Posicionamos su web SEO / SEM

La Unión Europea y los Estados Unidos reforzarán su colaboración en investigación biotecnológica

15/06/2010

15 de junio de 2010

A principios de junio, el Parc de Recerca Biomèdica de Barcelona fue el escenario de la conferencia 'Biotechnology Research for a Complex World' en la que participaron investigadores, gestores científicos y responsables políticos. Coincidiendo con la presidencia española en la Unión Europea, el evento se propuso reforzar, aún más, la colaboración en investigación biotecnológica entre los Estados Unidos y la Unión Europea, cuando se cumplen 20 años de la creación del grupo de trabajo conjunto de la Unión Europea y los Estados Unidos sobre investigación en biotecnología (EC-US Task Force on Biotechnology Research).

Básicamente, la conferencia se centró en el futuro de la investigación biotecnológica y sus aplicaciones en beneficio de la sociedad, en ámbitos como las enfermedades infecciosas emergentes, las alternativas a los combustibles fósiles y la seguridad alimentaria. En la sesión, intervinieron entre otros, la directora de Cooperación Internacional y Relaciones Institucionales del ministerio de Ciencia e Innovación, Montserrat Torné; el director general adjunto de Investigación de la Comisión Europea, Rudolf W. Strohmeir y el cónsul general de los Estados Unidos en Barcelona, Greggory D. Crouch. Por su parte, la comisaria europea de Investigación e Innovación, Máire Geoghgean-Quinn, participó, a través de un mensaje de vídeo, en la inauguración de la conferencia. En concreto, Geoghgean-Quinn destacó que la política de innovación e investigación de la UE se centrará en los grandes retos globales a los que hace frente la sociedad, especialmente el cambio climático, la energía y la eficiencia de los recursos, así como la salud y el envejecimiento de la población. En este sentido, la comisaria apostó por la investigación en biotecnología para así contribuir, de forma significativa, a todos estos ámbitos. Asimismo, insistió en que la UE coloaborará, de forma más estrecha con los Estados Unidos, considerado el interlocutor científico y tecnológico más importante para Europa, sobre estas cuestiones.