devolvernos el acceso a nuestro ordenador, eliminar contenidos poco éticos de nuestras redes, evitar utilizar una base de datos previamente robada… Asimismo, las formas más habituales de ciberdelito se pueden encuadrar en:

  • Fraudes: Acceso al dinero, acceso a tarjetas de crédito, acceso a cobros de clientes, acceso a las cuentas bancarias de nuestro comercio, etc.
  • Suplantaciones: Cobrando dinero que se transfiere a proveedores, haciendo el cobro desde su cuenta de las compras en nuestra página web.
  • Denegaciones de servicio: Bloqueo de ordenadores, bloqueo de parte de los programas, bloqueo de los envíos, etc.
  • Chantaje: A cambio de no publicar nuestras bases de datos, quitar determinados contenidos, volver la página web a su origen, etc.

Ciberdelincuencia en pequeños comercios

La palabra ciberdelincuencia suena a algo que solo puede afectar a las grandes empresas (multinacionales, administración…), y cuando escuchamos que se ha producido un ciberataque contra tal o cual banco, siempre pensamos que a un comercio tradicional nunca le va a pasar algo así, que es demasiado insignificante como para que los especialistas se fijen en estos negocios. Pero nada más lejos de la realidad, los datos demuestran todo lo contrario. En la actualidad, en los establecimientos tradicionales el 99% de los ordenadores son vulnerables, cada día se activan 230.000 softwares maliciosos, y el 68% de los fondos ciber-sustraídos no se recuperan. En el 2020 se contabilizaron, por denuncias, 288.000 ciberdelitos, y eso que no se llegan a denunciar el 20% de todos los que se producen, al ser fruto de negligencias propias. Esto solo hace que demostrar que este tipo de delitos siguen creciendo exponencialmente.

Para un comercio tradicional, es impensable que un ciberdelincuente se fije en él, pero si tenemos en cuenta que los más débiles son los más vulnerables, es fácil entender por qué muchos delincuentes roban joyas a mujeres mayores en lugar de ir a atracar joyerías. Si el delito es fácil y puede ser repetitivo, puede llegar a ser muy rentable. Una joyería tiene medidas de seguridad, es posible que hasta tenga licencia de armas, y cuenta con sistemas de bloqueo, pero una anciana suele ser una presa fácil, y eso es lo que son los comercios tradicionales para la ciberdelincuencia. Penetrar en el sistema de un pequeño comercio y conseguir claves para poder acceder a las cuentas o suplantar los cobros puede llevar 20 minutos, y se hace incluso automáticamente. Solo con dedicarle tres horas al día, los beneficios pueden ser muy elevados: si ponemos una media de 2.000€ por acción, serían 6000€ la hora, es decir, 18.000€ al día (“trabajando” solo tres horas).

Proteger el pequeño comercio

Muchos establecimientos se piensan que con tener un antivirus y la ley de protección de datos ya tienen cubiertos sus riesgos, y nada más lejos de la realidad, el ciberdelito se comete a través de los accesos desde las webs, los correos, las redes, los servidores, el wifi, los proveedores, e incluso los intermediarios (bancos, instituciones…). Todas estas vías de comunicación se convierten en ventanas abiertas de par en par, es como dejar la verja del comercio levantada por la noche, la puerta abierta y la alarma desactivada. No se trata de asustar a nadie, sino de estar informados para evitar sustos, y es que el auténtico riesgo es el desconocimiento. Desde hace varios años estamos trabajando formando especialistas en estas áreas, y os aseguro que el comercio todavía no es consciente de la magnitud de esta problemática para sus comercios.

En contra de lo que pueda parecer leyendo este artículo, la digitalización de los establecimientos es algo necesario, pero hay que tener en cuenta que al digitalizarse se abren ciertas ventanas y puertas en el mundo digital, que es importante mantener protegidas para que no nos puedan desbalijar sin tan siquiera pasar físicamente por el local. Cibersecurizar un comercio es mucho más económico de lo que la gente se pueda pensar, y no requiere costes añadidos, además de ahorrar mucho dinero en software y hardware. Con ello, se compensa con creces la inversión y además permite que el seguro que nos pueda cubrir ese tipo de actos delictivos.

Tener en cuenta que un comercio de puericultura es un establecimiento donde la información que manejamos es muy valiosa y sensible. Una mala reputación de falta de celo digital nos puede hundir frente a nuestros clientes, ya no solo por su difusión y que nos demanden, sino para chantajearnos por no hacerlo. Que nadie se asuste, pero sí, que todo el mundo se ponga manos a la obra. El riesgo es muy elevado y las sanciones si se publican datos sensibles y no hemos asegurado el negocio, ya ni os cuento. Por unos pocos cientos de euros no merece la pena asumir el riesgo, así que poneros manos a la obra, es mucho más rentable que las rejas del propio local o que una caja retardada de apertura.

Víctor Valencia
CEO Entorno y Estrategia
CEO de la UTI (campus de talento)
Especialistas en desarrollo y relanzamiento de comercios detallistas de proximidad

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS