Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Aceite / Almazaras
AEMO actualiza el estudio realizado por primera vez en 2010

Producir un kilo de aceite de oliva en España tiene un coste medio de 2,49 euros

La Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) ha actualizado el estudio 'Aproximación a los Costes del Cultivo del Olivo', realizado por primera vez en 2010 fruto de un trabajo conjunto de expertos del IFAPA, la Universidad de Córdoba y de la propia Asociación. Los precios unitarios de los distintos inputs y algunas mediciones en las tareas de cultivo que han desarrollado progresos en la última década han sido algunas mediciones que se han variado. Considerando la distribución de la superficie del olivar español en cada tipología y haciendo una media ponderada del coste resulta que, de media, producir un kilo de aceite de oliva en España tiene un coste de 2.49 €. Pero este dato es de poca relevancia porque en realidad la variabilidad es muy grande, yendo desde 3,52 € en un olivar de montaña hasta 1,49 € en un olivar en seto de regadío. Recogemos en este artículo algunas de las conclusiones más destacadas del estudio.

Metodología del estudio

Para llevar a cabo la actualización del estudio se consideraron tanto la actualización de precios unitarios (personal, maquinaria y otros inputs), como el progreso de ciertas técnicas de cultivo derivadas de avances tecnológicos que se han dado en los últimos 10 años, especialmente relativos a poda y recolección. Los metodología ha contado con los siguientes puntos:

  • Establecer los distintos sistemas de cultivo de manera que se pudiese clasificar cualquier parcela de las existentes en nuestro país en uno de ellos. Después de una reflexión conjunta de los autores del trabajo se consensuó la siguiente clasificación: Olivar Tradicional No Mecanizable, Olivar Tradicional Mecanizable, Olivar Intensivo y Olivar Superintensivo o en Seto.
  • Establecer las distintas tareas de cultivo en el olivar las cuales han sido objeto de valoración de costes, tareas que finalmente son: (1) Poda y desvareto, (2) Mantenimiento del suelo, (3) Fertilización, (4) Control de plagas y enfermedades, (5) Riego y (6) Recolección.
  • Determinar las mediciones de cada tarea de cultivo en cada uno de los sistemas considerados, para lo cual se ha supuesto un manejo óptimo de la plantación según el criterio de los diferentes expertos.
  • Fijar los precios unitarios de los diferentes recursos (actualizado a diciembre de 2019) que se emplean en las diferentes tareas de cultivo y que, en síntesis, consisten en costes de maquinaria, personal y productos fitosanitarios y abonos.
  • Cruzar las diferentes mediciones con los precios unitarios de forma que resultan los gastos de explotación para cada sistema de cultivo. Estos gastos de explotación van a ser finalmente expuestos por kilogramo de aceite producido. Para ello se va a suponer un rendimiento medio por hectárea en cada uno de los 4 escenarios.
  • Finalmente se ha determinado el umbral de precios para cada sistema de cultivo, es decir, a partir de qué precios del aceite en origen las explotaciones de olivar son rentables, dependiendo del sistema adoptado.

 

foto

Algunas premisas aplicadas en esta metodología:

  • No se han considerado los costes de amortización de las plantaciones por la complejidad y casuística de cada explotación.
  • Los costes indirectos han sido integrados en cada uno de los precios unitarios.
  • No se ha considerado el coste atribuible a la renta de la tierra, o su equivalente el coste de oportunidad.
  • Los precios unitarios empleados, para su cruce con las mediciones en cada tarea de cultivo, se consideran válidos para diciembre de 2019.
  • Las mediciones en cada tarea de cultivo se han realizado según el manejo óptimo de la plantación, no como media de datos empíricos.

Sistemas de cultivo considerados

Aunque el espectro de sistemas de cultivo en el olivar español es muy variado, casi tanto como el número de explotaciones, para el presente trabajo había se definieron los siguientes sistemas de cultivo:

Olivar Tradicional

Definido como olivar de varios pies (2 o 3), aunque ocasionalmente en suelos pobres puede ser de 1 pié; marcos amplios de plantación (9-12 m), asociado a una densidad media de 80 a 120 plantas/ha, normalmente en régimen de secano, aunque los más favorables han introducidoregadío; rendimientos productivos medios o bajos, de 1.750 a 3.500 kg de aceituna por hectárea en secano, o hasta 6.000 kg en regadío; y edad media avanzada, superior a 30 años.

  • Mecanizable (OTM): Pendientes menores del 20%; labores mecanizables con más o menos intensidad (trat. foliares, recolección…); es posible el cambio del sistema de cultivo por la pendiente moderada; es el olivar tradicional de loma.
  • No Mecanizable (OTNM): Pendientes superiores al 20%; labores no mecanizables, especialmente la recolección; no es posible el cambio del sistema de cultivo; y es el olivar de sierra.

Olivar Alta Densidad:

Definido como olivar de un pié o en seto, plantados en orografía suave; alta o muy alta densidad de plantación (de 200 a 2.000plantas/Ha), generalmente dotado de riego (de 1.500 a 2.000 m3/ha); altas producciones unitarias, de 5.000 kg por hectárea en secano a 10.000 kg/ha en regadío; y de recolección integral mecanizada (vibrador de troncos c/s paraguas, cosechadora,etc).

  • Olivar Intensivo (OI): Olivos aislados con la copa en vaso con una densidad entre 200 y 800 árboles/ha; posibilidad de optimizar la cobertura foliar por fases (6x3 => 6x6 p.e.); se dispone de una calle ancha de al menos 6 metros; y con vida útil probada superior a 40 años.
  • Olivar Superintensivo o Seto (OS): Disposición lineal en seto; dosel contínuo; densidad entre 800 y 2.000 árboles/ha; recolección integral mediante cosechadora; no se dispone calle ancha más allá de 5 m; distancia en la calle no superior a 1,5 m; y una vida útil probada hasta 25 años.
foto

Distribución actual del olivar español (2020). Fuente: AEMO.

Precios unitarios

Los costes unitarios se han clasificado, con valores de España en diciembre de 2019, según:

  • Personal
  • Maquinaria
  • Productos fitosanitarios y abonos

En los costes horarios de maquinaria se ha considerado los gastos de amortización, combustible, averías y entretenimiento y personal. Los productos fitosanitarios y abonos tienen unos precios muy variables en función de diversos factores, como el precio del petróleo, demanda, etc.

Costes en los distintos sistemas de cultivo

Los costes totales de cada sistema de cultivo y se presentarán en valores absolutos por hectárea y en costes unitarios por kilogramo de aceite producido:

Costes totales por hectárea

foto
foto

Costes totales por kg de aceite

foto
* Con precios del aceite en origen (almazara) por debajo de estos umbrales, el olivicultor pierde dinero con su actividad.
foto

**Precio obtenido de Poolred junio 2020: 1.87 €/kg. Precio medio ponderado entre las distintas categorías.

Precio umbral del aceite en origen para un beneficio empresarial del 20%

foto
* Este sería el precio necesario en origen (almazara) y a granel para que el agricultor obtuviera un beneficio empresarial del 20% sobre costes, en cada sistema de cultivo.
foto
** Precio Poolred 3 últimas campañas (2017-2020): 2,37 €/kg. Precio medio ponderado entre las distintas categorías.

Desglose del coste total por hectárea según capítulos de gasto

foto
foto

Coste medio de producción de aceite de oliva en España en 2020

foto

Conclusiones

  • Los costes del cultivo del olivo, y de la obtención derivada de un kilogramo de aceite, son en general altos si se comparan con los precios que marca el producto en origen, especialmente en las tres últimas campañas y cuando se trata de los sistemas tradicionales.
  • Existen diferencias significativas en los costes de producción entre los distintos sistemas de cultivo, resultando, como era de esperar, los sistemas intensivo y superintensivo los más ajustados debido a que su mecanización optimiza la producción. En cualquier caso en este trabajo no se han considerado, como ya se ha señalado, los costes de amortización de la plantación que deberán ser retraídos, en cada caso, de los márgenes resultantes.
  • El olivar intensivo y superintensivo o en seto tienen costes de producción parecidos, no habiéndose considerado en este trabajo la vida útil de sendas tipologías de plantación. Los costes de implantación de estos dos sistemas se muestran en el anexo al trabajo.
  • Los olivares tradicionales, tanto mecanizables como no mecanizables, se encuentran en una franja de costes superiores a los precios actuales de mercado. Esta circunstancia es grave si consideramos, como se expone en el presente trabajo, que suponen más del 71% de la superficie de olivar cultivada en España. Ante esta circunstancia sólo caben tres soluciones: el aumento del precio del aceite vía promoción y aumento de la demanda, la reducción de los costes optimizando la mecanización o el cambio del sistema de cultivo mediante una reconversión racional a olivares más intensivos y mecanizables.
foto
  • El caso de los olivares tradicionales que vegetan en alta pendiente (no mecanizables) es el más preocupante puesto que no es viable el cambio de sistema de cultivo, ni aumentar la mecanización para reducir costes. Siendo así, la única salida de éste olivar es aumentar el valor añadido de su aceite, que ciertamente tiene características diferenciales como puede ser la producción ecológica, y habilitar o potenciar ayudas públicas adicionales asociadas al papel medioambiental de éste olivar asociado a comarcas de sierra y alto valor paisajístico.
  • En el reparto de costes de los distintos sistemas de cultivo, la recolección es el más importante, acercándose al 40% en sistemas tradicionales, y su optimización mediante la máxima mecanización resultará clave en la búsqueda de la rentabilidad de la explotación.
  • Los costes de riego, quizás por la rentabilidad derivada de su instalación, son a menudo ignorados y a la vista del presente documento deben ser tenidos en cuenta, considerados y optimizados al suponer hasta un 20% del total de gastos en una explotación de regadío.
  • El coste de mantenimiento del suelo resulta de gran importancia en porcentaje siendo además la tarea de cultivo de más complejidad técnica. Para su optimización y mejor manejo económico y medioambiental se recomienda el asesoramiento profesional.
  • El coste de fertilización, según las recomendaciones ofrecidas por los expertos, suponen únicamente un 10% del total. Esto probablemente no sea así en la realidad del olivar español sino que son sensiblemente superiores. Circunstancia que probablemente se pueda corregir con la aplicación de fertilizantes únicamente cuando esté indicado por los análisis foliares. Se presenta pues aquí una oportunidad de recorte del gasto por parte del olivicultor.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AEMODA - Asociación española de maestros y operarios de almazara

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS