Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Protección Laboral

Cascarrabias como sujeto de estudio

Paula Llull06/10/2014
Existen una cantidad más que sorprendente de esos estudios clasificados como curiosos, a veces incluso por sus mismos investigadores, la mayoría de ellos pertenecientes a departamentos de investigación de universidades estadounidenses.

Todo tema tiene sus anfitriones. Ya dijimos el otro día que los foros de yahoo son monopolio de los suramericanos. Pues los estudios curiosos o lo que es lo mismo, que, a priori aportan más bien poco al avance de la ciencia, suelen llevar firmas de algunas universidades estadounidenses como Michigan, Pennsylvania e incluso Harvard.

Decimos a priori, porque estos estudios, como bien se describen en la anual gala de los premios IG Nobel, son aquellos que primero te provocan una carcajada, pero luego te hacen reflexionar. Estos premios pretenden celebrar lo inusual, honrar lo imaginativo y estimular el interés de todos por la ciencia, la medicina, y la tecnología.

Por ejemplo, científicos de la Universidad de Pittsburgh, Pennsylvania (EEUU) aseguran que las mujeres con caderas anchas son más inteligentes, y a menudo dan a luz a hijos con destacados niveles de inteligencia.

Caderas. Imagen de Eldiario.ec
Caderas. Imagen de Eldiario.ec

Otro estudio, esta vez de la prestigiosa universidad de Harvard mostró que cuando los hombres ven rostros de mujeres atractivas, se detonan los mismos centros de recompensa en el cerebro que cuando se consume cocaína.

Rosie Huntington. Imagen de radiosantafe.com
Rosie Huntington. Imagen de radiosantafe.com

El ámbito laboral no se queda corto en cuanto a curiosidades. En Pennsylvania dicen que, por lo que parece, el típico cascarrabias de la oficina, es también el más productivo.
Para dicha investigación se clasificó a los trabajadores según sus aprecios en la oficina, algo así como una clasificación entre likers y unfriends, a partir del número de cosas que les gustaban o les disgustaban de sus compañeros.

Una vez hecha esta clasificación, se hizo el seguimiento del trabajo realizado durante una semana, y si bien las horas empleadas fueron las mismas, no lo fueron los resultados. Las conclusiones, publicadas en la revista Social Psychology, revelan que aquellos más cascarrabias resultan más productivos.

Cascarrabias. Imagen de vistage.com
Cascarrabias. Imagen de vistage.com

Pero no es una cuestión de amistades, como se podría pensar. Parece que las personas clasificadas como likers tienden a ser más dispersas en su organización, diversifican el tiempo en tareas diferentes y a menudo les cuesta abarcarlas todas, además de perder tiempo en el transcurso de una a otra. Por su parte, los unfriends son más organizados, más cuadriculados y saben ordenar su trabajo para sacar el máximo partido a la jornada.

Así pues, la conclusión sería: pon un cascarrabias en tu vida (y en tu oficina), ya que resultan personas beneficiosas para la organización si prestamos atención solo a los términos productivos.

¿Vosotros también creéis que si las oficinas estuvieran llenas de cascarrabias se dispararía el nivel de productividad? Nosotros creemos que un buen clima laboral y un elevado nivel de compañerismo y colaboración son factores clave para el buen funcionamiento de un negocio.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Laboralia - Feria de Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS