Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La economía aragonesa muestra una ligera mejoría gracias al sector servicios

28/07/2011

28 de julio de 2011

La mejora del sector servicios, donde influye el turismo y su efecto multiplicador sobre la actividad económica, ha generado una ligera mejora del pulso empresarial de Aragón, si bien persisten algunas incógnitas sobre un proceso de recuperación que todavía es lento. Así se desprende del último Indicador de Confianza Empresarial (ICE) que elabora la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, el índice de opinión más completo sobre la evolución económica de Aragón, tanto por la alta participación empresarial en la comunidad autónoma (434 firmas de industria, construcción, comercio y servicios) como por su trayectoria (desde 2005) y su metodología (que permite una comparación homogénea con las tendencias nacionales).
El indicador de confianza recoge las perspectivas (-19,3) de las empresas para el tercer trimestre del ejercicio, así como los resultados del segundo trimestre (-22,4), perspectivas y resultados que sintetiza en un índice. En esta ocasión, el índice arroja -20,8, ligeramente mejor que el -23,0 del trimestre anterior pero aún en terreno negativo. El índice mantiene el saldo negativo, lo que significa que se mantiene el pesimismo sobre la evolución económica, en una línea muy similar a la de los últimos años. Sin embargo, es el mejor dato registrado desde octubre de 2009 y por primera vez desde entonces se suman dos trimestres de mejoría.
El ascenso del indicador se basa a la mejora de la cifra de negocios y de la inversión, aunque las malas perspectivas en la creación de empleo lastran la confianza empresarial en Aragón. Más del 10% de las empresas ya notan un aumento de la cifra de negocio, pero sólo el 5,8% se ha planteado la contratación de personal. Sobresale que, para el trimestre entre julio y septiembre, sólo el 0,6% de las empresas medite la contratación de trabajadores; por, lo menos, la tendencia mayoritaria, en el 83,5% de los casos, apunta a mantener el empleo. En general, el 85% de las empresas aragonesas cree que la debilidad de la demanda es el factor que más limita su actividad.
La lectura de los índices por sectores permite acercarse a las tendencias. El ICE del sector secundario –industria y construcción- sufre una caída de 10 puntos en Aragón (de -13,3 a -23,2), dato que deja entrever algunos aspectos aún preocupantes: sigue el retroceso de la construcción, existen incógnitas sobre la ralentización del sector industrial y pueden aparecer problemas de abastecimiento de materias primas por el incremento de la demanda mundial. La evolución de la industria y de sus exportaciones resultará decisiva en los próximos meses.
Por su parte, la confianza de comercio y servicios, que se encontraba desde hace un año por debajo de la industria, supera al sector secundario (-20,3). El inicio del despegue del turismo se encuentra tras la mejora de las actividades terciarias.