La banca española asegura que conseguirá recapitalizarse sin ayuda del Estado

28/10/2011

28 de octubre de 2011

Los cinco grandes bancos españoles, CaixaBank, el Banco Popular, el Santander, BBVA y BFA-Bankia, han asegurado que no necesitarán al Estado para reforzar su capital de máxima calidad en 26.161 millones de euros antes de julio, tal y como les exige la Autoridad Bancaria Europea (ABE). De esta forma, confirman la afirmación del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien confió en que estas entidades lograrán los nuevos mínimos de capital sin ayudas públicas. Al mismo tiempo, reafirman la idea expresada por el Banco de España de que los nuevos requerimientos de solvencia se podrán “alcanzar razonablemente”.

Por otro lado, han considerado que las exigencias de captación de fondos han sido “arbitrariamente altas y apartadas de las normas establecidas”, ya que tras Grecia, son las más altas de toda la UE. La patronal bancaria española ha criticado también que se genere incertidumbre, al tiempo que se resta credibilidad a los distintos ejercicios de resistencia llevados a cabo. El déficit de capital de las entidades españoles es casi una cuarta parte de los 106.447 millones de euros que requieren los principales bancos del sistema financiero europeo en su conjunto. 

Además, se ve engordado por el deterioro de 6.290 millones que supone para las entidades españolas poner en valor sus préstamos al sector público y la deuda soberana. Una depreciación que la patronal bancaria española lamenta porque pone en duda la calidad de activo libre de riesgo de la deuda de países del euro solventes, con lo que “mina la confianza en los mismos y debilita la estabilidad financiera “tanto en el ámbito nacional como de la zona del euro en su conjunto". Según las estimaciones”preliminares” remitidas por el Banco de España a las entidades, el Banco Santander tiene que reforzar su capital en 14.971 millones de euros; BBVA en 7.087 millones de euros; el Banco Popular en 2.362 millones de euros; BFA-Bankia en 1.140 millones de euros y La Caixa, en 602 millones de euros.