Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

Cautela en Repsol ante la evolución del conflicto en Libia

21/02/2011
El conflicto en Libia, que amenaza al régimen dictatorial de Gadafi, podría arrastar, con su caída, los intereses petrolíferos de muchas companías en el país norteafricano. El desplome afectaría a empresas como la española Repsol, cuya producción en el octavo estado petrolífero del mundo se elevaría hasta el 10%. En estos momentos, Libia bombea hasta 1,6 millones de barriles diarios. Este ritmo productivo se podría quedar en 'stand-by', e incluso ir a la baja, ante la represión, cada vez más dura, del proceso revolucionario por parte de los partidarios del dictador. Así pues, los mercados han reaccionado con un alza en la cotización del barril de Brent tras las declaraciones televisivas del pasado domingo del hijo del presidente libio, quien advirtió del riesgo de una posible guerra civil. Las consecuencias en España atañen, directamente, a compañías de hidrocarburos como Repsol. En el caso de esta última, algunos analistas valoran en un 9 el porcentaje de su producción en peligro, si se llegara a sumar la extracción en Libia junto a la que se efectúa en Argelia. La pérdida de valor de las materias primas, junto al de las divisas y los tipos de interés, son tres de los principales factores que perjudicarían a Repsol por la propia idiosincrasia del mercado en el que opera. El comportamiento de los valores de la compañía en bolsa registró un -2% durante la media sesión de ayer, aunque esta caída no se achacó a los movimientos en el país libio.

Desde que se iniciaron las tensiones en Oriente Medio, y que ya han afectado a varios regímenes dictatoriales, el precio del barril de petróleo Brent ha iniciado un proceso de escalada de precios, hasta los 104,46 dólares. Si en un principio fue Túnez y después Egipto, ahora le llega el turno a Libia, cuyo bombeo de petróleo diario cubriría el 8% del consumo de Estados Unidos. Ahora, los 104,46 dólares a los que se cotiza el barril de Brent lo colocan en el nivel más alto desde finales de septiembre del año 2008, cuando llegó a los 104,60. Tras la aparición televisiva del hijo de Gadafi, el precio del crudo ha subido un 3%, lo que supone un total de cinco jornadas consecutivas de alza en los precios. Las primeras reacciones ya se han hecho notar. Multinacionales como British Petroleum (BP) han anunciado el cese de sus actividades previas a la extracción de gas y pretóleo, mientras que la austriaca OMV se plantea iniciar la repatriación de sus empleados en Libia.