Email marketing en Interempresas

El mercado de turismos continúa a la baja y cae un 26,3% en el primer cuatrimestre

10/05/2011

10 de mayo de 2011

Las matriculaciones de turismos registraron, durante el pasado mes de abril, una caída del 23,3%, con un total de 71.808 unidades. El período acumulado muestra un descenso del 26,3%, con un volumen total en el primer cuatrimestre del año de 279.960 unidades. A efectos de eliminar el efecto estacional de la Semana Santa, es necesario resaltar que durante los meses de marzo y abril se ha registrado un descenso del 26,6%, prácticamente igual que la tendencia de los dos primeros meses del año, cuando el mercado caía un 26%.

Por canales, hay que destacar el buen comportamiento que presentan las ventas a empresas con un crecimiento del 8,6% hasta la fecha, y un total de 88.230 unidades. La demanda de empresas de alquiler ha registrado un incremento del 13%, con un total de 68.632 matriculaciones realizadas en el período enero‐abril. Por último, las ventas a particulares descienden un 53,4% en el mes y un 48,2% en el período acumulado, con un total de 123.098 unidades. Actualmente, las ventas a empresas de alquiler y no alquiler  representan ya un 56% del mercado. Al respecto, Luis Valero, director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) afirmó: “Hay que ser realistas en el análisis y el mercado continúa con su tendencia negativa, a pesar de los importantes esfuerzos que realizan las marcas, como por ejemplo, el apoyo al Salón de Barcelona que se celebra este mes de mayo y que esperamos ayude a animar el mercado”. Por su parte, Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam, que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas, declaró: “Si las matriculaciones de empresas y compañías de alquiler mantienen el tono positivo en los próximos meses y demuestran que el impulso del turismo no es meramente estacional, se podría amortiguar la caída de ventas prevista para este año hasta niveles de en torno al 10%. Esto contribuiría a que el ejercicio fuera menos malo, a la espera de que se produzca una mejora real de las variables macroeconómicas que se acabe trasladando a la microeconomía y, por tanto, a la demanda automovilística”.