Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

La prima del riesgo

Ibon Linacisoro. Director de Interempresas15/07/2011
foto

15 de julio de 2011

La hija del riesgo es el accidente; la pareja del riesgo, la adrenalina; la prima del riesgo, el miedo. Pero nada de todo ello, sonando todo a lo mismo, tiene que ver con la prima de riesgo. Curiosamente la prima de riesgo ocupa muchas páginas en los periódicos, muchos minutos en la televisión y en la radio y miles de caracteres en Twitter, pero no parece causar verdadero miedo al ciudadano que se haya disparado la prima de riesgo de España. No forma parte de las conversaciones del bar, de la peluquería, del metro o del bus. El riesgo de un huracán, de un terremoto, de la bacteria E. Coli, de un atentado terrorista o incluso de un corralito que nos deje sin ahorros… todos esos riesgos nos dan miedo. Pero la prima de riesgo la vemos lejana, como una prima segunda de ésas cuyo parentesco con nosotros nunca llegamos a tener claro. La prima de riesgo implica un riesgo que no nos da miedo. En el fondo de esta tranquilidad está la dificultad para comprender todo este mundo nuevo de las finanzas y las consecuencias para un Estado de que suba la prima. Pero lo comprendamos o no, lo cierto es que existe un riesgo que nos puede dañar como ciudadanos, porque si la cosa de la prima de riesgo sigue creciendo e incluso se desorbita, nos pasaría lo que a Irlanda, Grecia o Portugal, a saber, que no ganaríamos nunca más un mundial. Según se dice, si un país tiene una prima de 400 puntos básicos y no toma medidas, el elevado coste de su financiación puede provocar daños en su economía, con un impacto negativo en el Producto Interior Bruto de un 0,8% anual. Lo que nos faltaba.

Aquí la solución más inmediata es darles una alegría a los de Standard & Poor's, Fitch y Moody's, porque son los que ponen las notas, los que adjudican una calificación que a los inversores les indica si la inversión es fiable o no, lo cual acaba influyendo en la prima famosa. Y estos señores, que probablemente compraron un piso en un paraíso español con promesas nunca cumplidas de campos de golf, están dolidos con España y no acaban de darnos una alegría. Es como cuando el profesor nos tenía manía en el colegio. A estos señores, que no dejan de ser humanos, y que por cierto ya tenemos el prejuicio de que son señores, habría que acercarles a lo nuestro. Que si un jamón, que si una caja de vino, una invitación a un tablao de los auténticos… o incluso deberíamos ir por la vía emocional, con unas postales tipo “Yo *corazón* Fitch”. En un momento dado, si hay que hacerles el campo de golf, se les hace. Pero hay que ir a por la triple A, a por el sobresaliente, como sea. Detrás de los mercados, de las agencias de rating, hay humanos, hay primos, hay primas también. Y no hay prima que se resista a un buen jamón y un buen vino. Está, eso sí, el riesgo de que se ponga digna y rechace el jamón. Ésta debe de ser la famosa prima del riesgo.

Comentarios al artículo/noticia

#5 - autónomo indignado
23/09/2011 19:26:48
Las agencias de ratting venden humo y los estados lo tienen que comprar con el dinero de todos. Después buena parte de ese dinero que ganan fácilmente estos sinvergüenzas y sus allegados, sinvergüenzas también, lo desvían a un paraíso y a vivir. Que el mundo se hunde, les da igual. Ellos tiran y nosotros aflojamos, la pasta claro. Los gobiernos necesitan unirse para enfrentarse al verdadero problema. Pero claaaaaro, se me olvidaba, los gobiernos están repletos de gente con intereses económicos personales directamente relacionados con los causantes de esta maldita situación.
#4 - Aringrhung
04/08/2011 23:31:59
No creo que en este articulo se este defendiendo a las agencias de calificación. Totalmente de acuerdo con que es una vergüenza que entidades privadas con fines privados manejen todo el cotarro. No entiendo como se hace caso a estas agencias. Pero el caso es que hoy por hoy mandan mas que nadie. Así que si conseguimos que digan que la marca España es le repera (la reh.) y ello implica que empecemos a salir del hoyo pues que mejor que mejor. De acuerdo con Emilio en sus apreciaciones sobre la agencias. En desacuerdo con la interpretación que hace del árticulo. Perdón por las tildes pero no se ponerlas con el tablet que estoy usando.
#3 - Emilio Sainz
26/07/2011 14:11:04
No podría estar mas en desacuerdo contigo Ibor, las agencias de rating son precisamente las que nos están metiendo en la mierda, lo último que haría es tratarlas bien, yo las juzgaría por lo penal por calificar con AAA a Leman Brothers, ¿es que acaso tenía Leman mas avales que España? Su opinión para mi y para los que perdieron todos sus ahorros por su culpa no vale nada, sus palabras e informes no son mas que papel mojado. Te explico estas empresas de calificación a su vez tienen fondos de inversión multibillonarios, sisi billonarios, con sus calificaciones lo que consiguen no es mas que ganar mas dinero, bajan la calificación de cualquier empresa o incluso Estado con una ligereza alarmante cuanto menos, con el único fin de que paguen la financiación mas cara, en vez de a un 2, 3 o 4 bajan la calificación y esos Estados pagan un 7 u 8%, ahora la pregunta es ¿A quien? Pagamos esos intereses a ellos mismos, a sus fondos de inversión que son con los que compran la deuda, eso si en vez de a un 4 a un 8%. En serio, para cuando una agencia de calificación de Agencias de calificación. Basta ya de impunidad, cuando se les va a meter mano por sus errores o que tienen que hacer para perder su credibilidad que no hayan hecho ya, basta de alabanzas a esta banda que no hace mas que saquearnos con sus experimentos financieros. Por último destacar que la famosa prima no es mas que un dato referenciado, sin demasiada relevancia, pues lo que nos interesa de verdad no es cuanto interés pagamos mas que Alemania sino cuanto interes pagamos, lo que Alemania haga es menos relevante, por no decir que nuestro sistema financiero lleva puliendose 1 siglo y el alemán por lo menos 5, o ya nadie recuerda las quiebras del Estado español con Felipe 2º, 3º y 4º. En aquella época los que no cobraron por la quiebra fueron banqueros alemanes, los Goldsmith entre otros, mas o menos los mismos que dejarían de cobrar si Grecia o Portugal cayeran en quiebra y se negaran a devolver la deuda. Lo siento Ibon pero tu artículo es de lo mas desafortunado que he leido a través de Interempresas
#2 - Sr. Fco Samuel Suero Villegas
25/07/2011 12:55:34
cuantas medidas y todas ellas en saco roto. ¿quien sera quien recoja todas ellas validas y las expondra encima de la mesa? pero y lo mas importante ¿a quien le interesa que todas estas ideas, reformas, controles prosperen cuando tenemos un mundo político tan corrupto? Si el indice de inteligencia del populacho español se midiera por la programación de telecinco ¿que puñetas podemos esperar?. Si de la gente que he tenido en practicas no tienen formación, pocos educación, y ninguno habla ingles incluidos nuestros presidentes del gobierno. Pero si es que tenemos iamgen de lo que somos. Analfaburros en europa. En que contexto con todo lo expuesto podeis llegar a creer que los españoles van a entender lo que es la prima de riesgo y como afecta a sus vidas. Si solo piensan y comentan lo de la tv, lo de los deportes y la ultima juerga que se corrienron en san fermin. España = Desmadre si? ahora pensad en europa del norte y salvo las suecas pensareis en trabajo, rectitud, cuadriculados, prosperidad, angela merkel, potencia. en fin
#1 - carlos barro
23/07/2011 0:06:50
Cualquier cosa que justifique el enriquecimiento de las entidades financieras vale. Que nos bombardeen con que si el IBEX sube o baja, y a mi que? Lo que realmente importa es que nadie tiene el valor de afrontar el toro financiero, ponerle otro toro enfrente y decirle que si quiere seguir ganando dienro a espuertas tendrá que cornear. Banco público con un gestor (NO UN POLITICO), fiscalidad PARA EL ENRIQUECIMIENTO INDEBIDO. Primar la productividad (relación esfuerzo-resultado), mantener a raya la inflación, con intervención si es necesaria, penalizar al funcionario por la generación de improductividad. Hay soluciones. NECESITAMOS UN "BOLUDO" PARA LLEVARLAS A CABO. los Muddys, Fitch, etc. que sigan haciendo sus potingues, pero sin nosotros.

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.