Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

España es el país 42 más competitivo del mundo, cayendo nueve puestos en un año

15/02/2011

15 de febrero de 2011

El “Informe Global de Competitividad 2010-11” publicado recientemente por el Foro Económico Mundial de Davos no hace sino afirmar la problemática financiera que atraviesa España desde hace aproximadamente tres años. Para esta medición, la nación ibérica ha descendido nueve puestos con respecto al año pasado, situándose en el escalafón 42 en términos de Competitividad, por detrás de países de la UE que han remontado notablemente como Polonia (39) o Chipre (42).

Este estudio analiza doce variables que ayudan a determinar la competitividad de una economía, tales como el entorno institucional y macroeconómico, las infraestructuras, la educación, la eficiencia de los mercados y la innovación. En las últimas tres mediciones, nuestro país ha descendido trece escalones en el ranking mundial desde el meritorio puesto 29 que ocupaba en el 2008-2009.

Específicamente, en el caso español, el informe le atribuye el descenso en la competitividad a la “valoración negativa de la situación en los mercados financieros”, pero sobre todo en el laboral, donde la falta de eficiencia y problemas con la dualidad puestos fijos/temporales, relega a nuestra economía al puesto 115 de un total de 139 estudiadas. Por el otro lado de la tabla, Suiza vuelve a ocupar el primer lugar, mientras que Suecia desplaza a Singapur (3), para quedarse con el segundo puesto y los Estados Unidos con el cuarto. Alemania avanza y es quinto, seguido de Japón, Finlandia, Holanda, Dinamarca y Canadá. Entre los demás europeos, Reino Unido, Francia, Austria, Bélgica y Luxemburgo están entre los primeros veinte del mundo, mientras que Irlanda ha descendido al 29 y Estonia progresa hasta el 33.

Justo después, del grupo de países más recientes anexionados a la UE está la República Checa en el 36, Polonia en el 39 y Chipre en el 40, valorando el enorme esfuerzo de estas dos últimas naciones. Por detrás de España, se sitúan Eslovenia (45), Portugal (46), Lituania (47), Italia (48) y Malta (50). Al final de la cola entre los miembros de la UE-27 están los helénicos, que ocupan a duras penas el 83.