Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Repsol cesa su actividad en Libia, lo que afecta al 3,8% de su producción

23/02/2011

24 de febrero de 2011

Repsol y Sacyr, las principales compañías españolas que operan en Libia, han cesado su actividad en el país y han iniciado el proceso de evacuación de sus empleados y familiares de estos últimos. Para la petrolera, ello supone dejar de extraer los 34.777 barriles diarios de crudo que produce en suelo libio, es decir, el 3,8% de su producción total. Para la constructora, el paro de las obras de urbanización en El Beida y Bengasi, adjudicadas en el año 2008 y presupuestadas en 600 millones de euros. Ayer por la tarde, llegó a Tripoli un avión en el que se repatriaron unos 40 españoles, la mayoría empleados de Repsol. Aun así, todavía permanecen en el país norteafricano unos 50 más, que pertenecerían a la plantilla de la multinacional petrolera. La incertidumbre ha calado hondo entre otras petroleras además de Repsol. Firmas como Total, Eni, BP o Statoil también han empezado a repatriar a sus trabajadores extranjeros en el país libio. Por su parte, Sacyr también evacuó a los dos últimos de sus 40 trabajadores, que regresarían, por la noche, a suelo español. Al propósito de ambas compañías de garantizar la seguridad, se suman también las constructoras Bruesa y Pycsa, ante el recrudecimiento de la represión encabezada por el líder líbio Muamar El Gadafi y sus partidarios contra los civiles.

Una vez el conflicto toque a su fin y se estabilice la situación política del país, estas compañías españolas se verán en la obligación de exigir responsabilidades al gobierno libio. El acuerdo oficial para la promoción y protección recíproca de inversiones, que entró en vigor el 1 de octubre de 2009, entre ambos países ampara los intereses e inversiones de estas sociedades. Según el convenio suscrito, el gobierno libio deberá indemnizar a dichos inversores en situaciones de emergencia como la actual.