Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

España es el líder de la UE en número de casos de ayudas públicas ilegales por resolver

21/02/2011

21 de febrero de 2011

El ejecutivo comunitario presentó el pasado viernes un informe donde aseguraba que España era el país de la Unión Europea con más casos de ayudas públicas ilegales a empresas pendientes de recuperar. Esto viene dado por la no ejecución de 15 decisiones de la Comisión le obligaban a recobrar subvenciones estatales que distorsionaban la competencia, es decir el 28% del total de toda la UE. De estos 15, nueve asuntos pendientes se refieren únicamente a las vacaciones fiscales vascas, por lo que la Comisión ya pidió al Tribunal de Justicia de Luxemburgo que multe a España por el retraso en reembolsar las ayudas.

Los otros seis casos corresponden a las ayudas fiscales a empresas que adquieren compañías extranjeras, cuyo importe no se pactó con Bruselas, ni las subvenciones concedidas a ‘Sniace’, ‘Siderúrgica Anon’, ‘Minas Río Tinto’, ‘Hilados y Tejidos Puigneró’ y ‘Magefesa’.

Europa dicta que cualquier empresa que se haya beneficiado de una ayuda pública ilegal está obligada a reembolsarla. Después de España, los países con más casos abiertos de este tipo son Italia, Alemania y Francia. En 2010, los estados recuperaron cerca de 530 millones de euros en ayudas ilegales, lo que sitúa la cantidad total de subvenciones reembolsadas en los últimos años en 11 mil millones de euros.

En total, el año pasado se pudieron cerrar con éxito 10 casos en cinco países, mientras que aún quedan por resolver unos 54 casos. “Los estados miembros cuentan con un amplio abanico de posibilidades para apoyar a las empresas sin crear distorsiones de competencia”, destacó Joaquín Almunia, vicepresidente de esta Comisión.

“En los casos en los que las subvenciones son declaradas ilegales, los fondos deben de recuperarse con rapidez para restaurar la igualdad de condiciones entre las compañías, proteger los intereses de los contribuyentes y preservar la credibilidad de las reglas”, prosiguió Almunia. El ejecutivo comunitario anunció de la misma manera, que en el futuro la devolución de las ayudas se controlará más estrictamente y los expedientes contra los gobiernos incumplidores se lanzarán en una fase más temprana.